22 de septiembre de 2019, 6:23:09
Política


Más presión para Aguado: Vox tumba la investidura en Murcia

Por MDO


La actualidad política madrileña está hoy en Murcia; y la calma tensa que se respiraba en la Asamblea de Madrid -rota solo por la casi siempre convulsa irrupción de las redes sociales- ha terminado saltando por los aires. Vox dice 'no' (de nuevo) a PP y Cs para investir presidente de la región al popular Fernando López Miras por no haber aceptado ambos partidos incluirles en su acuerdo programático. Ya al medio día, y tras cinco horas de negociación, Vox se levantaba de la mesa de negociación murciana, que el partido naranja sí había cedido a celebrar, finalmente, a tres bandas. Ya a última hora de esta tarde, en la segunda votación, Vox hacía efectivas sus amenazas y se volvía a oponer una vez más a la investidura de López Miras, que necesitaba una mayoría simple (más votos a favor que en contra) para salir elegido .

"No les estoy pidiendo un cheque en blanco; mi compromiso es compatibilizar las propuestas que me han transmitido (desde Vox) con los compromisos adquiridos con Ciudadanos", ha manifestado López Miras, intentando conseguir el apoyo in extremis de la formación de Abascal.

Sin embargo, estos se han situado en el 'no' debido a la escalada de tensión con Ciudadanos. "Es imposible entender que Vox sea ahora el aliado del sanchismo y del extremismo de izquierdas, ha acabado siendo la tercera pata de un tripartito con el PSOE y Podemos en Murcia", ha dicho la portavoz de Cs, Isabel Franco.

El PSOE, que logró una histórica pero insuficiente victoria en las elecciones del 26-M, anunció que si fracasaba la investidura de López Miras, Diego Conesa se presentaría como candidato. Los socialistas murcianos intentarán lograr el respaldo de Ciudadanos, con quien suman mayoría absoluta en la Asamblea Regional, aunque tampoco parece posible que la formación de Albert Rivera levante su veto a los socialistas. Con todo, tampoco se descarta que las tres formaciones de la derecha traten de retomar las conversaciones para volver a intentar llegar a un acuerdo.

Madrid mira a Murcia

Lo ocurrido en Murcia añade presión a la situación en Madrid, donde Ciudadanos sigue insistiendo en que la negociación será solo con el PP -aunque Ignacio Aguado abre ahora la puerta a sentarse con Vox para explicarle, después, el acuerdo alcanzado con los populares-. Ahora, Vox utiliza su 'no' en Murcia como amenaza en la capital: como allí, sin sus votos será imposible la investidura de la popular Isabel Díaz Ayuso y el gobierno bicolor que buscan en Ciudadanos.

Poco antes de conocerse el desenlace en Murcia, la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, aseguraba que el acuerdo para lograr su investidura como Presidenta regional llegará "más pronto que tarde" y se ha mostrado confiada, a pesar de todo, del futuro entendimiento de sus necesario socios. El tiempo sigue, mientras, corriendo hacia un pleno sin candidato, convocado para el próximo miércoles (10 de julio), que podría, no obstante, convertirse en una cita con 'presidenciable' si las tres derechas logran pactar antes del martes. Tras lo acontecido en Murcia, sin embargo, las cosas se complican todavía más.

Mesa a tres, pero no acuerdo

A Vox no le ha bastado con que Ciudadanos aceptara en Murcia lo que dijo que no aceptaría: sentarse a la mesa con la ultraderecha, ya que en base a sus resultados electorales exigen también un acuerdo programático consensuado entre las tres formaciones. Y la formación de Albert Rivera insiste en que no negociará ni aceptará condiciones de la extrema derecha, con quien tampoco piensan compartir gobierno. Así las cosas, parece que este jueves se repetirá lo que ocurrió hace 48 horas. El pasado martes, Vox cumplió su amenaza y frustró la primera votación para la investidura de López Miras como presidente de la Región de Murcia. El partido de ultraderecha optaba por votar en contra del acuerdo sellado entre PP y Ciudadanos, forzando una segunda votación este jueves, a última hora de la tarde.

Las tensiones y reproches entre Ciudadanos y Vox, debido especialmente a la negativa de la formación de Albert Rivera para alcanzar pactos a 3 que incluyan al partido de Santiago Abascal, volvió a quedar escenificada en Murcia. El escenario es similar al de Madrid, ya que mientras las formaciones de derechas superan en escaños a las de izquierdas, Vox insiste en no dar un cheque en blanco y reclama que los 'naranjas' negocien.

Tensión en redes

Además, no ha ayudado a mejorar el clima de negociación el mensaje incendiario que Vox publicó en Twitter contra Rivera y Ciudadanos, llamando "acojonado y sinvergüenza" al presidente del partido naranja. La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha pasado este jueves de puntillas por el asunto, al asegurar que "ayer a alguien le dio un golpe de calor". Sin embargo, los rifirrafes entre ambos partidos han continuado esta mañana, cuando Ignacio Aguado ha afirmado en una entrevista en Onda Madrid que el insulto responde a una "falta de argumentos" de los de Abascal y Monasterio ha criticado en la rueda de prensa posterior a la Junta de portavoces que Ciudadanos trate a los miembros su partido como "apestados".

Mientras la derecha trata de entenderse, el bloque de izquierda sigue intentando que el socialista Ángel Gabilondo, cabeza de la lista más votada el 26-M, sea el candidato a la investidura. Este mismo jueves, el PSOE ha presentado un escrito, apoyado por Más Madrid y Podemos, en el que solicitan la presidente de la Mesa de la Asamblea, Juan Trinidad, que repiense la convocatoria de ese pleno sin candidato.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es