21 de noviembre de 2019, 0:24:40
Efemérides

TAL DÍA COMO HOY


Madrid da a luz a la cantante y actriz María Dolores Pradera

Por MDO


Aunque nació en Madrid, María Dolores Pradera se trasladó a Chile junto a su familia con tan solo seis años. Al regresar a España, la artista vivió una adolescencia marcada por la Guerra Civil, mientras cursaba los estudios de bachillerato que nunca llegó a finalizar.

Primeros pasos

En sustitución, Pradera eligió seguir el camino de la interpretación y la música. Sus primeros trabajos como actriz vieron la luz en los años 40, con películas como ‘Los habitantes de la casa deshabitada’ (1946) o ‘Yo no me caso’ (1944). Aun así, fueron sus papeles en ‘Altar Mayor’ (1943) y ‘Inés de Castro’ los que le aportaron la popularidad y la fama de la que gozó durante el principio de su carrera.

Posterior a estos largometrajes se sucedería una de las épocas clave para la actriz, ya que contrajo matrimonio con Fernando Fernán Gómez, actor y escritor, en 1947, con quien tuvo dos hijos, Fernando y Helena. De esta época y posteriores encontramos su interpretación en películas como ‘Espronceda’ de Fernando Alonso (1945), ‘Embrujo’ (1946), ‘María Antonia la Caramba’ (1950) y ‘Niebla y sol’ (1951).

De la pantalla al teatro

El escenario fue otro de los elementos en los que mejor se desenvolvía Pradera. Así, representó numerosas obras en diferentes teatros de toda España e incluso México. La actriz participó en la compañía teatral de Carmen Carbonell y Antonio Vico, y destacó por su interpretación en obras como ‘Madre, el drama padre’ (1942) de Enrique Jardiel Poncela. Además, participó en la representación de textos de los dramaturgos Federico García Lorca y José Zorrilla en este periodo.

Más adelante, Pradera acudió al Festival de Teatro de las Naciones, celebrando en París, gracias a su interpretación de ‘La Celestina’, obra que protagonizaba en el Teatro Eslava de Madrid. Tras ello, pasará a formar parte del Teatro Nacional María Guerrero en 1954. En él representó obras cómicas como fueron ‘El Rinoceronte’, ‘El Jardín de los cerezos’ y ‘Soledad’. Progresivamente, la actriz comenzará a retirarse de la escena teatral para adentrarse en el mundo del canto, aunque por desgracia, una enfermedad la retiró del panorama artístico por un tiempo.

Una vox con éxito

Su debut como cantante en 1952 en la ‘boite’ de Alazán le ayudó a enfocar su estilo. Prado se caracterizó por los tintes folclóricos en sus composiciones y la constante presencia del género lírico. El talante de la cantante adquirió gran popularidad, hasta el punto de acumular casi 30 discos de oro a sus espaldas a lo largo de su carrera musical. En la memoria de muchas personas resuenan temas como ‘Fina estampa’, ‘Amarraditos’, ‘En un rincón del alma’, o ‘Dos amores’ al pensar en María Dolores Prado.

Entre sus últimos trabajos la cantante colaboró con diferentes artistas de la talla de Joaquín Sabina o Rosana. Además, realizó su último álbum, ‘Al cabo del tiempo’, junto al grupo Los Sabandeños.

Distinción y aprecio

Entre los premios otorgados a Pradera en reconocimiento a su trabajo y dedicación al mundo de las artes escénicas y la música destacan la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, Premio Homenaje de la industria discográfica de los Premios Amigo, el Premio Nacional de Teatro, la Medalla de Bellas Artes, así como el Premio Lara (1992), la Medalla de Oro de Madrid al Mérito Artístico (1987) o el Premio Orquídea en (1993).

A los 93 años de edad, finalmente, la actriz y cantante falleció en Madrid, dejando una herencia cultural y artística tras ella para el disfrute de todos sus seguidores.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es