12 de noviembre de 2019, 0:49:08
Política


Cs dice 'no' a Vox y pide tiempo para negociar con Ayuso

Por Paula Díaz


Ignacio Aguado se ha mantenido firme en su postura de no negociar con Vox y seguir intentando que los de Rocío Monasterio apoyen 'gratis' su Gobierno bipartito con el PP. No obstante, aún no ha cerrado siquiera su acuerdo con los populares e incluso sigue abierta la posibilidad de que se postule él mismo a una futura investidura. Por ello, ha solicitado al presidente de la Asamblea "más tiempo" para cerrar un pacto con Isabel Díaz Ayuso.

"Al presidente de la Asamblea le he transmitido que nuestro socio preferente es el PP, que ambas partes tenemos una voluntad real de llegar a un acuerdo, y le he pedido algo más de tiempo para poder seguir negociando", explicó Aguado en rueda de prensa. Con ello, cerró la puerta a toda posibilidad de que se celebre una primera investidura que sea exitosa para las derechas. "Prefiero un pleno con candidato, pero soy realista. Las negociaciones aún no han acabado y no puedo garantizar un pleno con candidato", justificó el líder de Ciudadanos, partido la que pertenece la máxima autoridad de la Cámara, Juan Trinidad, que tiene la potestad para decidir sobre dicha cuestión.

Desde el PSOE, Más Madrid y Podemos le han exigido al presidente de la Mesa que proponga a Ángel Gabilondo, ya que es quien cuenta con más apoyos, a tenor de lo expresado tanto por Rocío Monasterio como por Aguado en las últimas horas. Es más, Íñigo Errejón ha pedido expresamente el apoyo de tres diputados naranjas para permitir "un Gobierno de regeneración" -necesitarían sumar a los 64 escaños de izquierdas el sí de tres naranjas o la abstención de cuatro-. Una postura que el líder autonómico de Ciudadanos rechaza rotundamente. "En Cs no entendemos la política como un supermercado donde se puedan prestar diputados. Vamos a dejar de lado las ocurrencias", respondió.

"Si de nosotros depende, el PSOE y Podemos 1 y Podemos 2 (por Más Madrid y Podemos) estarán en la oposición esta legislatura", resumió tras insistir una y otra vez en su no a Gabilondo. "Hay que ser consecuente y coherente y no vamos a investir ni a Pedro Sánchez ni a Gabilondo", argumentó tras contestar con un "no" rotundo a la "mínima posibilidad" de que cambie de opinión o, siquiera, quiera sentarse a negociar con las izquierdas.

Con la misma contundencia rechazó las imposiciones de Rocío Monasterio, que exigía una firma a tres bandas del documento programático en el que propone derogar parte de las leyes de Identidad de Género y contra la LGTBIfobia de las que los naranjas fueron partícipes de forma activa. Además, su intención de repatriar a los inmigrantes ilegales -menores (MENAs) incluidos- no ha gustado a Cs, que considera sus medidas un retroceso "a los años 50" que no están dispuestos a aceptar.

La pelota, de vuelta en el tejado de Vox

Asimismo, insistió en sus promesas de la campaña electoral de no compartir Ejecutivo con los extremos. "Prometimos que íbamos a negociar solo con el PP y que solo formaríamos un Gobierno de coalición con el PP. No vamos a traicionar nuestra palabra dada porque sería injusto para nuestros votantes", esgrimió. Por ello, dejó la "responsabilidad" en el tejado de Vox. "Espero que Vox sea responsable porque, si no, dará el Gobierno a Gabilondo y Errejón o nos llevará a próximas elecciones", sentenció.

Así, ante la encrucijada en la que se encuentra debido a ambos vetos (a Vox y a PSOE), Aguado se ha decantado por ponerse de perfil y no tomar ninguna decisión para dejar correr el reloj parlamentario y poder seguir negociando "solo con el PP" durante "los próximos días". "En Ciudadanos tenemos ganas de que los madrileños nos vean gobernando pero les pido paciencia. Es preferible esperar unos días para formar un Gobierno de centro liberal y reformista", concluyó.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es