15 de noviembre de 2019, 5:01:49
Política


Ayuso, Aguado y Monasterio: primera reunión a tres bandas

Por Paula Díaz


El líder de Ciudadanos ha tomado la iniciativa y, en lugar de esperar a que lo hiciera la candidata a la Presidencia, Isabel Díaz Ayuso, ha convocado él mismo una reunión a tres bandas para ofrecer a Vox lo que -según él- quiere: una foto. Así lo ha anunciado el equipo de prensa de Ignacio Aguado, poco después de que la segunda ronda de contactos con el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, terminase igual que la primera: con un pleno de investidura sin candidato convocado para mañana.

Con la intención de desbloquear la situación y no esperar más tiempo para lograr un Gobierno en la Comunidad de Madrid que pueda aplicar las 155 medidas previstas en el pacto bilateral firmado entre PP y Ciudadanos, Aguado ha impulsado la mesa a tres que tanto ha pedido Rocío Monasterio como señal de "respeto" a sus votantes.

Aunque desde la izquierda consideran que la Mesa de la Asamblea ya estaría fuera de plazo para hacerlo, un vacío legal en el Reglamento todavía permitiría a Trinidad cambiar su decisión de pleno sin candidato por una sesión con aspirante a la Presidencia -Ayuso, en este caso- hasta el último minuto e, incluso, según algunas voces, durante el propio pleno previsto para este miércoles a las 12.00 horas. Por ello, los naranjas han tomado esta decisión y han convocado tanto a PP como a Vox con el objetivo de "desbloquear la investidura de mañana en la Comunidad", sentencian sin ofrecer más información al respecto.

Si todo sigue como esta mañana, la intención sería la de "explicar" a Monasterio el documento firmado por Aguado y Ayuso sin que eso suponga una modificación en el mismo. Se daría, por tanto, una situación similar a la de Murcia, en la que las tres formaciones de derechas se tomaron un "café" antes de la segunda votación de la investidura del popular Fernando López Miras. Un agravio que hizo que los de Vox se levantaran de la mesa, al afirmar que sí se trataba de una negociación y considerar que negar la misma era una burla hacia sus votantes.

Finalmente, tanto Díaz Ayuso como Monasterio, que han tardado más de dos horas en responder a la propuesta, han aceptado la invitación de Aguado y los tres líderes han comenzado su reunión a las 19.00 horas en la Asamblea.

Juntos intentarán, como ocurrió con el reparto de cargos en la Mesa de la Asamblea, llegar a un acuerdo in extremis con el fin de que desbloquear el Gobierno de "centro liberal" a tiempo para que se forme mañana mismo.

De conseguirlo, Ayuso presentará su programa de Gobierno este miércoles. Al día siguiente se producirá el debate parlamentario y la primera votación que, de contar con la mayoría absoluta del triunvirato, sería definitiva. No obstante, lo más probable es que el evento de esta tarde no llegue a buen puerto, a tenor del cruce de acusaciones de esta mañana entre las tres formaciones. Sea lo que sea, la posibilidad de transformar el pleno sin candidato en uno que pueda investir a Ayuso sigue en el aire. La incógnita se desvelará en las próximas horas.

Ignacio Aguado, con parte de su equipo negociador y de prensa, descansa en el patio de la Asamblea antes de acudir a la reunión con Vox y PP. (Chema Barroso)

Con ánimo de desbloqueo

La primera en llegar a la cita fue Rocío Monasterio. Antes de entrar en la sala, la líder de Vox mostró su voluntad de acuerdo, aunque fue la más reticente de los tres: "Venimos a empezar a hablar", dijo con prudencia. No obstante, recordó que su partido tiene "pocas exigencias" por lo que dejó la pelota en el tejado de Ciudadanos, que es quien se niega a firmar un documento a tres bandas.

Aguado, anfitrión de la reunión, fue el último en llegar, casi 10 minutos después de la hora prevista. "Vamos a ver si somos capaces de desbloquear la investidura", se limitó a responder ante la prensa.

Su socia y candidata a la Presidencia, Isabel Díaz Ayuso, llegó segunda siguiendo la metáfora de estar "en el medio" entre las dos formaciones que han bloqueado su investidura. Más contenta que esta mañana, subió sonriente pensando que "todo es posible", incluido llegar a reconducir el pleno sin candidato de mañana. Considerando el gesto de Cs y Vox como "un pasito" adelante, aventuró un posible acuerdo tras la reunión: "Sí, seguro que sí", concluyó.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es