14 de diciembre de 2019, 16:18:13
Política


Los Gobiernos municipales, en vilo hasta el último momento

Por Paula Díaz

En los ayuntamientos donde no ha habido mayorías absolutas los partidos políticos continúan equilibrando las balanzas para buscar acuerdos de investidura. Además de Madrid capital, gran parte del resto de ejecutivos se decidirán el mismo sábado, cuando se celebren las correspondientes sesiones de investidura.


"Está todo abierto". "Hasta el sábado no se sabrá". "Estamos negociando todavía". Estas son las respuestas que ofrecen los gabinetes de todos los partidos (PP, PSOE, Ciudadanos, Más Madrid, Vox y Podemos) cuando se les pregunta por el número de municipios que quedarán en sus manos a partir del 15 de junio, fecha en la que se celebran las sesiones de investidura de los consistorios.

Todo apunta a que, hasta el último minuto mantendrán abierta la puerta abierta a posibles pactos de todas las formas y colores. A día de hoy, lo único asegurado son las alcaldías de las localidades donde hubo un claro ganador, es decir, una formación que obtuvo mayoría de concejales suficientes para gobernar en solitario tras las elecciones del 26-M.

De los 179 ayuntamientos de la comunidad, 47 estarán en manos del PP y 25, en las del PSOE

De los 179 ayuntamientos de la región, 47 se quedarán en manos del PP. Entre ellos, sus feudos tradicionales de Torrejón de Ardoz, Boadilla del Monte,Tres Cantos o Villanueva de la Cañada, donde Luis Partida lleva gobernando desde el inicio de la democracia. Ha perdido hegemonía, en cambio, en Majadahonda -donde obtuvo 10 de los 13 concejales que marcan la mayoría absoluta- o Pozuelo de Alarcón -con 11 ediles de los 13 de la mayoría-.

En estos últimos casos podría repetirse la alianza del triunvirato que se busca en la Comunidad de Madrid o el Ayuntamiento de la capital, aunque también podría ocurrir que sean dos de los municipios donde PP y Vox pacten para dejar al margen a Ciudadanos. Los números, les dan. Y, aunque populares y naranjas se han manifestado siempre -por orden de la Ejecutiva nacional- como socios preferentes, en Génova se ha pergeñado un pacto con los de Santiago Abascal en el que se han comprometido a ir de la mano allá donde sumen juntos y solos. En total, una treintena de ayuntamientos en toda España de los que varios están en la Comunidad de Madrid como Las Rozas o los ya citados.

En el otro lado, el PSOE ha conseguido consolidarse en el llamado cinturón rojo del Sur de la región, como en Fuenlabrada y en Arganda del Rey, donde tiene mayoría absoluta. Son dos de los 25 municipios que Ferraz tiene asegurados en la comunidad. Además, con algunos pactos podría llegar a las alcaldías de otros 33. Entre ellos, algunos de los más poblados de Madrid como Móstoles -antiguo bastión popular-, Getafe, Leganés, Alcalá de Henares, Fuenlabrada, Parla y Alcorcón.

Por su parte, Ciudadanos, Vox, Más Madrid y la coalición Podemos-IU no han conseguido mayorías absolutas en ningún municipio. Incluso se han perdido los ayuntamientos del cambio, con la excepción de Rivas, que seguirá gobernada -aunque con pactos- por Pedro del Cura (IU-Equo-Más Madrid). Sí lo han hecho algunas formaciones independientes, como es el caso de Torremocha del Jarama, donde su alcalde, Carlos Rivera, entró en el Ayuntamiento en 1979 y ha revalidado ahora su liderazgo.

Así las cosas, un centenar de localidades madrileñas definirán el color de sus consistorios el propio sábado. Hasta la fecha solo se han cerrado en firme algunos pactos y ninguna de las formaciones quiere aventurar ninguno más ante la "delicadeza" de las negociaciones.

No obstante, sí se conocen ya alguno de los acuerdos alcanzados. Es el caso de Alcorcón, donde Natalia de Andrés (PSOE) se convertirá en alcaldesa gracias al apoyo de quien será su número dos en el Consistorio: Jesús Santos, de Unidas Podemos Ganar Alcorcón. Se da por hecho, también, que PSOE y Unidas Podemos-IU-Otra Parla es Posible han acordado un gobierno que, de hecho, ya ha mandado su primer comunicado conjunto para protestar por la organización del pleno de investidura organizada, todavía, por el alcalde saliente, Luis Martínez Hervás, del PP.

