16 de diciembre de 2019, 3:07:11
Cultura y ocio


Palmarés y conclusiones de la 67º edición del Festival de Cine de San Sebastián

San Sebastian, repleta de estrellas

Por Carolina Bassecourt


Pacificado, del estadounidense Paxton Winters se ha alzado con el máximo galardón del Festival de Cine de San Sebastián sin estar en las apuestas. La película brasileña que llegaba de la mano de Darren Aronofsky había pasado de puntillas por la sección oficial y sorprende que se haya alzado con el máximo reconocimiento, además de obtener los premios a la fotografía y mejor actor. En este último apartado, el premio no es discutible. El actor Bukassa Kabengele tiene una presencia ante la cámara que es sin duda lo mejor de la cinta y sostiene el metraje. Aún así, no es suficiente para justificar una película que trata la vida en las favelas de Río de Janeiro en la época de las Olimpiadas de forma irregular, con acumulación de conflictos tópicos y sin apenas interés.

Por otro lado, el conjunto de los directores de la productora Moriarti, Jose Mari Goenaga, Jon Garaño y Aitor Arregui, vuelven a recibir el reconocimiento de la crítica con La trinchera infinita. Con la historia de un topo, Antonio de la Torre, escondido en época de la Guerra Civil, los directores de Hadia y Loreak consolidan su solvencia y cosechan un puñado de premios en el festival entre los que están el de mejor dirección, guión y premio Irizar del cine vasco además del premio Fipresci que otorga la crítica internacional y el Feroz.

En cuanto a la intrepretación femenina, era innegable desde que se vio La hija del ladrón que debía ser para Greta Fernández, hija de Eduard Fernández que trabaja con ella en un tour de force del que sale reforzada. Ambos desempeñan roles de padre e hija en la ficción y en ella Sara, personaje de Greta Fernández, hace enormes esfuerzos para poder integrar a su padre en la familia. La película es el brillante debut de Belén de Funes, autora a la que seguir la pista.

El premio fue compartido con la siempre esplendida intérprete Nina Hoss por la película Audition de Ina Weisse que a su vez demuestra maestría en la dirección. La película es una propuesta más que interesante donde Hoss interpreta a una exigente profesora de violín que deja su vida de lado por un alumno brillante.

Y siguiendo con la interpretación femenina me sorprendió y conmovió especialmente la joven actriz Bukky Backray de la película no premiada por el jurado pero tremendamente bien dirigida Rocks de Sarah Gavron. Backray compone un personaje adolescente con una carga enorme de responsabilidad al ser abandonada por su madre dejándola a cargo de su hermano pequeño. La actriz te atrapa desde el principio y ojalá la veamos más en pantalla. El corte social, el realismo tratado con respeto y la crudeza de la situación sin caer en la autocompasión hizo que esta película se convirtiera inmediatamente en mi opción a premio. Sin embargo, la cinta solo ha recibido el reconocimiento del jurado Signis que la ha distinguido con el premio que otorga a los valores.

Visibilidad de las directoras

Estas tres últimas películas han sido dirigidas por mujeres y son las que más me han interesado. Es de agradecer que se visibilicen puntos de vista femeninos en los festivales y empezar a ver otro tipo de historias. Esperemos que no sea una tendencia, sino que se abra hueco a las mujeres cineastas también a los premios y las cineastas estén aquí para quedarse. En esta ocasión han tenido las mejores historias.

Como tónica del festival ha habido películas muy interesantes con directoras al frente, un incremento de las temáticas basadas en las relaciones paterno-filiales (también Pacificado, la ganadora) y una mayor calidad técnica de las películas españolas frente al resto. Aunque en esta crónica no hayamos citado Mientras dure la guerra de Alejandro Amenábar la calidad de su película, opiniones políticas aparte, es innegable. Cinta donde se trata los dilemas morales de Miguel Unamuno durante la Guerra Civil. A lo que quiero añadir que está muy bien hacer una selección exhaustiva de films españoles para la sección oficial. Sin embargo, con el nivel irregular de las películas internacionales presentadas, aún habría cabida para alguna española más. Siempre será más factible añadir alguna española buena, que las hay, que dejarlas relegadas a secciones menores y que tengamos que ver malas películas en oficial que bajan la calidad de una edición y optan a alzarse con el premio.

