22 de septiembre de 2019, 6:01:10
Medio Ambiente

MADRID CENTRAL


La moratoria de multas, hasta el 30 de septiembre

Por Javier López Macías


Ya es oficial. El próximo lunes 1 de julio, todos los vehículos privados sin importar su etiqueta ambiental podrán volver a circular por todo el centro de Madrid. Ya sea por Lavapiés, Letras o Gran Vía. Lo harán, eso sí, temporalmente, pues la moratoria de las sanciones implantada por el Ayuntamiento de Madrid -gobernado en coalición por PP y Cs- se prolongará tan solo hasta el 30 de septiembre. Serán tres meses de ‘barra libre’ de multas que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, aprovecharán para reunirse con todos los colectivos y plataformas afectados para ver cómo “mejorar” la Zona de Bajas Emisiones, que sigue vigente.

“No suprimimos, no suspendemos, no eliminamos Madrid Central…”, ha insistido el concejal, que ha asegurado que el Consistorio aprovechará para realizar “una auditoría” que permita intensificar esa fiabilidad técnica, mermada por la obligación de suspender una parte de las primeras sanciones impuestas. Según ha recordado Carabante en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno donde se ha aprobado la moratoria, se tuvieron que anular 6.602 de las 8.072 que se tramitaron el primer mes en el que la medida estuvo en vigor. “Una de cada tres”, ha remachado.

En este punto, también ha explicado que continuarán con la ronda de consultas con los afectados que ha comenzado esta semana con la Asociación de Vecinos de Chueca y que en esas reuniones prevén recibir también a la Plataforma en Defensa de Madrid Central, que ha convocado para este sábado una concentración y ha llegado a amenazar con emprender medidas judiciales si el PP cumple con su compromiso electoral.

De igual forma, Carabante ha avanzado que el equipo de Gobierno municipal ya “trabaja” en una línea de subvenciones para incitar a la renovación del parque móvil -como ya se hiciera en la Comunidad- y en otra para eliminar las calderas de carbón del distrito Centro -se estima que hay alrededor de 200-.

Inmaculada Sanz, portavoz municipal, y Borja Carabante, delegado de Medio Ambiente y Movilidad. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

Un modelo alternativo… ¿como Madrid Central?

Además de los encuentros, estos tres meses le servirán al PP para tejer un modelo alternativo a Madrid Central que todo parece indicar que no diferirá en gran medida de la gran APR ideada por Manuela Carmena que ya en su día planteó Alberto Ruiz Gallardón. En caso de hacerlo, requeriría de un trabajo más complejo que el realizado ahora.

Para derogar la medida se ha de revocar la Ordenanza de Movilidad Sostenible con el voto a favor de la mayoría de concejales del Pleno y a expensas de que un recurso dilatase en demasía el proceso. “Nuestro modelo es el de compatibilizar la sostenibilidad con la apuesta por el transporte público”, ha contestado Carabante al ser cuestionado sobre si plantean, por ejemplo, reabrir las principales arterias como la Gran Vía.

Con todo, lo cierto es que se suspenda o no en octubre, los tres meses que quedan hasta entonces el centro será de libre acceso. Con lo que eso puede conllevar. En este sentido, el responsable de Movilidad se ha mostrado confiado de que las calles no se colapsen porque “no lo hicieron cuando se suspendieron las APR en el último período de prueba” -de noviembre a marzo, aunque no se ha referido a ningún estudio para asegurarlo. “Existe una concienciación mayor que antes de la entrada en vigor de Madrid Central de que es mejor venir al centro en transporte público”, ha declarado antes de anunciar también que el Consorcio Regional de Transportes aumentará e intensificará las frecuencias de la EMT a partir del próximo lunes.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es