20 de febrero de 2020, 19:33:20
Cultura y ocio


Black Friday: ofertas, consejos y divertidos memes

Por Adrián G. Peñacoba


Desde hace unos días ha comenzado la oleada de descuentos con motivo del Black Friday, que este año se celebra este viernes 29 de noviembre. Se trata de una de las citas comerciales más exitosas del mundo, tanto que muchos adeptos esperan este día para realizar las compras de los productos o artículos más deseados y que se supone que gozarán de importantes descuentos

El Black Friday (en español, viernes negro) ofrece la posibilidad de comprar cientos de artículos en oferta. Y cada año, el comercio madrileño se anticipa más a la fecha con la posibilidad de disfrutar de los descuentos unos días antes. Mientras unos aseguran que este día nace en el seno comercial y basado en el cambio de números rojos a negros, otros entendidos en la materia cuentan que comenzó en 1975 cuando The New York Times habría utilizado por primera vez la denominación de Black Friday para referirse al caos producido en la Gran Manzana debido a los descuentos. De una manera u otra, este día supone para miles de empresas en todo el mundo acumular ofertas que cambian totalmente el balance de cuentas de final de año.

¿Una moda pasajera? Otras teorías verifican que no se trata de un hábito adquirido en los últimos años. Voces que aseguran que el Black Friday surgió hace 150 años en Estados Unidos y que se ha abierto camino hasta la actualidad gracias a su éxito tanto entre consumidores como empresas.

En España la tradición comienza en 2012, cuando grandes empresas norteamericanas como Amazon o eBay la importan tras el éxito en el país de las oportunidades. Desde entonces, las ventas han crecido exponencialmente cada año y actualmente los datos hablan de cuantías cercanas a los 270 euros de gasto por madrileño en ofertas del Black Friday (un 15 por ciento menos que en 2018). Moda, complementos, calzado, viajes, entradas de cine pero sobre todo, productos tecnológicos y dispositivos móviles son los más demandados por los consumidores. Plataformas online, auriculares Bluetooth, tablets, móviles o los robots aspiradores son algunos de los artículos más recurrentes con descuentos que pueden alcanzar el 20 por ciento o más.

Un ahorro que notan los bolsillos de los consumidores pero también las empresas que ponen su vista en esta fecha, el 29 de noviembre, como una manera de eliminar el exceso de stock y de sanear las cuentas pasando de las pérdidas a los beneficios.

Estrategias para no caer en engaños

Los beneficios del consumidor pueden ser muy provechosos para su bolsillo, pero también es importante conocer los posibles riesgos de participar en esta fecha. Algunas empresas han visto en esta celebración no solo una manera de vender un mayor número de productos o de unidades, sino también una oportunidad de aprovecharse de una tendencia global para engañar a sus clientes.

Es el caso de Worten o Media Markt en España, hace años, fueron denunciados por inflar el precio progresivamente las semanas antes del Black Friday para luego poner a un precio más reducido algunos de sus productos. Una práctica ilegal que la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) estima en un 20,4 por ciento, según datos de 2018.

Durante los días previos a la celebración de esta popular fecha crecen los intentos de estafa por Internet, según estudios realizados por empresas de ciberseguridad como McAfee. La práctica más habitual es el phishing, que consiste en falsificar páginas de empresas reales (en muchas ocasiones con aspecto casi idéntico) a fin de conseguir los datos bancarios del usuario. Por este motivo, los expertos recomiendan vigilar los mails y publicidades engañosas. La manera más inteligente de protegerse consiste en estar completamente seguros de la fiabilidad de la página a la que estás dando tus datos bancarios y comprobar con listas de webs de phishing como PhishTank si es fiable el sitio web donde se está comprando.

Resulta aconsejable comprar productos debidamente etiquetados. En el caso de que los productos se adquieran a través de internet, los consumidores deben extremar las precauciones al introducir sus datos personales en la red.

A la hora de realizar compras, los comercios están obligados a identificar el precio anterior junto con el actual para así comprobar la reducción del coste. Y si hubiese algún dato incorrecto o las garantías y medios de pago han resultado fraudulentos, siempre se puede hacer uso de las hojas de reclamaciones. Muy importante en esta fecha, para la devolución o cambio del producto, pedir el ticket.

Y si aún con estos derechos del consumidor, la compra ha sido poco fiable y existen sospechas de fraude, siempre se puede acurdir a la Oficina de Atención al Consumidor en la Dirección General de Comercio y Consumo del Gobierno regional o a las oficinas de cada municipio, como la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC).

Divertidas bromas contra el consumo

El pasado año, las redes sociales se inundaron de comentarios y bromas sobre el Black Friday. Estos son algunos de los mejores memes:

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es