Destacar que dentro del festival se ha hecho un pase especial de La odisea de los Giles protagonizada por Ricardo y Chino Darín que al espectador interesará por hacer pasar un buen rato viendo como estos giles (bobos en Angentina) tratan de vengarse de una estafa de la que han sido víctimas en época del corralito.

Dentro de los premios que otorga el público en la sección Perlas de otros festivales se ha destacado a Especiales de Olivier Nakache y Éric Toledano sobre una asociación que trata a niños y adolescentes con necesidades psíquicas especiales y Sorry, we missed you del veterano Ken Loach sobre la precariedad del trabajo de los falsos autónomos. Películas ambas necesarias, de una solidez incuestionable y que recibieron ovaciones de el público en pié en el Teatro Victoria Eugenia. Muy recomendables si te gusta el cine de denuncia. La de Nakache y Toledano se estrena el 28 de febrero y su mensaje es claro: debería ser impensable que el estado deje desatendidas las necesidades sociales sin ofrecer una alternativa.

También en la sección Perlas se han podido ver joyas como Retrato de una mujer en llamas de Céline Sciamma o la espectacular Parásito de Bong Joon-ho que ganó este año en el Festival de Cannes, la especial propuesta en gallego Lo que arde de Oliver Laxe y la incursión occidental de Hirokazu Koreeda, La verdad, que no siendo una mala película, y habiendo ganado el cine de Koreeda varios premios del público en San Sebastián, en esta ocasión no convenció.

En esta edición se ha vuelto a una antigua costumbre: proyectar una película sorpresa. A pocos días de la proyección se descubrió que la elegida sería la última ganadora del León de Oro en Venecia Joker de Todd Phillips y fue sorpresa literal, dejó al público pegado a la butaca. Lejos de ser lo que podemos esperar de una película de superhéroes, Joker hace un retrato psicológico lleno de matices del personaje. Aunque la película te puede o no gustar es indudable que no te dejará indiferente. El trabajo de Joaquin Phoenix es sobresaliente y de una visceralidad que lo sitúa muy por encima de los actores de su generación. Sería extraño que no se llevara el Óscar con una interpretación así. Se estrena ya, este viernes. Si te va el cine que analiza psicológicamente a los personajes, no te la pierdas porque es tu película.

Conclusiones del festival

Durante la 67 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián se han visto muchas películas en una sección oficial bastante floja que ha tenido buenas películas en la sección Perlas entre las que destaca Parásito, se ha proyectado Joker como película sorpresa y se han dado tres Premios Donostia, sin embargo, si este festival deja una imagen imborrable es la de Penélope y su reconocimiento en España después de múltiples premios internacionales. El Premio Donostia a la de Alcobendas, que reconoce a las figuras más importantes del cine y este año lo han recibido Costa Gavras y Donald Sutherland, la pone a la altura de Meryl Streep, Bette Davis, Lauren Bacall, Jeanne Moreau o Judy Dench y ella supo agradecerlo como la ocasión merecía, elegantemente.

Penélope, emocionada ante la sorpresa de que su amigo Bono, cantante de U2, se hubiera desplazado hasta San Sebastián para entregarle el premio le agradeció que estuviera en un momento tan importante y no solo dedicó el premio a su familia e hijos sino que aprovechó para solidarizarse contra el maltrato hacia la mujer y pedir que se actuara antes de que fuera demasiado tarde. Así mismo, pidió que entre todos cuidemos el mundo y demos a los que ahora son niños razones para seguir soñando.

Penélope Cruz, la actriz más joven en recoger el premio Donostia, ha sido la imagen del cartel de esta edición y, su reconocimiento, la imagen de este festival. Además, fue reconocida Mujer del Año en la V Edición de los Premios Madrid de Madridiario, en el año 2007.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es