13 de diciembre de 2019, 13:49:32
Cultura y ocio


San Cayetano se pasea por el Rastro

San Cayetano procesiona a ritmo de pasodoble

Por Antonio Castro

A las ocho de la tarde la imagen de San Cayetano ha abandonado su templo de la calle de Embajadores para pasear por las calles del Rastro en el día de su fiesta.


Hoy es el día dedicado al santo en la primera de las fiestas de Lavapiés. Tras la misa en el templo ha salido de la procesión en una tarde gris, poco habitual en estas fiestas.

El templo ganó gran importancia en el barrio tras el derribo de la parroquia de San Millán el año 1868. Todas sus funciones y parroquianos se trasladaron a San Cayetano. Este templo resultó destruido por grupos de la extrema izquierda el 16 de julio de 1936. La iglesia ardió por los cuatro costados y solo quedó en pie la fachada. El templo estuvo cerrado hasta terminar su reconstrucción el 6 de agosto de 1962. En los últimos meses se han incorporado campanas a sus torres que tañen todos los días a partir de las nueve y media de la mañana.

A las ocho asoma el santo por la imponente fachada barroca y es recibido con el Himno Nacional que deja paso, sin solución de continuidad, al pasodoble de Los nardos en una especie de sincretismo musical. En la esquina de la calle del Oso se detiene la carroza para que el San Cayetano en miniatura que se expone en esa calle durante todas las fiestas, salude al grande. Se lanzan flores desde los balcones y vivas a San Cayetano.

El recorrido de la procesión no es muy largo aunque sí necesita del esfuerzo de quienes transportan la efigie. Tras bajar Embajadores y la calle Rodas, deben remontar la Ribera de Curtidores. En Cascorro los devotos se cruzan con quienes disfrutan de la feria instalada en la plaza.

A la llegada al templo de nuevo los vecinos protagonizan un particular asalto pues es tradición guardar una de las flores que adornan la carroza para asegurar bienes durante el año. En San Antonio, recordamos, lo que hay que guardar es el panecillo.

Recogida la imagen, comienza el tiempo de la diversión profana.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es