18 de noviembre de 2019, 6:01:31
Política


¿Nuevo líder de la oposición?: Rivera 'pasa por encima' de Casado

Por Diariocrítico

Han compartido bancada e incluso fila, aunque cada uno en un extremo. Los líderes del PP y Cs, Pablo Casado y Albert Rivera mantienen su pugna por el liderazgo de la oposición al Gobierno de Pedro Sánchez, y en la sesión constitutiva del Congreso, el 'naranja' ha asumido ese rol ante un 'popular' callado y en actitud más propia del fin de algo que del arranque de la legislatura.


La sesión constitutiva de las Cortes, el 'primer día de clase' de los parlamentarios elegidos en las urnas el pasado 28-A suele dejar anécdotas relacionadas con las imágenes del día: primeros saludos entre diputados, lugar que ocupan las formaciones, las caras nuevas, las reivindicaciones políticas... y en esta ocasión se ha sumado la irrupción de la extrema derecha y la asistencia de los parlamentarios catalanes presos. Un 'cóctel' que ha resultado explosivo y que ha dejado la primera gran bronca de la legislatura en el momento de jura de sus cargos.

Los diputados catalanes y vascos han optado por fórmulas libres, en catalán y euskera, aunque apenas se les ha podido escuchar debido a los 'pataleos' y golpes en la mesa de los diputados de Vox, tratando de acallar sus juramentos. Uno de los más comentados ha sido el del líder de ERC, Oriol Junqueras, quien se ha declarado "preso político" al prometer "por imperativo legal". También los diputados de Vox han usado una fórmula libre, jurando "por España", un final que también ha sido elegido por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, tras prometer el cargo "por la democracia y los derechos sociales".

Las fórmulas elegidas por los parlamentarios catalanes han desatado también la ira de Albert Rivera, que en un intento por erigirse en líder de la oposición, ha reclamado una cuestión de orden invocando al artículo 72 del reglamento del Congreso. La recién estrenada presidenta de la Cámara, Merixell Batet ha rechazado su petición, y se han podido escuchar quejas en la bancada del PP, donde también se encontraban los diputados de Cs.

Curiosamente, Rivera se ha sentado en la misma fila que el líder del PP, Pablo Casado, aunque cada uno en un extremo, pero al 'mismo nivel'. Y es que los 'naranjas' han terminado en la bancada 'popular' para alejarse de los escaños ocupados por los parlamentarios independentistas.

Rivera ha tomado también la palabra antes del discurso de Batet, para proclamar que "España es una democracia y aquí no hay presos políticos". El líder de Cs ha pedido la suspensión de las promesas y juramentos de los independentistas, que a su juicio, "atentan contra España". Batet ha vuelto a reprocharle la jurisprudencia sobre la libertad de los diputados para elegir la fórmula, "siempre y cuando no contravengan el mandato, que es acatar la Constitución como trámite necesario para ser diputado de pleno derecho".

En la sesión constitutiva del Congreso apenas se ha visto ni escuchado al líder del PP, cuya actitud parecía más propia de quien está ante un final, que de quien comienza la legislatura. Aunque Casado defiende que es el líder de la oposición ya que se mantiene como segunda fuerza política, Rivera intenta hacerse con ese rol, cuando su adversario/socio atraviesa su momento más bajo. Y es que Casado, que de cara a la galería se muestra seguro de su continuidad al frente del partido, es consciente de que los resultados del 26-M pueden poner fin a sus aspiraciones.

Mientras el PP se hunde en las encuestas, como lo hizo el 28-A, Cs saca rédito y mantiene su crecimiento, tanto que espera lograr el 'sorpasso' a los 'populares' en las municipales y autonómicas. Por el momento, Rivera y Casado mantienen su pugna por el liderazgo de la oposición, y en el primer asalto el vencedor ha sido el 'naranja'.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es