21 de noviembre de 2019, 8:24:42
Social


La residencia de Soto del Real, ya sin ancianos, será clausurada este sábado

Por MDO


Los últimos 14 ancianos que todavía permanecían en la Residencia Arzobispo Morcillo de Soto del Real ya han salido de la misma. El geriátrico, sancionado por la Comunidad de Madrid en febrero de este año y sobre el que pesa una orden de cierre, quedará clausurado este mismo sábado.

Así lo han manfiestado fuentes de la Consejería de Políticas Sociales a Europa Press, que aseguran que de los 60 residentes que había en el centro, solo uno será tutelado por el Gobierno autonómico y ha sido reubicado en una plaza de emergencia de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS).

La residencia, de titularidad privada, debe ser clausurada por orden de la Comunidad de Madrid tras una inspección reciente de la Fiscalía en la que se comprobó el estado "deplorable" de las instalaciones. La Guardia Civil mantiene abierta una investigación contra los gerentes por delitos contra la salud y la integridad de personas.

Aparte, la Consejería de Políticas Sociales y Familia sancionó el pasado febrero con 24.204 euros a la residencia, según detallaron fuentes de este departamento. La sanción se impuso por falta de mantenimiento; por no actualizar los libros de incidencias y por estar por debajo del ratio del personal.

Los gerentes están siendo investigados por la Guardia Civil en relación a delitos contra la salud pública y contra la integridad de las personas. Cuando se concluya el atestado, se entregará al juez y se judicializará el caso.

Los inspectores de la Consejería de Políticas Sociales y Familias se desplazaron a Soto del Real para comprobar que la atención a estos residentes estaba siendo la correcta, han señalado desde el departamento que dirige Dolores Moreno.

Por parte de la dirección del centro se había dado un plazo de 72 horas para poder reubicar a los residentes. Según la Comunidad, en el caso de que los familiares no pudieran asumir el cuidado del residente, habilitaría plazas de emergencia en centros dependientes de la AMAS o de la Dirección General de Dependencia.

Desde la Comunidad destacaron que desde el primer momento, la Consejería de Políticas Sociales y Familia ha estado en contacto con los familiares de los residentes de este centro privado con los que contactó uno a uno telefónicamente para informarles de la situación.

Además, se les proporcionó un listado con centros cercanos y se les aseguró que, en el caso de no poder asumir el cuidado de su familiar, se le proporcionará de manera temporal una plaza de emergencia en alguna residencia de la Agencia Madrileña de Atención Social. Solo uno de ellos ha necesitado recurrir a ello.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es