18 de octubre de 2019, 21:21:26
Municipios


Velilla de San Antonio, de nuevo en lucha contra los insectos

Por Sergio Ríos

Los vecinos de Velilla de San Antonio, de nuevo en pie de guerra. Con la llegada del calor, los habitantes de este municipio madrileño denuncian la molesta situación que llevan viviendo desde hace cerca de una década por culpa de la mosca negra. Una complicada convivencia que se ha dificultado aún más con la reciente llegada del mosquito tigre. Los velillenses han iniciado una recogida de firmas para exigir soluciones a la Administración local.


Picaduras constantes y grandes nubes de insectos es lo que deben aguantar los vecinos del municipio madrileño de Velilla de San Antonio durante los meses más calurosos. Entre mayo y octubre, pasear al aire libre en el pueblo se convierte en una acción "inviable", según llevan denunciado desde hace años los vecinos, que han lanzado estos días una recogida de firmas en la plataforma Change.org para exigir una actuación eficaz al respecto por parte del Ayuntamiento.

El causante no es otro que la mosca negra, un insecto pequeño,con un cuerpo más abultado que el de un mosquito común, que ha encontrado en el río Jarama un lugar idóneo para su cría. La purificación de las aguas, unida a una temperatura calurosa y a la presencia de un determinado tipo de alga en al cauce del río, hace que se den las condiciones óptimas para que este molesto vecino vuelva cada verano a Velilla.

Y así, una década. Los lugareños ya no pueden más y se muestran "hartos" de lo que supone vivir en Velilla de San Antonio en estos meses. La gran cantidad de insectos que se encuentra en las calles hace "realmente molesto" pasear y las picaduras pueden, incluso, llegar a ser peligrosas para algunas personas, como niños o ancianos.

Los vecinos denuncian que desde el Ayuntamiento solo se ponen "parches" al problema

Ingresos por picaduras y una actuación ineficaz

Así lo cree el presidente de la Asociación de Vecinos de Velilla de San Antonio, Juan Pablo Ruiz, quien cuenta a Madridiario que, en años anteriores, se han dado casos de vecinos que tuvieron que ser ingresados por las reacciones a las picaduras de estos insectos. “Incluso yo mismo estuve ingresado hace cinco años”, asegura.

Asimismo, desde la asociación critican la dejadez del Ayuntamiento, que, según denuncian, solo comunica que no es posible fumigar en la zona de origen de la mosca negra por encontrarse en el entorno otras especies que podrían verse afectadas. Así, tal y como señala Ruiz, solo se realizan “parcheos” en aquellas áreas en las que se denuncia una mayor presencia de este insecto. "Solo se consigue que el insecto se traslade de una zona a otra y no soluciona el problema", apunta el representante de los vecinos.

El presidente de la asociación recuerda que hace unos dos años se utilizaron murciélagos para tratar de paliar la situación, pero no se consiguió solucionar el problema. Por ello, ahora se ha lanzado esta petición en Internet, un intento de unir fuerzas y hacer ruido que podría acompañarse en las próximas semanas demanifestaciones para exigir medidas efectivas, tal y como adelanta Ruiz.

En la misma línea, la concejala de Vive Velilla, Olga Bueno, asegura que se ha "tirado el dinero" en medidas que, como el uso de murciélagos, no han dado resultados, mientras sigue sin atajarse el problema, para lo que a su juicio es necesario actuar sobre las lagunas que rodean el municipio. "Hace unos días tuvimos tantos insectos que eran como nubes que se te metían en los ojos y en la boca", asegura. "Cada año va a peor", considera la concejala y señala que "tampoco ayuda" que el municipio "esté sucio".

Pocos medios

Sin embargo, desde el Consistorio niegan que los problemas que ocasiona la mosca negra y otros insectos en Velilla sean tan críticos como denuncian desde la asociación vecinal. Según asegura el concejal de Sanidad y Medio Ambiente, José Redondo, al Ayuntamiento no le constan casos de vecinos que hayan asistido al centro de salud con un cuadro de picaduras en los últimos meses, ni tampoco han sabido de habitantes que hayan tenido que ser ingresados por problemas derivados de las picaduras.

Además, Redondo defiende que se trata de un problema que se ha trasladado a la Comunidad de Madrid y a la Confederación Hidrográfica del Tajo y recuerda que que no es posible realizar una fumigación con ‘adulticidas’. Estos compuestos, pensados para matar insectos en su etapa adulta, suponen un riesgo para otras especies y para los propios ciudadanos, subraya el concejal.

“Siempre hemos tenido mosquitos y siempre los vamos a tener”

Aun así, ha añadido que se encuentran dentro de un grupo de ayuntamientos -al que pertenecen otros como el de Rivas, Arganda del Rey o San Fernando de Henares- que está estudiando la situación. No obstante, ha advertido que “siempre hemos tenido mosquitos y siempre los vamos a tener”, en referencia a las características de cualquier localidad que se encuentre tan próxima a un río como el Jarama.

En lo que se refiere a las actuaciones para combatir este fenómeno, Redondo señala que actuar en el río con métodos que no dañen a otras especies sería la opción más coherente. Sin embargo, añade que estas competencias se derivan a cada consistorio de la región y afirma que Velilla no dispone de los medios técnicos y económicos suficientes como para realizar una operación de tales características como sí ocurre en otros muncipios con un mayor presupuesto. Por ello, el concejal defiende que “no sirve que cada ayuntamiento tenga que hacer lo que pueda en cada zona del río” en unas actuaciones que, a su juicio, deberían corresponder a la propia Comunidad.

El mosquito tigre, otro invitado no deseado

Además de estos problemas, desde hace aproximadamente dos años, la localidad ha vivido la llegada del mosquito tigre. Esta especie, que supone un peligro por la posibilidad de transmitir algunas enfermedades, se ha colocado recientemente en el punto de mira del Ayuntamiento.

El mosquito tigre se da en zonas secas que se pueden encharcar, como los platos de las macetas

Para ello, se ha creado un plan de actuación mediante el control en las alcantarillas y rejillas de la ciudad. Sin embargo, se trata de una especie cuyas larvas se desarrollan en zonas secas que se pueden encharcar, como los platos de las macetas que se pueden encontrar en cada casa.

De esta forma, el concejal señala que se está realizando una labor de prevención para evitar la aparición de larvas en aguas estancadas y también mediante el "aviso a los vecinos para que modifiquen sus hábitos" y poder disminuir los problemas que causa uno de los dos insectos que más preocupación causa en Velilla de San Antonio. Estas actuaciones, unidas a una serie de encuestas en las farmacias de la localidad para aquellos habitantes que hayan acudido con picaduras, pretenden servir de mecanismo de análisis para conocer qué zonas están más afectadas por cada especie y poder realizar así un mejor control de estas plagas de insectos.

En cualquier caso, Jose Redondo ha asegurado que se presentará una partida presupuestaria a la Comunidad de Madrid por parte de diversas formaciones políticas dentro de unos meses. Esta partida, de 500.000 euros, pretenderá que se aumenten los recursos para el control de plagas en los distintos municipios de la región.

La Comunidad fija las competencias en los ayuntamientos

Desde la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, mientras tanto, defienden que las competencias sobre este tipo de fenómenos recaen sobre los ayuntamientos de cada municipio. Por ello, la Comunidad solo actuaría, a través de la consejería de Sanidad, en casos de riesgo para la salud pública. Los vecinos de Velilla de San Antonio, mientras tanto, siguen un año más sin ver solución próxima a este problema.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es