14 de diciembre de 2019, 9:20:18
Política


Vuelven los coches con etiqueta C a Madrid Central

Las claves de Madrid 360, el plan anticontaminación de Almeida

Por Javier López Macías


La “mejora” que el Partido Popular y Ciudadanos proponían para Madrid Central ya tiene forma: el Ayuntamiento de Madrid ha decidido levantar la prohibición de entrar al distrito Centro a los vehículos con etiqueta C a partir del primer semestre de 2020. Eso sí, con la condición indispensable de que el vehículo vaya ocupado por dos o más personas, algo que vigilarán agentes de movilidad repartidos por todo el perímetro.

Así lo ha anunciado el alcalde José Luis Martínez-Almeida en una rueda de prensa celebrada este lunes en la que por fin ha detallado su esperado plan anticontaminación, Madrid 360. El mismo dividirá la capital en cinco anillos en los que se irá actuando según las necesidades de las diferentes zonas, aunque las medidas más llamativas que ha contado el regidor van destinadas a flexibilizar todo lo posible la APR de Centro ideada por Manuela Carmena, a la que seguirán sin poder acceder aquellos coches sin distintivo (A) y los B y C que lo hagan solo podrán estacionar en aparcamientos. Se desconoce aún si el logo de la anterior Corporación se mantendrá o si se cambiará la cartelería.

Además de ese ‘indulto’ a los coches C, se va a ampliar el horario para las motos, que no podían entrar a partir de las 10 de la noche y que ahora podrán hacerlo hasta las 12. Respecto a los 9.000 comerciantes del distrito Centro, el Ayuntamiento ha decidido aceptar una de sus mayores reivindicaciones y les tratará como vecinos, pues cada titular contará con un permiso especial, además de los veinte pases que tenían para repartir.

Tres líneas de autobús y descuentos en los parkings

Para paliar la mayor entrada de los coches C en el distrito Centro -cuyo impacto no está aún cuantificado-, la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que va a multiplicar por diez su flota de autobuses eléctricos pasando de 68 a 668 en ocho años, creará dos nuevas líneas “doblemente cero” que atravesarán Madrid Central y que serán gratuitas: la primera irá de San Bernardo a Puerta de Toledo y la segunda, de Moncloa a la Avenida Felipe II. De igual forma se establecerá una nueva cabecera de pago que hará un recorrido perimetral del distrito Centro.

En cuanto a los aparcamientos municipales gestionados por la EMT incluidos en el Área de Bajas Emisiones, aplicarán una rebaja tarifaria: los eléctricos podrán estacionar gratis durante unas horas, los ‘eco’ pagarán la mitad y los C tendrán un descuento de un 10 por ciento.

Recorrido de unas de las nuevas líneas de la EMT que serán gratuitas y recorrerán Madrid Central. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

Reducción de un 15% más que el antiguo plan

Otro de los objetivos del plan es lograr la desaparición de los coches sin etiqueta, que son los más contaminantes. Así, se ha divido la ciudad en cinco anillos para ir prohibiendo su uso progresivamente: a partir del 1 de enero de 2020, quedará prohibido el estacionamiento de vehículos A en toda la almendra central salvo para los residentes; en 2022 no podrán entrar en la M-30; al año siguiente, los vehículos diésel anteriores a 2006 no podrán pasar por dicha vía; en 2024 ningún coche sin etiqueta de fuera de Madrid podrá circular en todo el término municipal; y en 2025 esa prohibición se extenderá a los residentes con estos vehículos.

Los cálculos del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento pasan por lograr la reducción de un 15 por ciento más de las emisiones que preveía rebajar el Plan A, que proponía reducir un 20 por ciento el dióxido de nitrógeno antes de 2023. El delegado del ramo, Borja Carabante, ha asegurado que lograrán cumplir con las exigencias de la Unión Europea una vez se implante al completo Madrid 360, cuyas medidas importantes se convertirán en realidad en el primer semestre del año que viene.

Cabe destacar que España ha infringido la normativa europea en los últimos ocho años, en los que Madrid ha superado el límite de valor horario -que no se debe rebasar durante más de 18 horas al año en ninguna estación de medición- y el de valor anual.

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida y Borja Carabante, delegado de Transportes del Ayuntamiento de Madrid, en la presentación.

200 millones de ayudas para la renovación de flotas

Almeida también ha reiterado anuncios que ya había realizado con anterioridad, como son las varias líneas de ayuda con las que el Ayuntamiento quiere llevar a cabo la renovación de todas las flotas.

Se dedicarán 25 millones de euros anuales para los conductores que quieran cambiar su coche sin distintivo por otro Cero o Eco; otros 10 millones para los vehículos de mercancías; otros cinco para taxis y cinco más para el cambio de vehículos de autobuses discrecionales. Asimismo, se destinarán 50 millones para que no haya ninguna caldera de carbón en 2022 y para reducir a la mitad las de gasóleo en 2027.

En lo referido a aparcamientos disuasorios, Almeida tiene previsto continuar con lo prometido: 14 infraestructuras con 10.000 plazas que complementen a otras 5.000 de rotación y para residentes. Para motos, se duplicarán sus plazas en superficie hasta alcanzar las 21.000 en cuatro años.

Bus-VAO en la A-42 y soterramiento de la A-5

Desde el Faro de Moncloa, el alcalde ha pedido “colaboración” al Gobierno central y a la Comunidad de Madrid, actores que serán claves para llevar a cabo todo Madrid 360. De ellos dependerá la construcción de varios carriles Bus-VAO (el de la A-42 en Plaza Elíptica se considera prioritario), así como la reforma del Nudo Norte, que se llevará a cabo en este mandato.

De aquí hasta las próximas elecciones el Gobierno municipal también quiere llevar a cabo el soterramiento de los ocho carriles de la A-5 entre la avenida de Portugal y la de los Poblados, cuyos trámites preparatorios ya han comenzado. Una vez esté realizada la obra se liberarán más de 90.000 metros cuadrados en superficie, una cantidad que multiplica por doce el Estadio Santiago Bernabéu.

Visita a Bruselas

Con todo, varias de las medidas de Madrid 360 tendrán que ser refrendadas en el Pleno del Ayuntamiento para aplicarse al ser obligada la modificación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible. Sin embargo, el Ayuntamiento, para evitar sorpresas, ha decidido convocar para octubre la Mesa de Calidad del Aire como pidió la oposición y Almeida se personará en Bruselas para convencerles de su compromiso en la lucha contra la contaminación

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es