2 de junio de 2020, 7:33:02
Distritos


Las farmacias, en el punto de mira de la delincuencia en el estado de alarma

Por MDO/E.P.


Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid a dos hombres cuando estaban atracando una farmacia en el madrileño barrio de Carabanchel, que además son los responsables de otros ocho asaltos similares cometidos en la capital, ha informado este lunes la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

Los detenidos son españoles: uno de 53 años con 36 detenciones y otro de 49 años con 78 antecedentes. Ambos han sido enviados a prisión.

Todo comenzó cuando un policía que se encontraba de paisano observó a dos varones que presentaban una actitud sospechosa en la puerta de acceso a una farmacia. Cuando accedieron al interior del establecimiento uno de ellos solicitó un medicamento a una de las empleadas para no levantar sospechas. Después, de manera sorpresiva la inmovilizó al tiempo que su compinche solicitaba el dinero de la recaudación a la otra trabajadora.

Ambos huyeron a la carrera y el policía, al tiempo que solicitaba el apoyo de otros agentes, comenzó a seguirles dándoles la voz de alto. Lejos de obedecer a las indicaciones llegaron incluso a amenazarle con un cuchillo que uno de ellos portaba en su mano, tomando cada uno diferentes direcciones de huida. Tras sumarse a la persecución otros indicativos policiales que se encontraban en la zona fueron finalmente arrestados.

Se les localizó entre sus pertenencias la cantidad de dinero que habían sustraído de la farmacia. Las investigaciones posteriores han permitido a la Policía esclarecer otros ocho atracos similares cometidos en establecimientos de farmacia de la capital. Las Fuerzas de Seguridad han reforzado la vigilancia en farmacias, especialmente aquellas que abren 24 horas.

Atraco a punta de pistola

El pasado miércoles una farmacia del barrio de Sanchinarro fue atracada por dos hombres que aprovecharos los apluasos solidarios de las ocho de la tarde. según cuenta Maite, la dueña del establecimiento, en ese momento se encontraba atendiendo en la farmacia uno de sus trabajadores preparándose para cerrar. Entonces, dos hombres, ataviados con gorros y pasamontañas, entraron y le intimidaron con una pistola, aprovechando el bullicio que se genera durante los aplausos ciudadanos de esa hora.

Los dos individuos pidieron a gritos el dinero, se colaron en la mostrador, abrieron las dos cajas registradoras y sustrajeron la recaudación. Además, accedieron a la rebotica y cogieron un sobre con algo de dinero.

Los atracadores le pidieron insistentemente al empleado que les diera la caja fuerte pero como no tienen, les entregó un pequeño depósito metálico cerrado con fármacos en su interior. Los ladrones intentaron abrirlo sin éxito y se fueron, no sin antes encerrar en el baño al trabajador y pedirle que saliera solo después de contar hasta 30.

Los ladrones huyeron precipitadamente del lugar con unos 600 euros, una cantidad no muy alta, ya que la mayoría de las personas están pagando con tarjeta desde el inicio de la crisis del coronavirus.

La dueña de la tienda, situada en la calle Oña, tiene constancia de que dos días después fue asaltada otra farmacia en la calle Ramonet, en el barrio de Pinar del Rey, y de que hay "bandas especializadas" en robar en farmacias, ya que son de los pocos establecimientos abiertos durante el estado de alarma. Los 'cacos' aprovechan los aplausos solidarios o la hora de cierre para ello.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es