17 de octubre de 2019, 14:13:27
Transportes


El asfalto de Gran Vía se derrite: ¿calor o mala ejecución?

'Helado de asfalto' en el centro de Madrid

Por María Mestre Hurtado


Como si de un helado al Sol se tratara, el firme de una de las principales arterias de Madrid, la Gran Vía, se ha deteriorado en las últimas semanas hasta tal punto que se ha derretido en algunas zonas provocando deformidades, pequeños socavones y grietas como se muestra en las imágenes capturadas por nuestro fotógrafo a pie de redacción.

Estas incidencias conllevan problemas en la circulación y seguridad al volante y, cuando llueve, lo que se conoce como ‘aquaplanning’. Esto se debe a que al asfalto pasa de ser uniforme a desigual, lo que genera acumulaciones de agua o charcos que dificultan el agarre de los neumáticos al asfalto.

Temperaturas superiores a 45 grados

Según expertos consultados por este periódico, cuando el asfalto alcanza los 45 grados pierde su firmeza y se vuelve moldeable, lo que puede generar grietas e incluso deformaciones estructurales. Por otra parte, estos surcos que se generan también pueden deberse a “un exclusivo endurecimiento” del firme por la alta oxidación que se produce durante las olas de calor y la sobreexposición a los rayos UV.

Pero otras voces discrepan y apuntan a una mala ejecución del asfaltado porque, según nos ha explicado un técnico especializado en este tipo de trabajos, la temperatura de 45 grados debería mantenerse hasta 12 horas para provocar estas deformaciones, algo que no ocurre en Madrid. Según él, el mal estado del firme se debe a una mala ejecución del asfaltado, un proceso llevado a cabo en la anterior legislatura por parte del Gobierno de Ahora Madrid, ya que el último asfaltado de la calle Gran Vía se concluyó en noviembre de 2018. Una ejecución deficiente, a su juicio, podría ser la causa de este deterioro prematuro.

Pero no es Gran Vía la única calle que necesita un arreglo. El Gobierno del actual alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado a Madridiario que “el mal estado del pavimento en varios puntos de Madrid se debe al mal mantenimiento durante los últimos años años”. Así, según nos han explicado fuentes municipales, la nueva corporación se ha encontrado con que muchas calles de Madrid se encuentran en un estado “un poco lamentable”, y por ello el Ayuntamiento ha decidido reemprender la Operación Asfalto “como se hacía habitualmente”. Este proyecto se llevaría a cabo en agosto y septiembre de 2020, concentrando todos los trabajos en ese espacio-tiempo para “asfaltar el máximo número de calles posible” y “generar el menor número de problemas para la movilidad” de los ciudadanos.

‘Operación Asfalto’ para 2020

Debido al poco margen de maniobra restante para 2019, ha explicado el Ayuntamiento, se asfaltarán de aquí a final de año más de 100 calles, de las cuales un 85 por ciento pertenece a distritos del sur de la ciudad.

Este proyecto conllevará una inversión superior a los 9,3 millones de euros y se actuará en una superficie de más de medio millón de metros cuadrados en los próximos meses hasta el final de este año.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es