12 de julio de 2020, 18:35:04
Cultura y ocio

SUSTAINABLE FASHION WEEK


La reinvención sostenible de la moda llega a Madrid

Por Isabel G.Clavero


Muchas personas tildan de alarmistas y exagerados a aquellos que critican el modo de consumo y producción de ropa que rige en la actualidad, el denominado fast fashion, del que declaran que estamos consumiendo por encima de nuestras posibilidades y de forma muy poco coherente.

Puede haber muchas opiniones al respecto, pero si hay algo que no se puede maquillar son los datos: en la Comunidad de Madrid se generan cada día más de 9.000 kg de residuo textil. Esta cifra podría pasar desapercibida pero, si tenemos en cuenta que para producir un pantalón vaquero se necesitan entre 10.000 y 20.000 litros de agua y que la industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta, quizás habría que hacer sonar las alarmas.

Una situación que ha provocado que multitud de consumidores y de marcas se hayan puesto manos a la obra para dejar de consumir en este tipo de tiendas y pasar a comprar ropa y complementos de firmas sostenibles o de segunda mano. El objetivo no es otro que reducir su impacto ambiental; es decir, comprar menos cantidad pero de una calidad mayor.

La sensibilización cada vez cala más hondo y llega hasta los rincones más escondidos del mundo, tanto es así que la edición de la Fashion Week de Estocolmo de este año ha sido cancelada. ¿El motivo? Los organizadores han querido aportar su grano de arena para tratar de concienciar al usuario. El impacto medioambiental que implicaba realizar la semana de la moda en Estocolmo ha provocado que el Consejo Sueco de la Moda decida alejarse del formato tradicional.

Una alternativa reside en continuar organizando este tipo de eventos, pero orientados hacia un modelo más sostenible, aunque esta propuesta no había desembarcado todavía en Madrid. Sin embargo, Paloma G. López, CEO de The Circular Project, ha querido ponerle solución a esta situación y ha creado la primera Sustainable Fashion Week en la capital, que se celebrará los días 7, 8 y 9 de febrero en localizaciones repartidas entre Madrid centro y Alcorcón. La madrileña ya sabe lo que supone organizar desfiles de moda sostenible, pero esta vez ha querido dar un paso más y hacer que Madrid no se quede atrás en términos de moda y sostenibilidad.

"El objetivo del evento es facilitar y ofrecer un espacio a los diseñadores de moda sostenible donde puedan mostrar su trabajo de acuerdo a sus principios, ya que muchos de ellos no se sienten cómodos en otras pasarelas porque no hay transparencia ni trazabilidad", declara.

Más de 15 marcas de ropa, accesorios y zapatos están llamadas al evento, que también contará con un showroom, varias conferencias y desfiles. La cita está arrasando entre los consumidores de este tipo de moda y los tickets de algunas sesiones ya se han agotado.

En el marco del festival destaca la iniciativa Queen Upcycling, que consiste en darle una segunda vida a la ropa que ya no utilizamos. Cuatro diseñadores se encargarán de transformar la materia prima que disponemos en el armario para crear nuevas prendas.


Incremento de ventas

López mira el futuro con esperanza y admite que, durante los últimos meses, y gracias a la celebración de la Cumbre del Clima, entre otros factores, se está percibiendo un aumento de las ventas y una mayor concienciación hacia la sostenibilidad y el consumo responsable. "Aun así, el fast fashion y el low cost están muy asentados en nuestra sociedad y es algo complicado. No se va a conseguir si no existe una legislación", añade la empresaria.

La emprendedora afirma que el cliente que consume este tipo de productos suele tener un nivel de formación y adquisitivo medio-alto, y una edad comprendida entre los 25 y los 55 años. "Suelen ser personas que se cuestionan las cosas y se hacen preguntas, a los que cualquier campaña de marketing convencional no les cala".

En cuanto a cómo terminar con el fast fashion y tratar de llegar cada vez a más gente, Paloma tiene claro que "la solución se basa en la educación y la comunicación, hay que llevar el mensaje a los colegios, que se hable del impacto de la industria textil".

Trabajando para mejorar

Desde la Sustanaible Fashion Week han querido ir más allá y se han propuesto medir la huella de carbono que se emita durante el festival, con el objetivo de mejorar en futuras ediciones. A través de la consultoría Areteia RSC, tomarán datos del movimiento de participantes, marcas, asistentes, material, imprenta o transporte. Esas cifras se registrarán y se realizará un informe que pronostique cuál es la cantidad de CO2 emitada durante esos días, es decir, cuál ha sido la huella de CO2. En conjunto, pequeños gestos que buscan conseguir una mejora mundial.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es