27 de octubre de 2020, 5:36:39
Medio Ambiente


La Mancomunidad del Este afronta este jueves el futuro de sus residuos

Por MDO


La Mancomunidad del Este celebrará una asamblea general este jueves donde se tomará una decisión sobre la gestión de los residuos de una treintena de municipios, una vez que el viernes es el último día en el que se podrá enviar basura al vertedero de Alcalá, que será clausurado.

El presidente de la entidad, Javier Rodríguez Palacios, ha destacado durante los últimos días que solo existe una "alternativa viable" para la recogida de residuos estas localidades, que consiste en el traslado temporal al Parque Tecnológico de Valdemingómez porque, en caso contrario, se llegará a una situación de tener que declarar una emergencia medioambiental.

"Solo existe una alternativa, Valdemingómez, o una situación de emergencia con la basura que se quede en la calle y sin saber qué hacer con ella", manifestó recientemente a Europa Press para volver a insistir a la Comunidad de Madrid que adopte medidas para garantizar el traslado de los residuos a esta planta en caso de no prosperar un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid.

La situación para la gestión temporal de los residuos de 31 municipios de la zona, con una población aproximada de 750.000 habitantes, se encuentra encallada.

La Comunidad y la Mancomunidad del Este coinciden en que la opción viable desde el punto de vista técnico y medioambiental es remitir los residuos temporalmente a Valdemingómez a través de un convenio con el Consistorio de la capital.

De hecho, en diversas cartas manifestaron que a finales de noviembre se disponía de un borrador de convenio con el Consistorio para proceder a esta solución hasta que la planta de tratamiento de residuos de Loeches, que sustituye al vertedero de Alcalá, estuviera operativa para gestionar la basura.

No obstante, la corporación madrileña todavía no ha dado respuesta a la propuesta de convenio lanzada por la Manconunidad del Este. La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Cs), ha manifestado durante esta semana que "no dará su brazo a torcer" en su negativa a aceptar los residuos de una treintena de municipios al entender que los vecinos de Vallecas, donde se ubica Valdemingómez, no pueden salir perjudicados ni pretender que la capital se convierta "en el basurero" de la Comunidad de Madrid.

Mientras, el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida (PP), ha apuntado que no conoce ninguna alternativa a los residuos de los municipios del Este que no sea la de Valdemingómez y que Madrid "asumirá su responsabilidad" porque no quieren que se declare una emergencia sanitaria.

Ante esta divergencia de posturas en el Gobierno municipal de la capital, el presidente de la Mancomunidad del Este ha vuelto a apelar a la Comunidad, en concreto a la Consejería de Medio Ambiente, para que arbitre mecanismos que permitan el traslado de los residuos a Valdemingómez si no se acuerda la medida con el Ayuntamiento de Madrid.

"Alguien tendrá que tomar cartas en el asunto", ha insistido el también regidor de Alcalá de Henares una vez que ya tiene la "certidumbre" de que el Ecoparque de Toledo no puede albergar la basura de los municipios del este de la región, dado que no cuenta con "capacidad técnica" para ello.

En esa asamblea, se tomará la decisión de qué se hará con los residuos, analizando si se pueden reenviar a Madrid o, por el contrario, no se pueden recoger al no haber instalación a la que enviarlos.

La opción de Toledo no es viable

La Mancomunidad del Este trasladó precisamente esa imposibilidad técnica de llevar los residuos a Toledo en una misiva dirigida a la consejera de Medio Ambiente, Paloma Martín, para informarle del informe técnico elaborado por el Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de la Provincia de Toledo descartando esa opción.

Lo hacía a una carta previa remitida el pasado jueves por la consejera, a la que ha tenido acceso Europa Press, donde solicitaba información sobre los contactos mantenidos con las autoridades de Castilla-La Mancha de cara a una alternativa de traslado de los residuos a Valdemingómez, pues no había recibido "ninguna propuesta técnica" para hacer una "valoración seria de esa eventual" opción.

"A la vista de todo lo anterior, la opción contrastada y viable desde el punto de vista técnico, ambiental y jurídico que, a día de hoy podemos valorar, y de acuerdo con los principios de proximidad, eficiencia y solidaridad interterritorial es que los residuos de la Mancomunidad puedan entrar finalmente en el Parque Tecnológico de Valdemingómez conforme a los términos del convenio que en las últimas semanas se viene negociando y ultimando entre la Mancomunidad y el Ayuntamiento y con la colaboración de la Comunidad", exponía Martín.

Sin embargo, volvía a insistir al presidente de la Mancomunidad del Este que la normativa regional, la Comunidad tiene atribuida las tareas de elaboración de instrumentos de planificación y coordinación de actuaciones en materia de residuos, pero "en ningún caso" de "funciones ejecutivas" que "limiten o eliminen la autonomía local".

Martín, en esa carta, recalcaba que el modelo legal y organizativo se despliega por la Estrategia de Residuos de la Comunidad, a la que se han adherido los municipios y que dicho plan no permite "obligaciones concretas para la entidad local afectada o para terceros", pues dispone directrices, ni tampoco admite que se concrete la ubicación exacta de los residuos.

Respecto a una eventual declaración de emergencia y la intervención de la Comunidad, la consejera describe que solo se prevé en la Ley de Residuos en el supuesto de "sustitución de la entidad local previo requerimiento de un mes y previa dejación de funciones atribuidas por las entidades locales". "Circunstancia que no es un horizonte razonable desde el punto de vista de las competencias que tienen asumidas los alcaldes de la Mancomunidad del Este", razona Martín.

En contraposición, Palacios respondía también por carta que la competencia de los municipios sobre gestión de residuos "obliga exclusivamente" a localidades de más de 20.000 habitantes a prestarlo, según dispone la Ley de Bases de Régimen Local.

Sin embargo, se establece que en el caso de municipios de menos de 5.000 habitantes no es una competencia obligatoria y entre 5.000 y 20.000 residentes será de gestión "compartida" a nivel de Diputación en cada provincia.

"Al no existir Diputación Provincial en nuestra comunidad autónoma, es el Gobierno regional en quien recae las mencionadas competencias", aludía para señalar de en su caso, existen 23 localidades de las 31 que conforman la Mancomunidad del Este tienen menos de 20.000 habitantes, el 74 por ciento, y por ello piensa que "la Comunidad algo tendrá que decir o arbitrar respecto a la prestación de servicios de dichos municipios".

Por tanto, solicitaba a la Comunidad que no se ampare en la Estrategia de Residuos como "único marco normativo" e "instrumento" para arbitrar incidencias que afectan "al normal funcionamiento de cualquiera de las instalaciones de residuos".

En consecuencia, compartía "plenamente que la opción contrastada y viable" de remitir de forma transitoria los residuos a Valdemingómez al ser una instalación ubicada en la Comunidad pero que, ante la falta de respuesta positiva del Consistorio, "el problema radica en determinar quién puede obligar al titular de la planta de Madrid a recibir los residuos de la Mancomunidad", una vez que las negociaciones han resultado "infructuosas".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es