17 de septiembre de 2019, 14:55:28
Política


Una bronca con Ayuso y los reproches de Aguado convierten a Errejón en el líder de la oposición

Por Javier López Macías


Íñigo Errejón ha venido para quedarse. El líder de Más Madrid ha protagonizado el enfrentamiento más duro con Isabel Díaz Ayuso de lo que llevamos de sesión de investidura, con reproches mutuos que han embarrado un Pleno que en los canutazos previos ya se preveía difícil. El ex número dos de Podemos no ha sido el primero en subir a la tribuna pero, sin embargo, sí el que ha despertado a la presidenciable popular, que ayer leyó su discurso con un tono aletargado. Antes que él había sido el turno de Isa Serra y Sol Sánchez en nombre de Unidas Podemos Madrid en Pie.

No obstante, si bien ambas han sido muy tozudas insistiéndole a Ayuso en sus polémicas, ninguna ha logrado sacar de quicio a la futura presidenta, que sí se ha desmelenado con Errejón. Tanto, que la exviceconsejera de Justicia ha llegado a asegurar que el líder de Más Madrid es el “personaje más traidor de la política española” al recordarle su ruptura con Iglesias, “quien se lo ha dado todo”.

Ayuso ha reaccionado así a las acusaciones del compañero de papeleta de Manuela Carmena, que previamente ha tildado la investidura de “vergonzante” por las dudas que merodean en el entorno de la candidata relacionadas con el pago del IBI, los créditos de Avalmadrid y su aparición en el sumario de Púnica. “Usted se niega a responder a preguntas que expliquen por qué le dieron ese préstamo, por qué sale en la Púnica o si la mayor rebaja fiscal de la historia -anunciada ayer en el discurso de la popular- la comenzó usted cuando dejó de pagar el Impuesto de Bienes e Inmuebles durante cinco años al Ayuntamiento”, ha argumentado.

Además, ha afeado a Ciudadanos, “que se dice regenerador”, y a Vox, “que se dice políticamente incorrecto”, darle “aire” al PP para que, en cuatro años, “las tareas fundamentales sigan estando pendientes”. Ante esto, Ayuso se ha revuelto varias veces, sin poder quedarse quieta en su escaño. Una vez en la tribuna ha hecho un repaso del “currículum” de Errejón para atacarle por su apoyo a Cuba y a Venezuela. “Usted tiene las manos manchadas de dictadura, de pobreza y de indignidad”, ha remachado la candidata, que se ha empeñado en repetir en diversas ocasiones que el portavoz de Más Madrid “lleva en su mochila la tiranía”.

Pero eso no ha sido todo, también la futura mandataria regional ha recordado los “varios investigados o condenados” que, en alguna ocasión, ha llevado Podemos en sus listas a lo largo del Estado para presumir de su lista electoral, que sufrió su primera imputación la semana pasada gracias al exalcalde de Getafe Juan Soler: “A mí me acompaña Pedro Rollán, el alcalde más votado de España; Daniel Portero, hijo del fiscal asesinado por ETA; o el señor Ossorio, que ha hecho hasta 20 presupuestos a lo largo de su vida”.

Eso sí, lo que verdaderamente ha encumbrado a Errejón como el líder de la oposición ha sido que Ignacio Aguado, futuro vicepresidente, ha decidido gastar bastante de su tiempo en confrontar con él. En primer lugar, ha querido señalar que en Cuba “hacen falta 16 salarios para pagar una televisión” y que Venezuela vive “el mayor éxodo de personas del siglo XXI”.

Más centrado en la política madrileña, ha extendido el reto lanzado a Errejón a Ángel Gabilondo para preguntarles que cuál de los 155 puntos que ha firmado con el PP y que servirán como ruta del primer Ejecutivo de coalición de la historia no les gustan: “¿No quieren abrir los quirófanos por las tardes, reformar siete hospitales, implantar la totalidad de la Ley de Gratuidad de Libros de Texto, defender los derechos del colectivo LGTBi, abrir Metro 24 horas los fines de semana o que exijamos un compromiso de puntualidad a Renfe?”. “Ustedes quieren el poder por el poder”, ha zanjado.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es