14 de agosto de 2020, 5:07:12
Cultura y ocio


'La otra Corte': fastuosa exposición en el Palacio Real

'La otra Corte' del Palacio Real

Por Antonio Castro


La sala de exposiciones temporales del Palacio Real se abre para una esplendorosa muestra titulada La otra Corte: mujeres de la Casa Austria en los monasterios reales de Las Descalzas y La Encarnación. Puede visitarse hasta el próximo 15 de marzo.

Esta es una exposición excepcional porque permite admirar en un solo espacio algunos de los tesoros artísticos que se custodian en estos monasterios madrileños. Algunas piezas, como la selección de relicarios de La Encarnación, solo son accesibles habitualmente a los investigadores.

El eje argumental de la exposición es recorrer la historia de mujeres de los Habsburgo que fundaron los conventos de clausura. Por eso la selección se abre con el retrato de Juana de Austria firmado por Sánchez Coello que pertenece a Las Descalzas. Juana de Portugal, decisiva en la fundación del convento, siempre lo consideró también un palacio. Por eso los tesoros que alberga son impresionantes. De ellos destaca en esta exposición la conocida como Arca Relicario de San Víctor, de 1557.



En las distintas salas de la gran exposición se ha intentado agrupar o reproducir conjuntos de piezas escultóricas, lienzos o tapices como pudieron estar en sus emplazamientos originales. Imagineros como Pedro de Mena y Gregorio Fernández están representados con obras de increíble dramatismo, como la Dolorosa del primero y el Ecce Omo del segundo. Entre ambas esculturas, la desgarrada Magdalena penitente.

El monasterio de La Encarnación fue fundado por Margarita de Austria, esposa de Felipe III. Estas dos figuras regias, además de la infanta doña Isabel Clara Eugenia, Margarita de la Cruz y Ana Margarita de Austria, configuraron en sus conventos auténticas cortes paralelas a la del viejo alcázar. Quienes visitan los dos monasterios, pertenecientes a Patrimonio Nacional, se muestran sorprendidos por la fastuosa decoración de los edificios y por las obras que se exhiben habitualmente.

La exposición muestra algunos ejemplos de estas colecciones, como uno de los Manolitos, de los que existen bastantes, u objetos del culto, como cálices y custodias de una riquísima orfebrería. Destacan también tres monumentales tapices de la serie El triunfo de la Eucaristía, tejidos en Bruselas sobre cartones de Pedro Pablo Rubens. Ornamentos sagrados, túmulos y coronas funerarias o lienzos que se exponían para la devoción de las religiosas, completan esta colección distribuida en once salas. Son en total 110 obras emblemáticas seleccionadas por el comisario de la muestra Fernando Checa Cremades.

A la exposición puede accederse con la entrada de visita general al Palacio Real. Estos días también puede visitarse, como cada año, el Belén Napolitano compuesta por casi doscientas figuras.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es