16 de noviembre de 2019, 1:24:22
Recomendamos


Ayudas a jóvenes para comprar o alquilar vivienda: requisitos de acceso


Los elevados precios de venta y de alquiler hacen que para los jóvenes sea especialmente complicado acceder a una vivienda e independizarse.


Precisamente por ello, las Administraciones Públicas suelen poner en marcha diferentes tipos de ayudas. Para poder acceder a ellas es necesario cumplir los requisitos exigidos en cada convocatoria y presentar la documentación que se pide. De ahí que los interesados deban acudir al Registro de la Propiedad.

¿Qué tipo de ayudas a jóvenes para comprar o alquilar una vivienda existen?

Desde el Ministerio de Fomento se han puesto en marcha diferentes tipos de programas de ayudas a la vivienda. En el caso del alquiler existen medidas para facilitar el acceso a una vivienda a personas con escasos recursos económicos.

La cuantía de la ayuda está entre un 30% y un 50% de la renta mensual, siempre que la misma no supere los 600 euros al mes o los 900 en ciertas Comunidades Autónomas.

Para la compra se establecen ayudas de hasta 10.800 euros con un límite del 20% del precio de adquisición, que debe ser inferior a los 100.000 euros.

Estas ayudas están destinadas a menores de 35 años que alquilen o compren sus vivienda en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Pero también existen ayudas para residir en grandes ciudades. Las Comunidades Autónomas e incluso algunos Ayuntamientos ponen en marcha sus propios programas de ayudas al alquiler y la compra de viviendas por jóvenes.

En el caso de Madrid existen ayudas al alquiler que ahora mismo tienen un plazo muy corto para su solicitud. Pero dado que están incluidas en el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, es lógico esperar que pronto salgan nuevas convocatorias, así como de ayudas para la compra de vivienda.

¿Qué requisitos se deben cumplir para acceder a estas ayudas?

Los requisitos exigidos pueden variar en cada caso, pero hay tres que son básicos. El primero de ellos es no tener más de una determinada edad (se suelen tomar los 35 años como referencia). El segundo requisito es tener unos ingresos que estén por debajo del límite máximo marcado.

El tercer requisito es no tener propiedades ni derechos reales sobre inmuebles (por ejemplo un usufructo).

Para acreditar esto último hay que hacer una consulta al Servicio de Índices del Registro de la Propiedad. Se obtiene entonces un documento de carácter oficial que acredita que el joven que está pidiendo una ayuda al alquiler o para la compra de vivienda habitual no tiene ninguna otra propiedad.

Es una forma de comprobar que quienes piden este tipo de ayudas de verdad se encuentran en una situación de escasez económica.

El objetivo es que las subvenciones para jóvenes sean accesibles, por eso no se exige demasiada burocracia. Hoy en día la consulta al Registro de la Propiedad y la obtención de la documentación necesaria se puede hacer de forma muy rápida.

Gracias a las nuevas tecnologías ni siquiera hay que desplazarse. Muchos de los trámites con el Registro de la Propiedad se pueden realizar ya de forma online.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es