19 de septiembre de 2019, 0:15:28
Cultura y ocio


Juntos: ¿quién es normal?

Por Antonio Castro


Un año después de su estreno llega al teatro Amaya la comedia Juntos, de Fabio Marra, que dirige Juan Carlos Rubio.

El año pasado esta obra del joven autor napolitano se estrenó en ocho países, tras haber sido nominada a los Premios Molière en Francia. En este país se estableció el dramaturgo hace casi quince años y allí está desarrollando su carrera teatral.

La obra tiene como protagonista a Isabel, una mujer madura, con dos hijos. El chico, Miguel, es discapacitado. Sandra, la chica, lleva una vida aparte de ellos desde hace más de diez años. Es una ejecutiva de éxito y la situación de su hermano no encaja en su vida y sus relaciones. Cuando ella se decide a volver al modesto piso en el que viven su madre y su hermano, se desencadenan muchos sentimientos, desarrollados con abundante humor.

Juntos, según su autor: aborda qué es la normalidad a través de la historia de Isabel y sus hijos: Miguel y Sandra. Isabel nunca ha aceptado que su hijo sea diferente de los demás, y Miguel se ha convertido en su única razón de vivir. Pero, ¿qué ocurre con la vida de Miguel? Y Sandra, ¿qué tipo de hermana es? ¿Qué sucede actualmente cuando un miembro de nuestra familia depende de nosotros? ¿Existen vidas que no merecen la pena ser vividas?

La ironía, la ternura o los golpes de humor nos van planteando las necesidades, los cuidados, de seres como Miguel.

Kiti Manver vuelve a la escena madrileña después del peculiar ejercicio escénico -Sensible- que protagonizó junto a Chevi Muraday hace un par de temporadas. La actriz tiene ya una relativamente larga relación profesional con Juan Carlos Rubio, director de este montaje. Al menos seis producciones han hecho juntos, cuatro de ellas con textos también de Rubio.

Gorka Otxoa se convierte en Miguel, el chico especial al que su madre considera normal. El actor aporta su naturalidad y espontaneidad a este personaje que discurre siempre en el filo de las emociones. María Castro compagina su trabajo en la serie televisiva Amar es para siempre. Desde que se diera a conocer a través de la pequeña pantalla con Sin tetas no hay paraíso, la actriz ha procurado aparecer con regularidad en la escena y, desde 2010, ha intervenido en media docena de producciones. Completando el reparto está la madrileña Inés Sánchez, en un cuarto personaje que se introduce en esta delicada situación familiar.

Juan Carlos Rubio abandonó definitivamente la interpretación para dedicarse a la escritura dramática y a la dirección escénica y es actualmente, uno de los dramaturgos habituales en las carteleras. Desde que en 1998 estrenara Esta noche no estoy para nadie, obras suyas como Tres, Las heridas del viento, 100 metros cuadrados o Arizona, se representan en capitales de todo el mundo. En 2017 debutó como director de cine con la adaptación de su propia obra Las heridas del viento.

Juntos se representa en el teatro Amaya hasta el 27 de octubre.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es