8 de diciembre de 2019, 23:02:09
Ciencia y tecnología

EL MADRID SOCIAL: RSC Y FUNDACIONES


IMDEA Software: Madrid, en la Champions de la ciencia

Por MDO

Nueva entrega de la serie de reportajes El Madrid Social: RSC y Fundaciones, extraídos del octavo libro de la serie Foro Madrid Debate.

El Instituto IMDEA Software, fundación pública independiente de la Comunidad de Madrid, trabaja para desarrollar software con funcionalidad sofisticada y alta calidad en términos de fiabilidad, seguridad y eficiencia. El instituto ha logrado en la última década ganar dos convocatorias ERC, un nivel considerado la Champions de la ciencia europea.


El software está detrás de casi todos los dispositivos electrónicos cotidianos: es lo que hace que funcionen un avión, un coche, la mayoría de los equipos médicos, los cajeros automáticos... El Instituto IMDEA Software trabaja para asegurar el buen funcionamiento de este tipo de aparatos y para evitar el impacto negativo desde el punto de vista social y económico que podría causar cualquier fallo en estos sistemas.

Este instituto de excelencia de la Comunidad de Madrid se dedica al desarrollo de ciencia y tecnología que permita, de cara al futuro, productos software más seguros, fiables y eficientes que los actuales. Cuenta para ello con más de 60 investigadores procedentes de diversas regiones del mundo. De hecho, la misión de esta fundación pública independiente contempla el atraer y retener el mejor talento científico internacional posible esté donde esté. Y en este sentido, que el 70 por ciento de los investigadores que trabajan en el instituto haya obtenido su doctorado en universidades de fuera de España es una evidencia de éxito.

La investigación de IMDEA software se centra en la creación de herramientas y técnicas en tres líneas fundamentales. La primera de ellas tiene que ver con la seguridad y la privacidad, y en ello se engloba todo el software contra ciberataques y de protección de los datos privados de los usuarios. La segunda se dedica al análisis y verificación de programas, para garantizar que el software hace lo que se espera de él y que está libre de defectos, un aspecto que se erige fundamental en sistemas tan críticos como los usados en aviación o sanidad. Por último, se trabaja en una línea de lenguajes, compiladores y sistemas en la que el objetivo es aumentar la productividad del programador, así como facilitar el mantenimiento y la reutilización del software.

Investigación competitiva

Durante sus diez años de vida, el instituto ha logrado atraer más de 15 millones de euros en programas de financiación de la ciencia. En concreto, de los que se conocen como convocatorias de financiación competitivas, es decir, aquellas en las que varios grupos de investigación compiten para que sus propuestas resulten elegidas tras una evaluación previa por parte de expertos y en función de criterios científicos.

Tanto es así que el 45 por ciento del presupuesto de este IMDEA en 2018 provino de este tipo de convocatorias y el resto de la financiación, de la Comunidad de Madrid. De entre todas estas convocatorias destacan de forma muy especial las del Consejo Europeo de Investigación (ERC por sus siglas en inglés), por el innegable prestigio científico del ente que las concede y por su elevada cuantía. Tener ‘una ERC’ es como jugar en la Champions de la ciencia europea, y en esa liga es en la que trabaja el Instituto IMDEA Software, que cuenta con dos proyectos ERC por un valor total de 3,5 millones de euros. Para entender lo que supone haber logrado, no solo una, sino dos de estas convocatorias, sírvase un dato: estos dos del IMDEA suponen el 15 por ciento de todos los proyectos en tecnologías de la información y la comunicación que la Unión Europea ha concedido a España en esta categoría desde 2007, que han sido 13.

Garantizar el funcionamiento de Amazon o Facebook

Uno de estos dos proyectos ERC es RACCOON, del investigador Alexey Gotsman, y ha sido dotado con 1,5 millones de euros para cinco años. Con estos fondos, el Dr. Gotsman, un investigador ucraniano formado en Gran Bretaña, va a intentar mejorar la seguridad y la eficiencia de lo que conocemos como ‘computación en la nube’. La idea de partida de RACCOON es que sitios web tan populares como Amazon o Facebook, entre otros, necesitan procesar cientos de miles de visitas de usuarios por segundo, devolver el contenido de forma casi inmediata para evitar que esos usuarios se cansen de esperar y seguir en funcionamiento cuando un desastre como un terremoto o una inundación afectan a sus infraestructuras. Para cumplir de forma simultánea con estos tres objetivos, estos sitios web utilizan un gran número de servidores y bases de datos distribuidos por todo el mundo, de forma que el usuario pueda obtener el contenido que desee de la localización más cercana y que, en caso de que se registre cualquier error en dicha localización, lo pueda conseguir de otra.

Para estas webs resulta fundamental que los contenidos de las distintas bases de datos que utiliza permanezcan sincronizados para que, si falla una de ellas, el usuario que visita la aplicación no se vea afectado y reciba los datos completos desde otra base. Si esta sincronización no funciona bien, los problemas pueden ser serios: por ejemplo, que un usuario que acabe de comprar un producto en Amazon y quiera cancelar su pedido no pueda hacerlo porque la información de esa compra no se haya sincronizado a tiempo en todas las bases de datos que necesita utilizar el sistema. El proyecto RACCOON busca minimizar y, si es posible, acabar con este problema. El objetivo: garantizar la consistencia de la información que recibe el usuario, incluso aunque se registren errores, y hacerlo de forma escalable, es decir, que permita procesar millones de visitas simultáneas.

