18 de octubre de 2019, 9:17:29
Distritos


Del Arco de la Victoria a un parque de Ciudad Universitaria: la degradación de Moncloa

El Arco de la Victoria pide a gritos un cambio

Por Lucía Martín


Si el firme de las calles y avenidas madrileñas necesita de una 'operación asfalto' para subsanar su deterioro, algunos parques y monumentos de la ciudad piden a gritos similares 'operaciones' para reparar sus desperfectos. En el distrito de Moncloa se concentran varios espacios públicos con necesidad de un lavado de cara por razones tanto estéticas como de funcionalidad o seguridad.

La degradación del Arco de la Victoria se ha convertido en una constante. El recinto se encuentra en evidente estado de dejadez, con decenas de litronas de cerveza por el suelo, cristales, latas, bolsas con basura y otros trastos como elementos 'decorativos'. "Se limpia habitualmente, aunque no todos los días porque es una zona de difícil acceso", aseguran fuentes del Consorcio Regional de Transportes, que no ostenta la titularidad del monumento -la cual posee la Universidad Complutense-, pero coordina su mantenimiento desde 2006 a través de la empresa que gestiona el Intercambiador de Moncloa. "Les recordamos con frecuencia que no se olviden de este espacio", inciden.

No obstante, la limpieza solo es el primero de los problemas. Preocupa más la conservación de los elementos arquitectónicos. Las baldosas de la plaza que antecede al arco están levantadas en el punto que conectan con la escalinata y los peldaños de esta resultan casi impracticables. Además, los revestimientos de piedra de la base del propio monolito se han caído, dejando al descubierto el ladrillo.

El Consorcio explica que "no existe riesgo en la estructura" y apunta hacia los skaters como principales responsables de estos destrozos: "Suben, dan golpes y caen los revestimientos". Aunque esta situación se repite -o se prolonga sin arreglo- cada año, insisten en que este vestigio franquista "no está abandonado". "No podemos tener un guardia", argumentan.

Pintadas y farolas rotas

A escasos metros de allí, entre el Faro de Moncloa y el Museo de América, el parque que los separa también presenta desperfectos. En este caso, las farolas están rotas y no lucen, con la consiguiente molestia que esto ocasiona a los usuarios, muchos de ellos acompañantes y familiares de los hospitalizados en la cercana Fundación Jiménez Díaz. Por otro lado, tampoco confiere a esta zona verde un aspecto acogedor las pintadas en muros y fuentes. Ni la estatua de Núñez de Balboa se ha salvado de los grafitis.

El área de Obras y Equipamientos del Ayuntamiento de Madrid alega que este recinto depende de la Complutense al formar parte de Ciudad Universitaria, por lo que la Alcaldía no cuenta con competencias para acometer reformas. Este medio ha intentado ponerse en contacto con el citado centro de estudios sin éxito. Al menos, en lo que se refiere al ajardinamiento, sí se han realizado actuaciones en los últimos meses pues se ha eliminado la maleza y se ha segado la hierba que cubría una fuente en mayo.

En cuanto a los grafitis, también visibles en el Arco de la Victoria, el Consistorio local anunció el pasado 15 de julio que endurecerá las sanciones a sus autores. "Uno de nuestros compromisos electorales pasa por tratar de erradicar las pintadas vandálicas de la ciudad. El efecto de degradación y suciedad que provocan es evidente. Por ello, debemos impulsar todas las medidas de concienciación social y de vigilancia que sean necesarias para prevenirlas", expuso entonces el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, en la comisión del ramo.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es