21 de octubre de 2019, 9:58:18
Transportes

ATOCHA CERCANÍAS


Comienza la instalación de las nuevas escaleras y ascensores

Por MDO


Renfe ha iniciado los trabajos para la sustitución de 60 escaleras mecánicas y 14 ascensores de Atocha Cercanías en Madrid. Con ello la estación mejorará su accesibilidad, tanto interna como externamente, para personas con movilidad reducida en los dos extremos de los andenes de la estación.

El proyecto, adjudicado a KONE Elevadores por un importe de 9,4 millones de euros, prevé la mejora de las actuales instalaciones, puesto que las escaleras a instalar tendrán un ancho, velocidad y prestaciones superiores a las actuales.

Los trabajos incluyen asimismo la obra civil, renovación y mantenimiento de siete ascensores existentes y la instalación de otros siete nuevos, cinco de los cuales serán de tipo panorámico y se ubicarán en los andenes de la cabecera norte de la estación. Los otros dos nuevos ascensores irán ubicados entre vestíbulos.

El proyecto, de gran complejidad técnica, está previsto que se desarrolle durante los próximos dos años, ya que precisa de una importante obra civil para ampliar fosos y apoyos, además de una logística tanto en el desguace de los equipos antiguos como en el traslado de los nuevos.

Foto: Chema Barroso

Un problema de largo recorrido

Por la estación de Atocha Cercanías transitan una media superior a los 270.000 viajeros diarios, lo que hace que se erija como la estación nuclear en Madrid y una de las más concurridas de todo el territorio nacional. Estos miles de usuarios han padecido durante meses primero las averías y después las obras para solventarlas de las escaleras mecánicas que dan acceso a los andenes del servicio de Cercanías.

Todas ellas fueron bloqueadas en agosto de 2017 y cubiertas por una lona, quedando como únicos accesos a las vías las dos pasarelas laterales del recinto. Fue entonces cuando UGT aseguró que "nunca" había existido ninguna avería, sino que la decisión atendía a una detención preventiva del mecanismo de estas 22 plataformas ante los posibles problemas de seguridad que se pudieran derivar de un fallo asociado a su antigüedad.

En todo caso, las escaleras paradas comenzaron a arreglarse en febrero de 2018, pero fuentes conocedoras de las tareas de reparación aseguraron en ese momento que los trabajos de "modernización" de las mismas se antojaba complejo por la dificultad para encontrar los recambios necesarios, descatalogados en algunas ocasiones.

De hecho, no se ocultó que la reparación de estas 22 escaleras estaba diseñado como un apaño a corto plazo. Por ello, Renfe anunció ese mismo mes de febrero que invertiría 21 millones de euros en instalar 60 escaleras mecánicas nuevas y cambiar 14 ascensores de Atocha en un plazo máximo de dos años.

Estas actuaciones se contemplan en el Plan de Cercanías presentado en abril de 2018 y que contempla una partida para cambiar tornos, escaleras o teleindicadores. El plan reserva 345 millones de euros para remozar 88 paradas. Este dinero se centrará especialmente en cada estación de la C-5, la que presenta una mayor demanda de viajeros, pero la gran beneficiaria es Atocha, que se lleva el 25 por ciento de la inversión destinado a edificar, principalmente, un nuevo vestíbulo.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es