EIT Digital

Además, desde 2017 IMDEA Software forma parte y acoge en sus instalaciones el nodo español de EIT Digital, un organismo europeo que promueve la innovación en los países de la UE en el entorno de las TIC. EIT Digital ayuda a las empresas y las instituciones educativas y de investigación a trabajar juntos para crear un entorno propicio para la innovación y el emprendimiento en Europa. En el nodo español, junto con IMDEA Software, trabajan algunos de los principales actores de TIC en España en pos del fomento de acciones innovadoras alineadas con estrategias de Educación superior -máster y doctorado-, implementadas en el entorno europeo con el objetivo de incrementar la competitividad global.

Los ‘siete magníficos’ de la I+D+i madrileña

Desde hace más de una década, la ciencia y la tecnología madrileñas gozan de un impulso especial con los siete institutos IMDEA (Institutos Madrileños de Estudios Avanzados) que operan en la región. Agua, alimentación, energía, materiales, nanociencia, networks y software son las siete áreas en las que trabajan estos centros de excelencia, que han conseguido situar la I+D+i desarrollada en la Comunidad de Madrid y a sus profesionales en una posición privilegiada en el mapa europeo.

Su misión es realizar y fomentar actividades de excelencia de I+D+i en la región de Madrid y, por extensión, en España, en estrecha colaboración con el sector productivo. Los Institutos Madrileños de Estudios Avanzados (IMDEA), constituidos a iniciativa del Gobierno de la Comunidad de Madrid entre 2006 y 2007 como fundaciones públicas independientes, son centros de investigación que operan y se centran en siete áreas estratégicas para la sociedad desde el punto de vista empresarial, científico y tecnológico: agua, alimentación, energía, materiales, nanociencia, networks y software. En ellas, se centran en cinco objetivos fundamentales:

  • Desarrollar ciencia y tecnología innovadoras, reconocidas en el plano internacional y con potencial para ser aplicables de forma efectiva al incremento de la competitividad de la economía madrileña, la productividad de sus empresas y la mejora de sus servicios públicos.
  • Trasladar los resultados de la investigación a la sociedad por medio de un modelo eficiente de transferencia de tecnología.
  • Mantener estrechas relaciones con el tejido empresarial en todas las fases del proceso de generación de conocimiento.
  • Difundir el conocimiento científico y participar en actividades de divulgación para concienciar a la sociedad de la importancia de la ciencia y la tecnología.
  • Facilitar la colaboración interdisciplinar y entre los distintos agentes del sistema madrileño de ciencia y tecnología.

Investigadores de reconocido prestigio internacional en cada una de las siete áreas de competencia forman los Consejos Científicos de los IMDEA, encargados de supervisar y asesorar a los directores de los institutos en la elaboración de sus programas científicos y en la contratación del personal, además de evaluar las actividades realizadas y los resultados obtenidos.

Los IMDEA, en cifras

En total, en los siete IMDEA trabajan cerca de 750 personas, la mayoría de ellas -en torno al 90 por ciento-, investigadores y técnicos o personal de apoyo directo a la investigación. Además, en línea con su objetivo de atraer hacia Madrid el talento de cualquier parte del mundo, una tercera parte de ese personal investigador (doctores) es extranjero y la mitad ha estudiado su doctorado fuera de España.

Solo en 2017, los institutos IMDEA trabajaron en 250 proyectos de investigación, una cifra que casi se ha triplicado desde su creación. De estos proyectos, destacan los financiados por la UE y por los programas nacionales de I+D+i y el peso creciente de los contratos de investigación con empresas, muestra esto último de la cada vez mayor imbricación de los institutos con el tejido empresarial.

Los investigadores de los siete institutos IMDEA han publicado, desde 2007, más de 3.000 artículos en diferentes revistas internacionales de gran prestigio e impacto en sus respectivas áreas de conocimiento, como Nature, Science, Physical Review Letters, ACM Computing Surveys, Scientific American, o IEEE/ACM Transactions on Networking, artículos que han sido citados en más de 45.000 ocasiones por otros investigadores.

A lo largo de su primera década de trabajo, los IMDEA han obtenido cerca de 400 ayudas para la contratación de personal, en especial de la Unión Europea, que representan un 40 por ciento del total. Alrededor del 35 por ciento de la contratación del personal temporal -el más numeroso- se ha financiado en su totalidad con proyectos de investigación u otras ayudas competitivas; además, otro 15 por ciento se ha financiado de manera parcial con este tipo de fondos.

Impacto social

Los institutos IMDEA se pusieron en marcha para hacer ciencia de excelencia por y para la sociedad, conscientes de que no basta con hacerlo bien: hay, además, que mostrarle a la sociedad lo que se está haciendo. Por eso, se han preocupado de abrir sus puertas al público y de participar en diversas iniciativas de divulgación científica de la mano de la Fundación para el Conocimiento madri+d, como la Semana de la Ciencia de Madrid, el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, la Noche Europea de los Investigadores de Madrid, el programa Conciencia en la Escuela y, en general, cualquier actividad que permita a los investigadores de los IMDEA estar más cerca de los ciudadanos para acercar su trabajo a la sociedad.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es