20 de septiembre de 2019, 8:03:24
Cultura y ocio


Zahareño, un toro bavísimo, se le escapa a El Fandi

Por Emilio Martínez

El que hace lo que sabe no está obligado a más, como dice el refrán. Pero es una lástima que el burel que mejor juego ha dado en el caballo en toda la Feria, por cierto el que la cerraba, 'Zahareño', tuviera la desgracia de corresponderle a El Fandi, en sustitución de Pablo Aguado, herido grave al matar a su primer enemigo. Y, claro, el granadino, que dio espectáculo en banderillas, lo dejó escapar sin lo que se entiende por toreo.


Como en menor medida le ocurrió en los de su lote, así como a López Simón en un encierro de Santiago Domecq noble y que ofrecía triunfo. El único que se acercó al éxito con su toreo de seda fue Pablo Aguado, que acabó en la enfermería.

El cierre del mes largo de festejos ininterrumpidos entre Feria, abono, Beneficencia, Cultura y Prensa, que fue la que este domingoi puso el broche, nos tenía reservadas algunas sorpresas. Dos positivas: el último bicorne del serial que comenzó el 14 de mayo, 'Zahareño', y la confirmación del toreo de clase y arte de Pablo Aguado, en el único que mató y que le hirió. Y dos negativas: el percande del sevillano y que 'Zahareño' le correspondiera en suerte -o sea, en desgracia- a El Fandi.

Que, dado su toreo zarrapastroso con la muleta, y algo menos con el percal, y sabedor de que su fuerte para el espectáculo, que no para el toreo, son las banderillas, apostó por este segundo tercio. Hay que reconocerle en justicia que sí lució al animal, porque tras una segunda vara arrancándose éste desde casi el platillo que puso al público en pie, permiitó una tecera, de similares características y en la que volvió a lucirse su picador Manuel Benal.

Entre ambas y tras el primer encuentro del bicorne con el caballo, El Fandi hizo un par de quites variados por tafalleras, faroles y largas -nunca por el pase fundamental, que es la verónica- absolutamente vulgares. Después puso cuatro pares de rehiletes sin ninguna relevancia excepto el último, que, con mérito y valor, lo llevó a cabo al violín y por dentro en un espacio inverosímil junto al tendido 1.

Claro que con tanto ajetreo de las varas y las carreras en banderillas, 'Zahareño' llegó muy justo de fuerzas a la flámula. Necesitado, pues, de un coletudo artístico que le hiciera una faena corta pero intensa y clásica, como es previsible que hubiera ocurrido al matador al que le correspondía, Pablo Aguado. Algo que taurina, física y metafísicamente es imposibe para El Fandi, que después de un inicio de rodillas y un par de series sin musa optó por despenarlo. Y parte del cotarro, que ya se había tirado de los pelos cuando se supo que Aguado no iba a salir de la enfermería y que había que aguantar, por el mismo precio, al granadino otra vez con el sexto, volvieron a mecharse los cabellos pensando en lo que posiblemente hubieran difrutado con el binomio Aguado-'Zahareño'.

Porque el sevillano, que tanto gustó en los albores de la Feria, allá por el 18 de mayo, volvió a festonear un toreo clásico con el añadido especial del arte. Sedosos naturales y redondos e inspirados remates ante su primero, aunque la faena tuvo altibajos y finalmente el animal le cogió cuando Aguado falló al volapié, aunque visiblemete disminuido tuvo la dignidad de pasar a la enfermería cuando acabó con un bicorne noblote, como todo el encierro, y con un punto de casta.

Esa nobleza también la tenían el resto de un más que aceptable encierro de Santiago Domecq, al que puso la guinda 'Zahareño', pero fue desaprovechada por el propio Fandicon su trafagar precipitado -rehiletes incluidos- en los de su lote. Y por un López Simónen tarde espesa, que tampoco fue capaz de salir de la vulgaridad pegapasista.

FICHA

Toros de SANTIAGO DOMECQ, bien presentados en general, nobles y manejables; 6º muy bravo en el caballo. EL FANDI: silencio; silencio; palmas. LÓPEZ SIMÓN: silencio; silencio. PABLO AGUADO. ovación tras aviso en el único que mató. Plaza de Las Ventas, 16 de junio. Corrida de la Prensa y 34ª de la Feria de San Isidro pero fuera de abono. Lleno de no hay billetes.Enfermería: Pablo Aguado fue atendido de herida por asta de toro en 1/3 superior cara anterior muslo del muslo derecho con dos trayectorias, una hacia arriba y hacia fuera de 15 cm y otra hacia atrás de 10cm que lesiona músculos sartorio, recto anterior y crural. Erosión en región frontal. Pronóstico grave.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es