10 de diciembre de 2019, 4:20:38
Recomendamos


Gamificación para la gestión de flotas, el juego como estrategia


Las dinámicas lúdicas están saliendo de sus contextos tradicionales, como la estimulación y el aprendizaje infantil, para convertirse en estrategias orientadas a obtener el alcance de metas y objetivos de eficiencia y seguridad en las empresas. Ha resultado un modelo que engrana muy bien para lograr la efectividad de los sistemas de gestión de flotas


En una empresa que cuenta con varios vehículos como parte importante de la dinámica de la actividad económica que desarrolla, resulta fundamental tener control detallado de todo lo relacionado con el manejo de estas unidades y el correcto uso que sus operadores le den, ya que no hacerlo ocasiona consecuencias negativas y una de éstas es baja rentabilidad.


Gestionar una flota de vehículos conlleva a varios elementos que de no ser controlados pueden acarrear costes excesivos a una empresa, nos referimos a conceptos relacionados con gasto de combustible, las horas extra que devengan los conductores y el mantenimiento de las unidades.


Llevar al día el control de flotas pasa por contar con un sistema de gestión que haga mucho más eficientes los procesos. Ante esta necesidad han sido creado softwares que permiten tener información sobre la localización de vehículos en tiempo real, de tal manera de verificar que se cumplan cabalmente con los trayectos programados, entre otras ventajas.


Como parte de las estrategias que se han trazado para hacer de la gestión de flotas un proceso con más y mejores resultados en favor de la rentabilidad de las empresas, en los últimos tiempos se ha venido introduciendo un término que cada vez cobra más fuerza y es el de la gamificación.


Jugar en entornos diferentes

¿Qué es la gamificación? Seguro es un término desconocido para muchos, sin embargo, se corresponde con técnicas que están siendo aplicadas con mucho éxito en el ámbito empresarial.

Según expresa José Luis Ramírez, autor del libro 'Gamificación, mecánicas de juegos en tu vida personal y profesional', "gamificar es aplicar estrategias (pensamientos y mecánicas) de juegos en contextos no jugables, ajenos a los juegos, con el fin de que las personas adopten ciertos comportamientos".


Al gamificar estamos planteando un proceso determinado como si se tratara de un juego. Quienes participen son los jugadores y el centro de la contienda. Ellos deberán sentirse identificados, tomar determinaciones buscando tener progresos, asumir retos, formar parte de un entorno, ser reconocidos y recibir recompensas por los logros obtenidos.


Todo este proceso que comprende la gamificación supone el diseño de estrategias óptimas que parecen juegos, pero que realmente lo que están buscando es transmitir conocimientos y que los participantes puedan cumplir con normas y procedimientos de manera eficiente y productiva.


Ganadores en seguridad y eficiencia

Utilizar dinámicas, modelos y mecánicas características de los juegos en entornos diferentes a éstos, se ha convertido en una estrategia exitosa en el ámbito educativo, el de la psicología, el marketing, las empresas y las industrias. La gestión de flotas no es la excepción, sin duda, un juego en el que los grandes ganadores son la seguridad y la eficiencia.


Hacer que los sistemas de gestión de flota, como los software especializados, sean eficaces apuntando a la mayor rentabilidad de una empresa, requiere que los conductores corrijan los errores que el mismo sistema detecta, cumplan las normativas de tránsito, no se desvíen de las rutas establecidas, entre otras pautas, y para esto la gamificación puede ser una gran aliada.


Entre las mecánicas de juego que han salido de su entorno natural para hacer más eficiente el control de una flota está la de "colección", que no es más que el hecho de "coleccionar" logros basados en aspectos puntuales como tener más periodos sin siniestralidad, quien tenga una mayor colección obtendrá una recompensa.


El sistema de puntos positivos y negativos también es muy utilizado, de hecho es bastante tradicional sobre todo entre los niños. Tener puntos positivos por no acumular alertas en el sistema de gestión por exceso de velocidad, por ejemplo, buscando obtener el premio final, resulta infalible.


Otra mecánica usada es la del ranking en el que, de seguro, nadie querrá estar de último, así como "pasar niveles", como en los videojuegos, la que también se ha implementado con éxito para lograr cada vez más progresos entre los conductores.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es