27 de enero de 2020, 8:11:51
Distritos


'Los últimos de Filipinas' sí tienen nombre

Por Javier López Macías


El termómetro marcaba apenas cinco grados, pero el frío no ha impedido la solemnidad de un acto con el que José Luis Martínez-Almeida ha tachado de su lista otro compromiso electoral cumplido: 'Los últimos de Filipinas' ya tienen su homenaje en forma de estatua. Se trata de una talla instalada en la Plaza del Conde Valle Súchil (Chamberí) que representa al teniente Martín Cerezo, líder del destacamento español que se vio obligado a refugiarse en una iglesia en la isla filipina de Luzón mientras eran asediados durante 337 días -entre julio de 1898 y junio de 1899-, sin ser conocedores del tratado que ponía fin a la guerra entre España y los Estados Unidos. La figura, esculpida por Salvador Amaya y diseñada por Augusto Ferrer-Dalmau, se levanta encima de un bloque en el que se puede leer la frase "a los héroes de Baler" y los nombres completos de todos aquellos soldados.



Esto contrasta con lo realizado en el homenaje de La Almudena, en el que el Ayuntamiento conformado por Partido Popular y Ciudadanos retiró las placas que rememoraban los nombres y los apellidos de los allí fusilados cuando ya estaban instaladas. En cambio, se puso otra con una frase genérica en la que se recordaba a las víctimas de ambos bandos, tal y como recomendaba, según justificó el Consistorio tras las críticas, el Comisionado de Memoria Histórica, creado por la anterior alcaldesa Manuela Carmena y presidido por la socialista Paca Sauquillo.

Así pues, los nombres de 'Los últimos de Filipinas' se han leído en voz alta mientras el alcalde y el general jefe del Estado Mayor, Francisco Javier Varela Salas, permanecían en un pódium en el que han recibido una medalla de manos de Aurelio Calvo, presidente de la Asociación 'Los últimos de Filipinas', y en el que también ha estado el vicecónsul de Filipinas, Ralf Roldán. Tras ellos se han situado los concejales de Gobierno Andrea Levy, de Cultura y Turismo; Paloma García Romero, de Obras; o Borja Fanjul, presidente del Pleno y segundo teniente de alcalde.

Estatua conmemorativa de 'Los últimos de Filipinas'. (Foto: Ayuntamiento)
De la oposición han acudido Mar Espinar (PSOE) y Javier Ortega Smith, portavoz de Vox en el Consistorio, y Rocío Monasterio, voz de la formación de ultraderecha en la Asamblea de Madrid. Estos últimos, además, le han robado por completo el protagonismo a Almeida. Primero, cuando han cantado a viva voz la canción "La muerte no es el final" y, más tarde, cuando han sido abordados por decenas de personas -varios militares retirados entre ellos- para hacerse 'selfies' y conversar. El regidor o "José Luis, el de gafitas", como le ha llamado cariñosamente una señora, se ha tenido que conformar con los besos de otras tantas mujeres vestidas con abrigos de visón, haciendo honor al tópico.

Por parte de Más Madrid, ha sido notable su ausencia -como ya pasara en el encendido del alumbrado de Navidad o en la tradicional copa navideña que los concejales comparten con los periodistas que cubren la información local-, aunque no ha sorprendido. La estatua fue propuesta hace un año por la Fundación Museo del Ejército, que contó con el apoyo de PP, PSOE y Ciudadanos en el Pleno del distrito pero con la férrea oposición de Ahora Madrid, que nunca hizo caso a esa instancia aunque el Ayuntamiento sí llegó a admitir que "lo estudiaría".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es