17 de noviembre de 2019, 20:03:37
Distritos


Más de 2.500 vecinos protestan para que la basura del Este no acabe en Vallecas

"No más peste"

Por Javier López Macías


Cabreados, centenares de vecinos de Vallecas han salido hoy a la calle para confirmar lo que publicó este diario hace unos días: que no están dispuestos a ser la ‘casa’ de la basura del Este de la región. Desde la estación de Metro Congosto hasta la Junta Municipal de Villa de Vallecas, han marchado -y pitado- para dejar claro su rechazo a que las 230.000 toneladas de residuos que ahora acoge el vertedero de Alcalá de Henares terminen en Valdemingómez cuando el primero colmate -la planta de residuos de Loeches, de nueva creación, no llegará a tiempo-.

"Tras soportar durante 30 años las toxinas y malos olores del parque tecnológico, la vecindad de Vallecas no está dispuesta a renunciar al cierre de la incineradora y a otros planes de mejora que un incremento de la basura puede echar al traste", aseguraba la nota de los convocantes, que han cifrado la asistencia en unas 2.500 personas. En este sentido, han explican que acoger dicha basura supondría retrasar los planes de cierre de la incineradora, que el antiguo Ayuntamiento preveía para 2025.

Además, la presidenta de la Asociación de Vecinos PAU Ensanche de Vallecas, Rosa María Pérez Mateo, ha asegurado que los niños de Vallecas respiran "el triple de dioxinas y furanos" que los de otras zonas de la capital. "Espero que el Ayuntamiento defienda a sus vecinos", ha explicado en una conversación con Madridiario.

El Ayuntamiento no asegura que Valdemingómez no acoja la basura del Este

Sin embargo, el Consistorio capitalino sigue sin pronunciarse ni para bien ni para mal. Cuando gobernaba Manuela Carmena e Inés Sabanés dirigía el Área de Medio Ambiente y Movilidad, el rechazo era absoluto y expreso. No obstante, con el cambio de color político ha llegado el silencio.

Tal y como pudo confirmar Madridiario, en la actualidad las administraciones de Alcalá y Madrid están llevando a cabo una negociación que tutela la Comunidad, aunque todavía no se ha llegado a ningún puerto mientras el regidor Javier Rodríguez Palacios presiona para ello.

Con todo, sí conviene recordar, como hacen los manifestantes, que el PP fue el único partido que votó en contra hace unos meses cuando el Pleno municipal acordó por mayoría no permitir que las más de 230.000 toneladas de los municipios de la Mancomunidad del Este se trasladasen a Valdemingómez. Además, otra coincidencia que destacan es la Corporación que lidera José Luis Martínez-Almeida ha visto “con buenos ojos” que la Comunidad de Madrid lleve a los tribunales la Estrategia de Residuos municipal, “un plan muy avanzado”.

El PSOE, convencido de que la basura irá al sur

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Pepu Hernández, ha acompañado a los vecinos en su lucha. Todo, pese a que comparte partido con el alcalde de Alcalá. “Él defiende los intereses de sus vecinos y yo también”, ha despachado.

En este sentido, ha insistido en que la postura socialista es la de evitar que el problema “lo vuelvan a sufrir los mismos”, refiriéndose a los vecinos de Vallecas y Vicálvaro, y ha culpado al Gobierno regional por su falta de previsión: “Es una situación que se conocía desde hace mucho tiempo”. Además, ha dado por hecho que la decisión ya está tomada y ha denunciado lo que supondrá. “Acortará la vida útil de Valdemingómez, alargará el cierre de la incineradora y provocará más malos olores”, ha remachado.

Pinto también protesta

Mientras tanto, los vecinos de Pinto también quieren dejar claro que los de Vallecas y los de Alcalá de Henares no son los únicos descontentos. El vertedero de la localidad está a punto de Colmatar y ya se ha aprobado su ampliación, lo que ha despertado a todas luces el rechazo vecinal.

Para mostrarlo, recorrerán junto al alcalde, Diego Ortiz -también del PSOE-, seis kilómetros de ida y otros seis de vuelta desde la Plaza Egido de la Fuente, donde leerán un manifiesto. La planta de Pinto fue inaugurado en 1986 y pese a que nació simplemente para los intereses de la propia localidad, ya acoge la basura de otros 70 municipios. Lo que pretende ahora la Mancomunidad es elevar la altura permitida para acoger residuos. Tanto, como un edificio de seis plantas más alto que el Cerro de los Ángeles.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es