5 de diciembre de 2019, 16:12:24
Política

ACUERDO PSOE-PODEMOS


Pacto para el primer gobierno de coalición en España

Por Diariocrítico


Está hecho y presentado a la luz pública: PSOE y Unidas Podemos han anunciado pasadas las 14:30 horas que había un pacto para desbloquear la legislatura y dejar atrás los reproches entre ambos partidos. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se dejaron retratar en el Congreso firman un pacto en el que se acuerda tanto la investidura del primero como los principios básicos para llevar a cabo un gobierno de coalición progresista con vocación de durar 4 años, toda una legislatura.

El abrazo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sella el acuerdo de Gobierno

En las elecciones del pasado domingo, el PSOE consiguió 120 escaños, mientras que Unidas Podemos 35, por lo que ambos perdieron poder respecto a sus posiciones de abril, cuando obtuvieron respectivamente 123 y 42. Si bien es cierto que contarán con el apoyo ya anunciado de Más País, el partido de Íñigo Errejón, que aportará sus 3 escaños al acuerdo. En total, entre estas 3 formaciones políticas progresistas, sumarán 158 escaños, que aunque están lejos de los 176 necesarios para controlar el Congreso, irán contando con el respaldo de otros partidos.

Por ejemplo, el Partido Regionalista Cántabro (PRC), Teruel Existe y el BNG, que tienen un escaño cada uno, seguramente aporten su apoyo parcial o al menos no impedirán la investidura de Sánchez con votos negativos. Tampoco lo hará el PNV, ahora más fuerte en noviembre con 7 diputados. Estos otros 10 escaños en total permitirían sumar 168, con lo que aún son necesarios más apoyos parlamentarios. Bastaría con la abstención de Ciudadanos (10 escaños) o de alguna fuerza independentista como ERC o EH Bildu.

Un abrazo tras muchos desencuentros

El ganador de las elecciones tanto de abril como del 10-N, Pedro Sánchez, se comprometió a que antes de 48 horas después del cierre de las urnas habría un acuerdo para desbloquear el país, y parece que cumplirá su promesa. El líder socialista tendrá que tragarse todas sus palabras del pasado verano, cuando aseguró en septiembre que prefería repetir elecciones por el bien de la nación, ya que "no dormiría tranquilo" por las noches llevando al Gobierno de España a miembros de Unidas Podemos.

Además, Sánchez vetó personalmente a Iglesias, mientras que ahora tendrá que sentarse a su lado como vicepresidente, su cargo más inmediato e importante del Ejecutivo. Tendrá la oportunidad de ser la principal voz de Moncloa debido a la habitual carga de agenda a la que se somete el presidente del país, como ya hemos visto en pasados ejecutivos: Carmen Calvo, vicepresidenta del propio Sánchez, Soraya Sáenz de Santamaría, vice de Rajoy, Rubalcaba, Fernández de la Vega, Manuel Chaves o Elena Salgado como vicepresidentes varios de Zapatero. Más atrás vimos a Alfonso Guerra como segundo de Felipe González o Rodrigo Rato y Álvarez Cascos de Aznar.

Habrá que ver cómo encaja la vicepresidencia de Iglesias con el anuncio de Sánchez el 4 de noviembre, en el debate electoral, cuando avanzó que Nadia Calviño sería su vicepresidenta para la materia económica del Gobierno.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es