Las formaciones de izquierdas también buscan ponerse de acuerdo en otros municipios como el propio Rivas -único bastión de IU en la Comunidad-, donde Podemos (Del Cura se coaligó con Equo y Más Madrid y Podemos se presentó por separado) se ha mostrado dispuesto a "apoyar la lista más votada" (IU y PSOE obtuvieron 7 escaños cada uno) para evitar posibles coaliciones de los socialistas con Ciudadanos. IU-Equo-Más Madrid y PSOE, por su parte, ya han llegado a un preacuerdo programático que terminará de perfilarse en las próximas horas. Además, los de Del Cura tienen previsto proponer a los socialistas un gobierno paritario, compartido al 50 por ciento, que consideran "fácil" de aceptar por ambas partes.

Tanto en este caso como en el de Móstoles -una de las grandes ciudades arrebatadas al PP por la izquierda-, la formación morada consultará a las bases sobre los acuerdos programáticos que, de momento, no se conocen en detalle. Allí, el PSOE necesita a las dos izquierdas (Podemos y Más Madrid Ganar Móstoles) para hacer alcaldesa a Noelia Posse, igual que Sara Hernandez deberá hacer equilibrios para gobernar en Getafe.

Los complicados pactos 'a tres'

Militantes al margen, hay lugares donde las negociaciones a tres bandas se han complicado antes incluso de llegar a ese proceso. Este es el caso de Coslada y San Fernando de Henares. En la primera localidad, Más Madrid ha arremetido contra los socialistas que, a su entender, son los que tienen la "llave" para alcanzar un acuerdo. Pero, según denuncia el partido de Manuela Carmena e Íñigo Errejón, el PSOE aún no ha hecho ninguna propuesta en firme de cara a cerrar el pacto pese a que ellos les han manifestado su "voluntad de alcanzar pactos para la formación de un gobierno estable con PSOE y Podemos".

En San Fernando es Podemos, de nuevo, el que lidera las protestas. En un comunicado, Podemos-IU-Madrid en Pie-Equo-Anticapitalistas y Actúa San Fernando se quejan de las "capacidades negociadoras" de Más Madrid mientras acusan al PSOE de tantear el terreno con Ciudadanos. A su vez, PSOE y Más Madrid se han lanzado ataques entrecruzados. Los segundos, porque consideran que los socialistas, que rompieron un preacuerdo al cambiar el equipo negociador, dudan entre las izquierdas y Ciudadanos. Los primeros, porque consideran que sus concejales "son capaces de vender sus siglas o sus ideales al mejor postor". En cualquier caso, Más Madrid ha anunciado que, incluso sin firmar acuerdo alguno, votará al candidato socialista. La pelota, por tanto, queda en el tejado del PSOE.

Mejor sintonía tienen ambas formaciones en Leganés, donde el actual alcalde, Santiago Llorente (PSOE), ha firmado ya un acuerdo de cogobierno en el municipio, según informó ABC, que incluye reparto de concejalías y un programa con más de 50 medidas a cumplir. Aun así, necesitan a Podemos-IU, encabezado por Gema Gil, para lograr un tripartito que mantenga a la izquierda en el Ayuntamiento.

Resultados del 26-M en Valdemoro

En el otro lado del espectro político, la formación Partido Local y Vox han alcanzado juntos la mayoría absoluta en Villanueva del Pardillo, anteriormente en manos de Ciudadanos, que también ha perdido las alcaldías de Arroyomolinos, El Molar y -ya en 2017, a través de una moción de censura- Valdemoro. Aun así, su candidato, Sergio Parra tiene la llave de gobierno y podría, incluso, hacerse con la Alcaldía a pesar de que la carambola es complicada.

Por un lado, la fuerza mayoritaria ha sido el PSOE, que obtuvo 9 concejales el 26-M. Su líder, el actual alcalde Serafín Faraldos, ha propuesto a Cs (7 ediles) un gobierno de coalición para evitar que entre Vox en el Ejecutivo municipal. El PP, última fuerza en la localidad con solo 3 ediles, se ha mostrado dispuesto a apoyar sin pedir nada a cambio cualquier acuerdo que eche al PSOE de la Alcaldía. Parra, por tanto, cuenta con el apoyo de los populares pero si quiere hacerse con el bastón de mando deberá tragar con Vox (5 ediles), que le exige concejalías para darle su apoyo. Si no, deberá conformarse con el segundo de a bordo del socialista. Hasta el momento se desconoce su decisión final.

Más fácil se prevé el resultado en Alcobendas, donde el PP solo necesita a Ciudadanos, mientras que en San Sebastián de los Reyes se podrá poner a prueba el triunvirato de derechas. Finalmente, cada día se acerca más esa misma situación en el propio Ayuntamiento de Madrid, donde PP y Vox han tenido un acercamiento y no parecen temer los órdagos de Begoña Villacís. A falta de confirmaciones aseguradas, los partidos seguirán negociando hasta el último momento. Sus votantes permanecerán en vilo, al menos, hasta la investidura del sábado.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es