13 de diciembre de 2019, 15:00:30
Opinión


Una oportunidad perdida para Madrid

Por Mónica Silvana González


En estos días - del 7 al 10 de octubre - se celebra en Bruselas la Semana Europea de las Regiones y Ciudades. Un evento que reúne a miles de responsables políticos y funcionarios de toda Europa para compartir experiencias y trabajar en políticas de desarrollo regional y urbano. Asuntos como el cambio climático, el turismo sostenible o el apoyo a las empresas son abordados en este evento, que este año celebra su cuarta edición.

Sin duda, es una oportunidad inmejorable para que los gobiernos regionales y locales de España se enriquezcan con nuevos proyectos y perspectivas de desarrollo para sus CC.AA. En efecto, no debemos olvidar que las regiones y ciudades participan en la elaboración de la mayoría de las políticas de la Unión Europea, y que estas administraciones controlan un tercio del gasto público y dos tercios de la inversión que ha de utilizarse según disposiciones de la Unión Europea.

En este contexto, me ha causado gran preocupación la ausencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid en este importante Congreso, en contraposición con la activa participación de los presidentes de Extremadura, Castilla-La Mancha, Islas Baleares, La Rioja, Andalucía o Murcia. Según el Índice de Competitividad Regional, publicado este lunes por la Unión Europea, Madrid cuenta con un enorme potencial de desarrollo. Sin embargo, la máxima responsable del gobierno regional, Isabel Díaz Ayuso, no ha aparecido por la Semana Europea de las Regiones y Ciudades, y pierde así la oportunidad de capitalizar este encuentro para el beneficio de las y los madrileños.

Tampoco asistió al Pleno del Comité de las Regiones, donde presidentes regionales y autoridades locales debatieron sobre el Marco Financiero Plurianual y los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos para el periodo 2021-2027. Es decir, no está participando de la fuerte movilización de los líderes regionales para defender una política de cohesión fuerte para 2021-2027, que garantice una financiación adecuada para ayudar a las regiones y ciudades a ser más ecológicas, más inclusivas e inteligentes.

El desinterés del gobierno regional por la política europea también afecta a la Federación de Municipios de Madrid, cuyos alcaldes buscan sus recursos solos sin contar con un soporte regional. El contraste con la fuerte presencia de otras regiones españolas durante los eventos de esta semana ha dejado a Madrid en la absoluta invisibilidad. Su presencia se ha reducido a una mesa redonda sobre envejecimiento saludable, a la que acudió una trabajadora del Hospital Universitario de Getafe.

La Semana Europea de las Regiones y Ciudades se ha convertido ya en el mayor acto público europeo de este tipo, y nadie pone en duda que el 2020 volverá a recibir a miles de autoridades para continuar trabajando en el desarrollo de nuestras comunidades. Esperemos que en esa nueva oportunidad Díaz Ayuso muestre el compromiso que este encuentro merece. Con ausencias como las de este año Madrid juega por debajo de sus posibilidades en Europa.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es