19 de noviembre de 2019, 22:44:06
Educación


La nueva Ley de Universidades nace con intención pero con problemas de consenso

Por MDO


La Comunidad de Madrid quiere olvidar el ridículo de la Lemes de Cristina Cifuentes (que votó en contra de su propia norma por error y que fue rechazada por su sucesor, Ángel Garrido) con una nueva Ley de Universidades. Así lo ha confirmado el propio consejero de Ciencia, Universidades e Investigación, Eduardo Sicilia, en la Comisión del ramo que ha tenido lugar esta mañana en la Asamblea de Madrid, que tendrá difícil llegar a un consenso aunque sea su intención.

Eso es, al menos, lo que han dejado entrever los portavoces en la materia de los diferentes grupos políticos, que han protagonizado la tercera mesa de debate de la IV Jornada de Educación de Madridiario, presentada por Constantino Mediavilla, presidente de los grupos Madridiario y Diariocrítico, y celebrada en la Sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Callao. Bajo el título ‘Las nuevas políticas educativas que el ámbito universitario necesita en la región’, todos ellos han destacado su intención de acordar pero han discrepado en varias materias relativas a la nueva norma.

La primera diferencia ha radicado en la necesidad de incluir -o no- a las 11 universidades privadas en el “sistema universitario madrileño” que, por otra parte, Juan José Moreno (PSOE) ha criticado que no tenga “ni análisis ni rumbo”. Así, ha habido opiniones de todo tipo: desde Jacinto Morano (Podemos), que ha asegurado que le “da igual” el futuro de estos centros porque “está asegurado mientras gobiernen PP y Ciudadanos” hasta Jaime de Berenguer de Santiago (Vox), que ha pedido tenerlas con la misma consideración que las públicas.

Por su parte, Clara Ramas (Más Madrid) ha solicitado diferenciarlas del debate para no considerar a la pública “como una opción más”, sino como vertebradora para que las privadas sean “complementarias” y tanto Emy Fernández-Luna (Cs) como Enrique Núñez (PP), que han sido los que más han insistido en la necesidad de que la nueva ley cuente con el apoyo mayoritario de la Cámara regional, han optado por la “libertad de que cada uno estudie donde quiera” manteniendo, eso sí, “los buques insignia” que para ellos son las públicas.

En lo que sí han encontrado puntos en común Morano, Ramas y Berenguer ha sido en denunciar la infrafinanciación de la Complutense y sus similares. La de Más Madrid ha destacado varios indicadores de la OCDE que muestran cómo a las universidades madrileñas, a las que se pide que sean como las de Francia o los países nórdicos, se les otorga “las condiciones materiales de países como Rumanía o Bulgaria”. “Si queremos obtener resultados a la altura de los mejores de Europea, fijémonos en ellos”, ha pedido mientras que Moreno ha completado su intervención destacando que las universidades públicas “tienen resultados magníficos” porque están “entre las 300 mejores del mundo con una financiación de las 1.000”.

Los otros problemas que se han tratado ha sido la burocracia y, sobre todo, la problemática que puede suponer aligerar la creación de nuevos títulos que se queden “obsoletos” a los pocos años. Así, el debate ha concluido con la de Cs, partido al que pertenece la consejería competente, volviendo a instar a un consenso político: “El diagnóstico está hecho y ahora hay que poner soluciones”.

Patrocinadores

Samsung, la Fundación para el Conocimiento Madri+d, la Universidad Alfonso X el Sabio, la Universidad Internacional Villanueva, Planeta Formación y Universidades, la Universidad Camilo José Cela, la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA) y Escuelas Católicas de Madrid.

Colaboradores

Ámbito Cultural de El Corte Inglés, Eurocolegios Casvi, Ginso y Diariocritico.com.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es