9 de diciembre de 2019, 6:34:17
Cultura y ocio

EL 5 DE VELARDE


Un escaparate que saca las tripas del teatro a la calle

Por Susana Pérez

Un escaparate a pie de calle despierta la curiosidad de los viadantes. Y no es para menos. Los actores escenifican sus papeles tras un cristal bajo la mirada atenta de aquellos que pasean por la calle Velarde. Se trata de un novedoso espacio de creación escénica que rompe los moldes teatrales de lo que se conoce en la capital. Hasta ese escaparate nos hemos acercado para ver lo que se cuece en su interior.


Para que irse a las Vegas si en una pequeña sala del barrio de Malasaña se casan Elvis y Marilyn en Una boda de cine. No hace falta viajar tan lejos para disfrutar de esta comedia y disfrutar de un modelo de teatro poco habitual en El 5 de Velarde. Un espacio de creación escénico, situado en la calle que da nombre a la sala, que años antes había albergado un negocio de costura en una de las zonas más céntricas de Madrid donde habitan la moda y el espíritu bohemio. "No se trata de un espacio alternativo más, aquí tienen cabida distintas disciplinas y apuestas del teatro", explica Tomás Gaviro, uno de los artífices de la puesta en marcha de este concepto teatral desde el mes de septiembre.

Una sala que se diferencia de otras similares por su escaparate: "Sacamos el espectáculo a la calle y mostramos las tripas del teatro". Los entresijos, los ensayos y la puesta en escena. Cualquier situación que acontezca en este espacio puede ser contemplado por el público que pase por la calle Velarde. El escaparate conecta la sala con la calle: "Mientras ensayamos, actuamos o hacemos una performance, la gente se puede parar delante de nuestro escaparate y asistir de manera gratuita a la representación". Aunque el sonido no será el mismo que si se accede al local y se disfruta de la representación de cerca en un rincón que no supera las 25 personas. Actuaciones de corta duración que no esconden nada. "Todos los ensayos se realizan en el escaparate".

"Un teatro abierto que conecta la sala con la calle"

Un teatro abierto que se muestra tal y como es a través de ese "ojo de buey". Una versatilidad que se puede apreciar en cada una de las composiciones teatrales que aquí se suceden. Monólogos dramáticos, comedias, espectáculos infantiles y obras que, en ocasiones, superan los quince minutos que suelen durar las pequeñas producciones. Cualquiera de estos formatos se pueden observar desde el exterior. "Ver qué hacemos causa morbo en el buen sentido de la palabra", afirma Gaviro.

Un escaparate que abre sus puertas a las personas que tengan algo que contar. Una vez al mes organizan Micrófono Abierto dirigido a la gente que necesita expresarse: "Solo tiene que entrar, coger el micrófono y compartir su discurso, ideas o pasiones".

Atrapados y seducidos por las propuestas teatrales y por la idea de contar sus pensamientos y sensaciones. Así acaban los viadantes que pasan por la puerta de esta sala de la calle Velarde. Tomás guarda infinidad de anécdotas sobre las reacciones de la gente al ver teatro a través de un cristal. No olvida el caso de una vecina que, atraída por la escena de canto de una de las representaciones, tras apoyarse en un bolardo decidió que sería más cómodo convertirse en una espectadora sentada en una silla que bajó de su casa. Allí, junto a un bol de palomitas, permaneció intrigada por el escenario tan alternativo y diferente que había descubierto.

Versátiles e inclusivos

Así son las obras que pueden disfrutar los adultos y los más pequeños de la casa. Plof es un espectáculo qe busca la participación del público cada domingo. A través de juegos, cuentos y canciones, Tavi Gallart se instala en el local de Malasaña para acercar una historia sobre la elección y libertad. Toca el saxofón, juega con la improvisación y conecta con el público sin perder su atención en el transcurso de su actuación.

Apología es otra de las propuestas de El 5 de Velarde. Esta pieza de teatro breve lleva la comedia a otra dimensión solucionando -dicen los creadores del guión- los problemas de la vida. Una obra que puede verse los sábados junto a otra producción intergeneracional sobre mujeres: Nadie Nunca. La pareja, cómo enfrentar los problemas y de todas las féminas que viven en una sola versa esta pieza teatral.

Los viernes póngase sus mejores galas para asistir a Una Boda de cine. De la mano de una pareja vestida de Elvis y Marilyn, dentro y fuera de la sala o a través de su escaparate, la diversión está asegurada.

Opciones teatrales entre las que puede elegir. Mientras reforman su web y afinan los detalles, pueden consultar la programación en su redes sociales.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es