16 de diciembre de 2019, 7:35:43
Medio Ambiente


Almeida niega división por Madrid Central: PP y Cs firmaron "reconvertirlo"

Por Javier López Macías


El primer Pleno operativo que el Ayuntamiento de Madrid celebró ayer en el Palacio de Cibeles trajo consigo dos grandes avances para la recién estrenada corporación municipal de Partido Popular y Ciudadanos: salió adelante el desbloqueo de las Cocheras de Cuatro Caminos y el de la Operación Chamartín. Sin embargo, también dejó al descubierto las primeras desavenencias entre los dos grupos que conforman la Junta de Gobierno.

Todo llegó de la mano de Más Madrid, principal partido de la oposición, que presentó un decálogo que contaba entre sus puntos con una petición para que el Consistorio se comprometiese a trasladar "al Gobierno de la Nación y a la Comisión Europea la voluntad de mantener Madrid Central con sus correspondientes plazos en su desarrollo y una batería de medidas para avanzar en el cumplimiento de los valores límite establecidos en la directiva".

Este compromiso fue el que intentó cambiar el PP a través de una enmienda parcial, ya que el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, tenía la intención de sustituir la palabra "mantener" por la de "reconvertir". Al no conseguirlo, su partido votó en contra y la proposición salió adelante conforme lo presentó el grupo liderado por Marta Higueras, ya que contó con el apoyo del PSOE y la abstención de Ciudadanos, que no siguió el movimiento de su socio de gobierno.

Sin embargo, el alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, ha quitado importancia a la diferencia de voto y ha negado que se haya producido ninguna división. Preguntado por esto a la entrada de la Junta Directiva que ha celebrado el PP en el que Pablo Casado ha nombrado a Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz en el Congreso y a Javier Maroto, en el Senado, el regidor ha recordado que en su pacto programático con Begoña Villacís, ambas formaciones hablaban de "reconvertir" la gran APR de Centro y que "mal" haría él, ha asegurado, apartándose "de ese camino". "El programa es a lo que me voy a atener, tanto con Ciudadanos como con Vox, para garantizar la estabilidad de cuatro años en el Ayuntamiento".

Con todo, lo cierto es que la batalla semántica ha marcado el conflicto de Madrid Central desde la campaña electoral de las elecciones municipales. El PP propuso desde el comienzo la reversión total de la Zona de Bajas Emisiones y sus socios naranjas, su transformación, una tesis que han asumido desde las filas populares con el delegado de Medio Ambiente como máximo exponente. Para ello, Carabante aprobó hace unas semanas una moratoria de multas de tres meses que han tumbado hasta cuatro juzgados. Lo que sí continúa es la ronda de contactos con los afectados, que tendrá esta tarde su día grande con una reunión en la Junta Municipal de Centro a la que están llamadas 30 asociaciones.

Madrid, a los tribunales

Además del respaldo judicial a los recursos interpuestos por Ecologistas en Acción, Greenpeace y el PSOE, otro hito que ha marcado la intención municipal de dejar sin efecto el proyecto estrella de Manuela Carmena ha sido la decisión de Bruselas de llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. El pasado jueces, el comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmeneu Vella, explicó en rueda de prensa que la Comisión ha constatado la mala situación del aire en varios núcleos españoles, entre los que destacan la capital y Barcelona. Sin embargo, la portavoz del actual Ayuntamiento, Inmaculada Sanz, liberó de culpa al PP y recalcó que la decisión de Bruselas se debe al fracaso de las políticas de la anterior corporación.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es