16 de julio de 2019, 2:23:47
Política


Primera queja de Vox: pelea con Más Madrid por los escaños

Por MDO/E.P.

Rocío Monasterio ha protestado ante la Mesa de la Asamblea por la distribución de los asientos de los diputados que, en cualquier caso, será provisional hasta que se forme Gobierno. Ha logrado que los de Íñigo Errejón salgan de la primera fila, donde compartían puestos con el PSOE, pero Vox se queda donde estaba: en el 'gallinero'.


La candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, se ha quejado a la Mesa de la Asamblea de Madrid por la asignación de escaños en el Pleno de este martes y ha conseguido que Más Madrid no se sitúe en la primera fila, tal y como se había planteado en un principio, aunque su formación se mantiene como estaba, en la penúltima y última fila, según han informado fuentes parlamentarias.

El pasado jueves la Mesa de la Asamblea designó asientos específicos a los diputados electos en el hemiciclo, una disposición que solo será efectiva en este Pleno de forma provisional ya que será más adelante, cuando se forme Gobierno, cuando el máximo órgano parlamentario determine la posición oficial de cada diputado.

PSOE, PP y Ciudadanos mantienen sus posiciones. En el caso del PSOE, con 37 diputados, se sitúan en el extremo izquierdo, ocupando toda la primera fila --en el anterior reparto estaba Más Madrid con PSOE compartiendo esta primera posición--. A continuación, y solo a partir de la segunda bancada, se situará Más Madrid, que llega a la Asamblea con 20 parlamentarios.

Al lado de Más Madrid antes iban a estar situados los de Podemos, que tiene 7 diputados, y entre las dos últimas filas, al lado de la formación morada, se iban a situar algunos de los parlamentarios de Vox, que entra con 12.

Tras esto, Monasterio, como ha adelantado Eldiario.es, en un escrito a este órgano parlamentario ha presentado una queja lamentando que han sido "relegados" a las dos últimas bancadas de la zona central del arco parlamentario".

"Se da la incomprensible e injusta circunstancia que yo misma como cabeza de lista me tendría que sentar detrás de los cabeza de lista de Ciudadanos o Podemos, este último con una representación muy inferior a la de nuestra formación", ha criticado.

Desde su punto de vista habría sido "más justo y equitativo" que se les hubieran asignado en los escaños 47, 46, 45 de tal manera que "todos los cabeza de lista de las distintas candidaturas electorales se pudieran sentar en puestos de similar relevancia de acuerdo a sus resultados".

Por ello, los grupos han mantenido una reunión de la Mesa esta tarde y los únicos cambios que se han acordado son que Vox pase de la penúltima fila del ala izquierda del hemiciclo a ocupar la fila última, junto con Más Madrid y mantendría sus posiciones junto al pasillo y detrás de Ciudadanos en el ala derecha. Podemos pasaría a ocupar la penúltima fila y Más Madrid dejaría de ocupar los escaños de la primera fila, donde se sentarán diputados del PSOE.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es