22 de noviembre de 2019, 9:47:42
Cultura y ocio


La venganza de la Petra, en el Teatro Amaya

Por Antonio Castro


Cien años después de su estreno reaparece en la cartelera madrileña un clásico sainete costumbrista de Carlos Arniches: La venganza de la Petra.

La venganza de la Petra fue estrenada 4 de abril de 1917, en el teatro Cómico, por Loreto Prado y Enrique Chicote. La pareja arrastraba multitudes a los teatros donde actuaba y Carlos Arniches escribió para ellos casi una veintena de obras, varias de ellas del llamado género chico, como la recordada Alma de Dios, que se eternizó en la cartelera. En esa zarzuelita sacaban hasta un burro en el minúsculo escenario de la calle Maestro Victoria. La casa de Quirós, Gente menuda o El tío de Alcalá fueron otras de las obras de Arniches para ellos.

La venganza de la Petra se incorporó al repertorio de todas las compañía cómicas de España y se estuvo representando con frecuencia en Madrid entre 1980 y 2000. José Osuna y Víctor Andrés Catena fueron los directores que más afición le tuvieron. José Luis Gago la lleva haciendo ya desde 2012.

Foto: Antonio Castro

El alicantino Carlos Arniches se inventó un lenguaje madrileño. Un casticismo teatral que fue rápidamente asumido por el pueblo. Sus chulapas y manolos, arquetipos de los habitantes de los barrios populares, vivían aventurillas cotidianas parodiadas con humor y con muchos chistes en las obras del dramaturgo. En la venganza contemplamos la revancha de una joven a la que su esposo ningunea y engaña constantemente. Decididamente secundada por sus padres, urde una patraña para dar celos al infiel y lograr que vuelva al redil. Pero la Petra, ante todo, es una mujer decente. Colaboran una criadilla de Brunete, un barbero ligón y hasta los padres de la figurita de Lladró -así denomina el padre al chulo de barrio- obnubilados por las cualidades de su retoño.

El alicantino Carlos Arniches se inventó un lenguaje madrileño

Tienen gran fuerza los personajes de los padres de Petra, sobre todo Nicanor, que se pasa casi todo el primer acto tumbado en la cama, con el resto de los personajes pululando a su alrededor. No hay duda de que fue escrito a la medida de Enrique Chicote. Tanto él como Loreto eran ya casi cincuentones cuando estrenaron la comedia aunque recordamos que la actriz estuvo haciendo papeles de jovencita hasta su muerte, ocurrida a los ochenta años. Ellos constituyen un capítulo aparte en la historia del teatro español de las últimas décadas del siglo XIX y primera mitad del XX.

La compañía que la representa actualmente está integrada por Natalia Jara, Carla Postigo, Sonia Gascón, Juan Polanco, Luis Ángel Gago, Olivia de Pablo, Cristina Palomo, Víctor Benedé. El propio director encarna al personaje de padre, conociendo perfectamente los mecanismos del humor de Arniches y su forma de encajar los chistes en la acción.

La venganza de la Petra está en el teatro Amaya hasta el 25 de agosto.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es