21 de octubre de 2019, 17:31:18
Cultura y ocio


La Paloma: procesión y cierre

Bomberos, anderos, castizos y devotos: así fue la procesión de la Paloma

Por Antonio Castro

El lienzo de la Virgen de la Paloma ha salido en procesión como momento culminante de las fiestas más populares del centro de Madrid.


Durante todo el día el templo de la calle de la Paloma ha recibido a centenares de devotos deseosos de participar en los actos religiosos y de acercarse al cuadro tras la bajada que, como es tradición, han protagonizado los bomberos de la ciudad.

Poco antes de las tres de la tarde el bombero Felipe García ha dirigido la maniobra para descolgar el lienzo. Por la tarde, finalizado el Rosario, también son los encargados de trasladar el lienzo hasta la carroza y lo escoltan en posición de honor. Hasta ese momento cientos de madrileños han formado filas para acercarse a besar el lienzo o hacerle una fotografía cercana.

Patrona de los bomberos

La procesión de La Paloma es la más larga de las tres que salen esta primera quincena de agosto por los barrios de Embajadores, Lavapiés y Toledo. La carroza con el lienzo debe superar el tapón la calle Isabel Tintero para enlazar con la Gran Vía de San Francisco.

El desfile religioso tiene un alto obligado al llegar a la Puerta de Toledo. Una vez más los bomberos homenajean a su patrona con una serie de ejercicios en altura y con abundante espuma. Es el momento preferido de los más chicos que admiran la destreza y preparación física de este cuerpo.

La Paloma recorre calles como la de Toledo y la plaza de la Cebada, donde falta ya desde hace cuatro años una de las devotas más famosas: la actriz Lina Morgan que saliendo de su teatro de La Latina ofrendaba un ramo de flores a la virgen. Hoy, presidiendo esta procesión han estado el Alcalde de Madrid, José Luis Almeida, y el cardenal arzobispo Carlos Osoro. Concejales de todas los partidos representados en la corporación también se han sumado a estos actos.

Desafío al calor

A las altura de la plaza de los Carros, la procesión transcurre entre las casetas de los feriantes y entre el público que disfruta con estas instalaciones desafiando, a esa hora de la tarde, las altas temperaturas.

Cayendo ya la noche el trono de la virgen enfila la estrecha calle de Calatrava para iniciar el retorno a su templo donde una legión de vendedores ofrecen estampitas, calendarios y objetos variados con su imagen.

La fiesta, hasta el domingo

Al caer este año la fiesta de la Virgen en jueves, la programación lúdica continuará hasta el domingo, con conciertos en las plazas de la Paja y de las Vistillas. Actuarán, entre otros artistas, Efecto Pasillo, Chenoa y OBK.

La fiesta se extiende por todo el barrio. A las barras que sacan al exterior los bares de la calle Calatrava se unen los puestos itinerantes que se instalan en los alrededores de San Francisco el Grande. Son puntos de repostaje y descanso, de buscar refrescos para aliviar las habitualmente altas temperaturas de la jornada.

El próximo domingo, con la noche ya cerrada, terminará este ciclo verbenero iniciado hace diez días con la fiesta de San Cayetano.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es