21 de noviembre de 2019, 18:30:30
Política

PRIMER PLENO EN LA CÁMARA REGIONAL


Isabel Díaz Ayuso regresa a la Asamblea sin los aliados con los que se fue

Por Teresa Aísa Gasca


La actividad ordinaria vuelve a la Asamblea de Madrid este jueves tras un largo verano copado por los procesos de negociación para la investidura de Isabel Díaz Ayuso, las primeras actuaciones de Gobierno -conformado por la coalición entre el Partido Popular y Ciudadanos- y finalmente por el anuncio de la vuelta de Iñigo Errejón, líder de Más Madrid, a la política nacional.

La primera Sesión de Control al Gobierno del Pleno de la Asamblea de Madrid de la XI Legislatura será la que marque el regreso de Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, al parlamento autonómico desde que pronunciara su discurso de investidura el pasado mes de agosto. La jornada dará comienzo a las 10.00 horas con la Sesión de Control al Gobierno, momento en el que los seis grupos políticos preguntarán a la presidenta sobre distintas cuestiones.

La líder del Ejecutivo madrileño deberá responder a cuestiones sobre las medidas del Gobierno para acabar con la violencia machista, la función de Avalmadrid, la financiación autonómica de la Comunidad de Madrid así como las prioridades y los pactos que tiene previsto promover el Gobierno regional.

De igual manera, la dirigente madrileña será consultada por Rocío Monasterio, líder de Vox, sobre si piensa promover alguna iniciativa de defensa de la competencia de la Comunidad en materia de policía mortuoria para la exhumación y traslado de cadáveres, coincidiendo con la luz verde otorgada por el Tribunal Supremo a la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.

Pero, sobre todo, la ocasión dará muestra de la forma y el tipo de relación que existe entre su grupo parlamentario y el de sus socios gubernamentales, la cual dejó entrever sus primeros matices tras el apoyo de la formación naranja a la Comisión de Investigación de AvalMadrid presentada por PSOE, Más Madrid y Podemos.

A principios del mes de septiembre, el vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio Aguado, apuntaba que no van “a permitir ni un solo ápice de corrupción” en las administraciones “o empresas mixtas en las que participe la Comunidad de Madrid", reafirmando el anuncio que el portavoz adjunto de la formación naranja, César Zafra, hacía sobre su apoyo a la comisión sobre Avalmadrid.

Aguado sentenciaba sus declaraciones asegurando que "llegarán hasta el final" sobre el caso, "caiga quien caiga y le pese a quien le pese". Con estas palabras se dio pie a serias dudas sobre la existencia de una unidad real en el ámbito del Ejecutivo madrileño, las cuales ambas partes han tratado de deslegitimizar desde ese momento.

La líder del Gobierno regional reaccionaba al anuncio de su vicepresidente de manera pública e indicaba que siempre va a ser “fiel compañera del señor Aguado y de todo el Gobierno de la Comunidad de Madrid”. Por su parte, él declaraba su fidelidad a la presidenta Ayuso e insistía además en que no permitirá que se den “circos mediáticos” en torno a ninguna causa o persona.

Sin embargo, y aunque parecieran disuadidos los demonios de la bicefalia en la Comunidad, la mandataria expresaba esta misma semana durante una entrevista en la Cadena Ser sobre su coalición en la Comunidad de Madrid con los de Albert Rivera que “somos dos gobiernos en uno”.

Pero esta no ha sido la única brecha surgida entre los ‘aliados’ conservadores de la Asamblea de Madrid. La portavoz parlamentaria de Vox en el ente público, Rocío Monasterio, anunciaba asimismo que su formación posibilitará que los diputados indaguen en la actividad llevada a cabo por la empresa semipública.

De esta manera, las dos formaciones que facilitaron el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso han mostrado a través de su desmarque de Avalmadrid que no están dispuestas a dar su apoyo de manera incondicional.

Comisiones

En cualquier caso, y al igual que Aguado, Monasterio dejaba claro que no abogan por una "cacerías de brujas" contra la presidenta y que apoyarán una posible comparecencia de Ayuso solo si esta "si no es un tema personal y no se le pregunta por temas personales de su familia".

La formación derechista ha sido asimismo protagonista de una de las primeras riñas de esta legislatura: el reparto de las comisiones permanentes. Para los de Vox, la distribución de las presidencias y secretarías -que se lleva a cabo de acuerdo entre partidos- ha respondido a una alianza entre “el tricentrito” (Partido Popular, Ciudadanos y PSOE) cuyo objetivo ha sido “vetar a Vox en las presidencias importantes”.

