14 de diciembre de 2019, 22:42:20
Política

PLENO DE LA ASAMBLEA


Discursos en contra y votos a favor: la Asamblea respalda la ilegalización de partidos

Por Teresa Aísa Gasca


Tras un receso para comer, los diputados de la Asamblea de Madrid ocupaban nuevamente sus sillones este jueves para continuar con la celebración del Pleno y debatir una Proposición No de Ley (PNL) presentada por el grupo parlamentario Vox con objeto de ilegalizar “los partidos separatistas que atenten contra la unidad de la nación”.

El candente tema sobre la situación de Cataluña, que a pesar de la distancia ha formado parte de los argumentarios utilizados por las diferente formaciones para defender sus programas políticos regionales, ha protagonizado en gran medida la sesión de esta semana que, además, ha acabado invadiendo de sorpresa la cámara a raíz del resultado de las votaciones.

Ha sido el diputado de Vox José Ignacio Arias quien ha subido al estrado para presentar esta iniciativa derivada de la “culminación de todos los actos violentos, tenencia de sustencias para fabricar explosivos, la tenencia de armas de guerra con el objetivo de asaltar el Parlamento catalán para que el señor Torra se pudiera atrinchear después de proclamar la República no ofrecen dudas”, ha lanzado.

Asimismo, el grupo parlamentario ha instado a la Unión Europea a “que inscriba a los denominados como CDR (Comité para la Defensa de la República) en la lista de organizaciones criminales y terroristas”, remitiendo a tal fin expediente con los datos relativos a la investigación judicial seguida por la Audiencia Nacional.

Ante esto, las intervenciones de todos los partidos -sin excecpción- han pasado por criticar la medida presentada y también el supuesto “fin electoralista” de la misma. Así, nadie creía que la PNL iba a ser aprobada, pero así ha sido gracias a los votos de Ciudadanos y Partido Popular, formaciones que durante sus intervenciones no han dudado en criticar la propuesta.

Discursos en contra, votaciones a favor

Tras la intervención del diputado de Vox ha sido Araceli Gómez, de Ciudadanos, la encargada de mostrar la posición de su partido al respecto de la PNL. La diputada ha afeado a Vox la presentación de esta propuesta cuando encima de la mesa está el debate “de su propia ilegalización por atentar contra el ordenamiento jurídico” al ir contra la igualdad y la discriminación así como por llevar iniciativas sin rango de ley a la Asamblea cuando ni siquiera creen en “el Estado autonómico”, ha dicho.

Por su parte, la parlamentaria del PP Yolanda Ibarrola ha condenado los hechos sucedidos en Cataluña y ha criticado la “dejación de funciones” del Gobierno del PSOE, pero ha recordado a Vox que la Asamblea no es “un foro para hacer campaña”. La viceconsejera ha criticado asimismo la ajuridicidad de la propuesta, sin entrar en que podría ser “desconocimiento normativo”, y que busca “la confrontación en temas que deberían ser consenso básicos”.

Siguiendo con la línea crítica, aunque más directa, ha sido el discurso de los grupos opositores de izquierda. El diputado de Unidas Podemos-IU Tito Morano ha sostenido que lo planteado se basa en “una normativa legal de Franco y de Mussolini”, por lo que solo tiene un nombre: “fascismo”. “Les pido a PP y Ciudadanos que no sigan bailando al sol que toca Vox porque es un son de marchas militares”, ha señalado, para a continuación incidir en que quiere él quiere derrotar a sus enemigos políticos pero no “encarcelarlos”.

El diputado Más Madrid Pablo Gómez Perpiyà ha sostenido que Vox ha pasado “una línea roja” y ha calificado al iniciativa “esperpento político y legal”. “Ilegalizar a los partidos... ¿qué tupo de ley de la selva creen que tenemos por Constitución?”, ha preguntado a la bancada. A su parecer, el verdadero problema es que PP y Ciudadanos “han roto el espíritu” de la Transición al pactar con “las rémoras del Franquismo”. “En democracia las leyes las aplican los jueces y los tribunales, y no de forma arbitraria”, ha subrayado.

Por último, el parlamentario del PSOE José Manuel Uribes ha indicado que se trata de una proposición “improcedente formal y legalmente”, no solo por el lugar sino por los valores o los contravalores “que esconde”. “Se lo hemos dicho por activa y por pasiva a los independentistas y ahora hay que decírselo a ustedes: en una democracia de verdad las ideas no delinquen, salvo que expresen odio; delinquen los hechos, no las palabras. Esta es la grandeza de nuestra democracia constitucional”, ha concluido.

Tras mostrarse el resultado de la votación en la pantalla habilitada en la sala, la bancada ocupada por los partidos de corte de izquierdas se ha sumido en un murmuro de sorpresa y reproche. Varios diputados se han levantado de sus asientos y han abandonado el lugar al tiempo que el presidente de la Asamblea solicitaba orden.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es