20 de febrero de 2020, 10:00:58
Salud


Los MIR extracomunitarios podrán ejercer como médicos especialistas en España: “Es algo justo”

Por Teresa Aísa Gasca


Este martes el portavoz del grupo parlamentario Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, anunciaba en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces de la Asamblea de Madrid la próxima presentación de una Ley que permita a los médicos residentes extracomunitarios ejercer como especialistas sanitarios dentro de la Sanidad Pública madrileña.

Se trata de una medida que recupera la propuesta presentada la pasada Legislatura, concretamente en el mes de diciembre de 2018, por la diputada Mónica García, entonces miembro del Grupo Parlamentario Unidas Podemos y en la actualidad componente de la bancada de Más Madrid en el Parlamento vallecano.

Siguiendo el mismo argumento que entonces, a día de hoy García señala a Madridiario que lo que se pretende con esta Ley es “que no se pierda la inversión que se ha hecho para formar a los profesionales en nuestros centros” al mismo tiempo que permita paliar el déficit de especialistas en diversas áreas del Servicio Madrileño de Salud (SMS).

De la misma manera, la exención del requisito de la nacionalidad española para el ejercicio de especialidades fue anunciada por la consejería de Sanidad el pasado mes de enero. Entonces, el Ejecutivo madrileño expresó su intención de “optimizar” la inversión realizada en la formación de un Médico Interno Residente (MIR) y de mitigar los problemas de falta de efectivos en especialidades deficitarias y cubrir plazas de “difícil cobertura”.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruíz-Escudero, explicaba a este diario hace escasos días que esta modificación legislativa está motivada precisamente por eso, por un lado por un tema de “justicia” -ya que según explica el popular estos especialistas formados en España “tienen todo el derecho del mundo a ejercer”-, pero en especial por una cuestión de “necesidad”.

“La escasez de profesionales médicos dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS) es una realidad creciente” que en la región madrileña hará que “de que de aquí a diez años el 30 por ciento de los profesionales médicos se jubilen”, explica Ruiz-Escudero. A ello, indica, se suma la problemática de las “plazas de difícil cobertura”, como por ejemplo algunas del área de Pediatría, Medicina de Familia o determinados puestos del SUMMA.

“Cualquier medida que vaya a permitir que tengamos mayores médicos especialistas con una formación aceptada por todos e incluida dentro del Servicio Madrileño de Salud, es un paso que hay que dar”, dice a Madridiario el consejero. El popular –al igual que Más Madrid- señala que se trata de una Ley que ya existe en otras comunidades autónomas, como Castilla y León, La Rioja, País Vasco, Cataluña o Cantabria, y que “debería extenderse a toda España”.

Mayoría a favor

La medida cuenta, casi por una vez, con la opinión favorable de la mayor parte de los grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid. Al respaldo inicial de Unidas Podemos, se suma ahora el de Más Madrid y el de las dos formaciones de Gobierno, Partido Popular y Ciudadanos. Sin embargo, el portavoz de Sanidad del Partido Socialista madrileño, José Manuel Freire, ha explicado a Redacción Médica que “no es una buena solución” de cara a la situación de los actuales estatutarios de Madrid, ya que según ha explicado “los médicos extracomunitarios no solucionan un problema que nosotros mismos hemos generado”, achacando la salida de los sanitarios al mal trato que reciben desde el propio sistema.

Hacia el mismo sitio señalan desde la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts). El secretario general de la entidad, Julián Ezquerra, señalaba al diario Redacción Médica que España es un país solidario que permite “que vengan a formarse muchos médicos de fuera, pero esa solidaridad es para que puedan volver a sus países y desarrollar ese sistema sanitario, no para que se queden sistemáticamente aquí”.

De la misma manera, Ezquerra señala que esta medida “es poner un parche para intentar una situación grave”, la de que los recién titulados especialistas salen del Sistema Sanitario Madrileño porque en el extranjero o en otras comunidades autónomas se les trata mejor. Por ello, el secretario general señala al citado medio que no exigir el requisito de nacionalidad a los extracomunitarios no va solucionar la carencia de médicos, sino que “lo que va a conseguir es que la sanidad madrileña sea una sanidad low cost”.

“Es una medida justa”

Varios estudiantes españoles de MIR del Sistema Sanitario Madrileño –quienes han preferido permanecer en el anonimato por cuestiones personales- han mostrado su conformidad al respecto de la medida. “A priori, no sé a quién podría parecerle mal esta medida”, indica un residente de Neurología de un complejo hospitalario de las afueras de la capital.

“Es algo justo”, sentencia otro especialista MIR del servicio de Reumatología de un hospital del norte de Madrid, quien explica que “si hay alguien que es mejor que tú ejerciendo una especialidad tiene que tener derecho a tener una plaza con independencia de dónde haya nacido”, indica.

A su visión se suma la de una residente “al final los extracomunitarios se forman igual que nosotros en el sistema MIR, por lo tanto es absurdo que luego se les exija nada más. Es contraproducente de hecho que se invierta en su formación para que después nadie pueda beneficiarse de ella”, indica.

Todos ellos conocen a compañeros que han tenido que salirse del sistema sanitario público de Madrid a causa del requisito de la nacionalidad, la cual les ha empujado a trabajar en la sanidad privada o, en otros casos, a trasladarse a otras comunidades autónomas. Ambas opciones fueron las tomadas por un joven médico de origen peruano quien ha solicitado que su nombre no se facilite y que en la actualidad se encuentra ejerciendo en el ámbito privado en la comunidad Balear.

Después de obtener los resultados requeridos para formarse en Reumatología en España, viajó hasta Madrid para estudiar dicha especialidad en el Hospital Ramón y Cajal. Tras cuatro años de formación, el joven trató de permanecer en la capital a través de una beca de investigación –una medida a la que recurren mucho extracomunitarios en dicha situación-, pero esta le resultó poco atractiva ya que “no era asistencial y no respondía a todo lo que yo había hecho los últimos cuatro años”, indica.

Así, a través del contacto de una compañera le surgió la posibilidad de ejercer como especialista fuera de Madrid y en la Sanidad Privada. Ahora, tras unos meses en este puesto, está “adaptándose” a todo lo nuevo y por eso prefiere “no precipitarse a la hora de pensar en volver a Madrid”, indica. Ante la medida anunciada por la consejería de Sanidad, el joven comenta que “Sí me podría plantear volver a Madrid, tengo muchos amigos ahí y he gustaría trabajar ahí, pero prefiero esperar a ver cómo me van las cosas por aquí”, mantiene.

Y es que, según el consejero de Sanidad, de esta medida se beneficiarían no solo los actuales residentes extracomunitarios, también aquellos que ya han finalizado el MIR y lo han hecho en Madrid. “En principio todos estamos recibiendo la misma formación en las diferentes especialidades y creo que el concurso se tiene que guiar por la preparación que tiene cada uno y no por su nacionalidad”, reitera una residente de origen venezolano a Madridiario. Si todo sale como está previsto, ella ya podrá ejercer como médico especialista en la Sanidad Pública Madrileña una vez que termine su MIR.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es