En cualquier caso, Vox no contará con la presidencia ni la secretaría de ninguna de las comisiones permanentes de la Asamblea durante esta legislatura.

En el marco de la constitución de las mismas, en esta ocasión se va a contar con la Comisión de Telemadrid. La entidad ya ha contado con una solicitud, la del presidente general de la corporación informativa, José Pablo López. El directivo ha registrado una solicitud de comparecencia “voluntaria” y “urgente” por las declaraciones en las que la presidenta Ayuso puso en duda la funcionalidad de Telemadrid como “servicio público”.

En una entrevista radiofónica ofrecida a EsRadio, Ayuso indicó que Telemadrid es un "servicio público que ya no es esencial", solicitando "austeridad" a la cadena y pidiendo "justificar las cuentas". "Ha de ser un servicio público con audiencia porque un servicio público sin público no es un servicio", apuntaba la mandataria, que dejaba en el aire la posibilidad de cerrar Telemadrid.

“Ya se verá”, decía la presidenta. Días después, su segundo en el Gobierno aseguraba que "no es una prioridad" para el Ejecutivo tomar decisiones sobre Telemadrid. "Mientras las cosas se sigan haciendo bien, Telemadrid lo que tiene que hacer es seguir creciendo y prestar un servicio de calidad", decía Aguado.

Precisamente, a lo largo del desarrollo del Pleno está previsto que el diputado del PSOE Jose Ángel Gómez Chamorro y el diputado de Vox Pablo Gutiérrez pregunten al resto de miembros del Gobierno sobre Radio Televisión Madrid (RTVM) y si se plantean su cierre.

Primera Sesión de Control al Gobierno del Pleno

El orden del día incluye el cuestionamiento al Gobierno sobre las medidas que va a llevar a cabo para hacer frente al aumento de la ludopatía y qué va a hacerse desde el Ejecutivo en relación a estas adiciones. Por otro lado, se va a pedir explicaciones sobre la acogida de menores extranjeros no acompañados, así como se va a solicitar información sobre las "aglomeraciones" y "bajas" frecuencias de Metro de Madrid, entre otras cosas.

Los primeros consejeros en comparecer en esta Legislatura son el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, por el inicio del curso escolar; el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, por el plan de choque de las listas de espera y el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, sobre la estructura directiva del Gobierno y su coste económico.

En otro orden de cosas, va a debatirse una Proposición No de Ley (PNL) sobre los centros de atención a personas con discapacidad física y sensorial y otra para que se declare el Estado de Emergencia Climática.

Homenaje

En la celebración de este primer Pleno ordinario, varios grupos parlamentarios han propuesto que se lleve a cabo una declaración institucional que condene el asesinato machista de todas las mujeres fallecidas durante esta legislatura y se guarde un minuto de silencio en toda la Cámara regional.

Sin embargo, Vox ha declarado que tanto en el acto simbólico como en la lectura institucional deben incluirse a "todas las víctimas", es decir, debe ampliarse a "niños y varones que mueren en el ámbito doméstico, como el niño Gabriel, que merece un minuto de silencio y el dolor de todos los madrileños", indicaba Rocío Monasterio. Dada esta disconformidad, es posible que no se lleve a cabo dicha lectura, ya que para salir adelante la propuesta esta debe contar con unanimidad.

Funcionamiento del Pleno

Tal y como se aprobó en un Pleno el pasado mes de febrero por mayoría absoluta, en las sesiones plenarias se incorpora el voto telemático y los nuevos tiempos de funcionamiento del Pleno, que entraron en vigor el 1 de marzo. Asimismo, se produce ahora un aumento de las intervenciones en los plenos así como tríplica en el control a los consejeros, "facilitando la interlocución y evitando caer en encorsetadas preguntas".

En cuanto a los nuevos turnos de intervención de los diputados, tanto en el Pleno como en las comisiones, el objetivo del nuevo Reglamento es contribuir a "dinamizar" el debate "sin incrementar los tiempos actuales". Así, por ejemplo, para las preguntas orales en Pleno, los intervinientes disponen de tres minutos a repartir en dos turnos que se administrará a su conveniencia. En el caso de las comisiones, se establecen cinco minutos para cada interviniente.

Cuando, a juicio de la Presidencia, en el desarrollo de un debate se hicieran alusiones que impliquen juicios de valor o inexactitudes que afecten al decoro o dignidad de la persona o conducta de un diputado, podrá concederse al aludido el uso de la palabra, por tiempo no superior a tres minutos, para que éste, sin entrar en el fondo del asunto en debate, conteste estrictamente a las alusiones realizadas.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es