27 de noviembre de 2020, 18:19:10
Medio Ambiente


Madrid Central estrena perímetro y restricciones

Por Lucía Martín


La movilidad en la capital experimentará cambios significativos en el recién inaugurado 2020. Los madrileños se enfrentarán a duras restricciones, por un lado, y a ciertas concesiones, por otro, cuyo epicentro se situará en Madrid Central. No obstante, los cambios en el transporte también se reflejarán en el encarecimiento de los peajes en las autopistas, el inicio del precio cerrado en los taxis o el plan para ampliar el horario de cierre de Metro los fines de semana.

Desde este 1 de enero, la APR de Centro modifica su perímetro. Las calles Mártires de Alcalá y Seminario de Nobles, un tramo de 100 metros, han pasado a ser de libre circuación para "facilitar el tránsito de los vehículos que suben por la calle Princesa desde la plaza de España con destino a Alberto Aguilera y favorecer la comunicación del barrio de Argüelles y la circulación desde Princesa a Gaztambide y Arapiles". Una decisión controvertida al tratarse de un punto negro de multas que aglutina el 21 por ciento de las impuestas en el área de bajas emisiones.

Los camiones ligeros de menos de 3.500 kilogramos de masa autorizada sin etiqueta ambiental sufrirán la limitación más destacada, al quedar prohibido su acceso a Madrid Central. Una medida que afectará a las furgonetas de distribución de mercancías, los vehículos con los que se ejecuta el suministro de agua, gas o electricidad en la vía pública y los automóviles sin distintivo que emplea el Servicio Madrileño de Salud. De igual modo, se restringe la entrada a vehículos que se dediquen a la entrega de medicamentos a centros sanitarios y oficinas de farmacia.

Los empresarios ya han manifestado el hándicap casi insalvabable que supone para los negocios de alimentación y restauración, en los cuales podrían darse "problemas de desabastecimiento". Ante su denuncia de no poder afrontar la renovación de los vehículos, el Ayuntamiento capitalino estudió una moratoria para estos usuarios, pero por el momento no se ha tramitado.

Los coches más contaminantes, los diésel matriculados antes de 2006 y los gasolina antes del año 2000, tampoco podrán entrar en Madrid Central. Sólo se les permitirá el acceso si disponen de alguna condición que pueda ser autorizable, como que el vehículo pertenezca a una persona empadronada en el distrito Centro o traslade a personas de movilidad reducida.

Asimismo, los automóviles de pegatina A pierden su derecho a estacionar en el área de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), a excepción de aquellas plazas ubicadas en el barrio donde residan. El incumplimiento de esta orden llevará aparejada una sanción de 90 euros, 45 por pronto pago.

Vetos a autoescuelas y moratoria a los padres de escolares

Además, las personas empadronadas en la zona de la APR no podrán ofrecer invitaciones de acceso a aquellos que conduzcan coches sin distintivo ambiental. Por su parte, las autoescuelas también se encuentran entre los damnificados, pues la nueva normativa prohibe dar prácticas con vehículos B en el interior de la zona de bajas emisiones aunque estos negocios se ubiquen en el distrito.

Por el contrario, las motos, ciclomotores y triciclos con los que se prestan los servicios de mensajería y servicios a domicilio con etiquetas B y C seguirán circulando por Madrid Central hasta finales de 2020. Ejercerán esta labor hasta las 23:59 horas, en lugar de hasta las 22:00 horas actuales. Las que tienen distintivo A quedan fuera de esta ampliación de horario, mientras que las ECO y CERO ya podían acceder más allá de ese límite.

El Gobierno municipal también amplía la moratoria que posibilita que los padres con hijos escolarizados en el distrito Centro puedan llevarlos y recogerlos de los centros -que expiraba el 31 de diciembre de 2019-. Los autobuses discrecionales contarán con esta misma autorización temporal.

Peajes más caros y precio cerrado en los taxis

Desde este primer día del año, el precio medio de los peajes de las autopistas subirá un 0,84 por ciento. Un aumento que se produce por tercer ejercicio consecutivo y que se aplicará en todas las autopistas dependientes de la Administración General del Estado, salvo en las nueve que fueron 'rescatadas' y que gestiona el Ministerio de Fomento.

Por su parte, los taxistas han anunciado que este 2020 comenzarán a ofrecer un servicio con tarifa cerrado, que sumará un descuento del 10 por ciento en el importe en episodios de alta contaminación atmosférica. Este nuevo año también hará efectiva la rebaja en la cuantía que pagan los mayores de 65 años por el abono transporte, que se concretará en una reducción del 25 por ciento. Después se aplicarán descuentos progresivos hasta su gratuidad total en 2023.

En cuanto al Metro de Madrid, ampliará su horario hasta las 2:30 de la madrugada los viernes y sábados. No obstante, aún se desconoce la fecha exacta en la que abrirá hasta esa hora. Esta tan solo es la primera fase de un proyecto del Gobierno autonómico -promesa electoral- para que el suburbano no cierre por la noche los fines de semana.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es