1 de diciembre de 2020, 1:51:19
Salud


Denegado el permiso para desplegar menús para alumnos a través de Telepizza y Rodilla

Por MDO


El Ministerio de Sanidad ha denegado a la Comunidad de Madrid la autorización para desplegar menús mediante las empresas de restauración Telepizza y Rodilla a 11.5000 alumnos con beca de comedor por ser sus padres perceptores de la Renta Mínima de Inserción (RMI), según ha adelantado 'eldiario.es' y han confirmado a Europa Press fuentes conocedoras de la decisión.

El consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, recalcó que esta iniciativa, que requería el visto bueno del Gobierno central, estaba lista para que a partir de este martes para este "los 11.500 alumnos que tenían precio reducido de comedor por percibir la RMI, puedan recoger su comida también en sus locales".

La presidenta del Ejecutivo autonómico, Isabel Díaz Ayuso, anunciaba en su cuenta de Twitter que "la Consejería de Educación ha organizado un dispositivo para que, a partir del martes, los alumnos que tenían precio reducido de comedor por percibir la RMI, puedan recoger su comida en los locales de Telepizza", y ha apuntado que estaban a la espera de que el Ministerio de Sanidad lo autorizara.

Al conocer su denegación, Ayuso se ha defendido de los que han criticado la iniciativa y ha señalado que se debería de agradecer su ayuda.

A través de un hilo en su cuenta de Twitter, la dirigente madrileña ha asegurado que estos dos establecimientos tienen tiendas en toda la Comunidad y unifican sus informáticas para que no haya duplicidades. Además, ha hecho hincapié en que ni los ayuntamientos, ni la hostelería, ni las empresas de distribución pueden llegar a 11.500 comidas, menús variados, cada día a los escolares.

El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Alfonso Serrano, por su lado, ha espetado que le "hierve la sangre" esa negativa. "Estamos en una guerra contra un virus. No puedo entender que mientras el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso se dedica a intentar salvar vidas haya quien esté preocupado porque algunos niños coman pizza una vez a la semana mientras dure", ha trasladado en Twitter.

Por su parte, desde el PSOE-M han señalado que la negativa del Ministerio de Sanidad es una decisión "coherente" porque pizza y sándwiches no son un menú "saludable" para los niños "más vulnerables". "Solidaridad y no dejar a nadie atrás sí, pero con sentido común", han desgranado.

Telepizza confirmaron a Europa Press que la Consejería de Educación les planteó ayudar a que estas familias siguieran haciendo uso de la beca de comedor pese al cierre de los centros escolares, por lo que pusieron a disposición sus 97 tiendas en la Comunidad de Madrid para que los escolares pudieran acudir a recoger su menú diario.

No obstante, como con el estado de alarma decretado por el Gobierno de la Nación se permite el servicio a domicilio de los restaurante, pero estos deben permanecer cerrados al público, la Comunidad solicitó al Ministerio que autorice esta "excepción por un tema social".

Así, los escolares podrían acudir a cualquiera de las tiendas de la cadena a elegir su menú, "que no va a ser pizza todos los días", porque "hay también pasta, enrollados, ensaladas, hamburguesas y, por supuesto, pizza". "Nosotros estamos listos para empezar mañana", aseguraron.

Por su parte, la secretaria de la Federación de Enseñanza de CC.OO. de Madrid, Isabel Galvín, exigió a la Comunidad de Madrid la retirada "inmediata" de ese acuerdo.

Según explicó el sindicato en un comunicado, considera "intolerable" la medida y ha instado al Ejecutivo regional a que se articulen "urgentemente" medidas para que estas familias tengan una dieta equilibrada. "Por otra parte, considera muy grave que la cobertura de esta necesidad principal se realice con empresas de ese tipo dedicadas a la comida rápida, alimentos totalmente desaconsejables en edades tempranas", censuró.

Así, entiende que se debería articular un protocolo urgente entre las consejerías de Educación y la de Política Social para que las familias con menores en situación de dificultad o exclusión social tengan garantizada "al menos una comida diaria, sana y equilibrada".

Además, solicitó que si el estado de alarma se prolonga, como medida de apoyo, se dé catering a las familias que lo necesiten en función de su situación laboral. "Los comedores escolares no son un servicio aislado, y que juegan un papel fundamental en la vida de los centros escolares y también son parte de la formación integral del alumnado", han zanjado.

Por su parte, Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, ha manifestado que ambas cadenas de alimentación "superan todos los estándares, porque si no, no estarían abiertas", si bien ha reconocido que "los niños exigen un menú más variado, porque tiene que ser equilibrado, y para quienes son de población vulnerable es importante el catering". La vicealcaldesa ha señalado que está "convencida" de que el Gobierno regional "busca ampliarlo", y ha recordado que las crisis "vienen sin manual de instrucciones".

Ha agradecido a los madrileños cumplir con su "obligación", que es quedarse en casa. "Lo hacéis fenomenal", ha lanzado, para aplaudir asimismo la "avalancha" de solidaridad que se vive en el país ante la pandemia.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es