15 de noviembre de 2019, 20:12:18
Política

26-M | FISCALIDAD


Bajar o subir el IRPF, mantener (o no) el cheque escolar, tasas turísticas o exenciones al alquiler, entre las propuestas de los partidos

Por Paula Díaz

PP, Ciudadanos y Vox prometen combatir la idea de la izquierda que, según ellos, pretende "freír a impuestos" a todos los madrileños. PSOE, Podemos y Más Madrid niegan la mayor. Los socialistas están dispuestos a bajárselos incluso a las empresas que generen empleo estable y tanto Serra como Errejón aseguran que la subida solo afectará a la fiscalidad de las rentas más altas.


La fiscalidad está siendo una de las armas arrojadizas de la campaña electoral del 26 de mayo. Mientras la derecha pelea entre sí por saber quién baja más los impuestos y cuáles, todos arremeten contra las izquierdas por querer -en palabras de los candidatos de Vox, PP y Ciudadanos- "freír, ahogar o asfixiar" a los madrileños con ellos. Sin embargo, tanto Podemos como Más Madrid alegan que sus propuestas de subida en los gravámenes afectarán solo a una minoría de la población que es, en términos generales, aquel afortunado sector cuyo patrimonio supera el millón de euros.

En el PSOE, por su parte, rechazan hablar de subir impuestos "a los ricos", pero su líder, Ángel Gabilondo, sí considera que tiene que hacer un mayor esfuerzo quien puede más. Aun así, combate los ataques que acusan a la izquierda de estar en contra de las empresas asegurando que está dispuesto, incluso, a bonificar incluso aquellas compañías que generen empleo estable y de calidad.

Pero, más allá de IRPF, Sucesiones, Patrimonio, IVA o IBI, los programas electorales de las seis principales formaciones que aspiran a gobernar en la Comunidad de Madrid esconden otras medidas que oscilan desde la deducción a la compra de vivienda de los jóvenes que puedan aspirar a ello, hasta la eliminación de las ayudas al cine, pasando por ayudas a quienes luchen contra la despoblación o tasas turísticas y ecológicas que promuevan una región más verde, entre otras.

¿Quién propone qué? Madridiario se lo resume:

(Foto: Chema Barroso)

El PP y las hipotecas de menores de 30 años

"Partiendo de que Madrid es la Comunidad con los impuestos más bajos de España, se pondrá en marcha una importante rebaja fiscal que beneficiará a todos los madrileños y reactivará la economía y el empleo". Las intenciones de Isabel Díaz Ayuso esbozadas en el Manifiesto Electoral del PP se han ido traduciendo en los últimos días en medidas concretas. Por ejemplo, en la promesa de reducir en 0,5 puntos todos los tramos de la tarifa del IRPF hasta sumar 2,5 puntos. Todo ello supondrá un total de ahorro de todos los madrileños que asciende a 300 millones de euros, según sus cálculos.

Además, los populares fomentarán el acceso a la vivienda para las familias que tengan un hijo y cambien de vivienda deduciendo un 10 por ciento del precio de adquisición en el IRPF, "prorrateado en 10 años", apostillan en la nota de prensa correspondiente. Del mismo modo, los menores de 30 años que se hipotequen para adquirir una casa en propiedad se podrán deducir el 25 por ciento de los intereses del préstamo hasta un máximo de 1.000 euros al año.

En lo que alquiler se refiere, el PP premiará a los arrendadores permiténdoles deducirse hasta el 10 por ciento de los gastos derivados del alquiler hata un límite de 150 euros mientras que los jóvenes que vivan en dicho régimen podrán deducirse un 20 por ciento más (hasta 1.200 euros).

El PP prevé la deducción de 700 euros por nacimiento o adopción durante los tres primeros años

Las familias numerosas serán otras de las más beneficiadas, ya que pagarán solo la mitad del IRPF autonómico durante tres años. "Sus titulares se beneficiarán de una deducción del 50 por ciento de la cuota íntegra autonómica del IRPF, con el límite de 6.000 euros si la declaración se realiza de forma individual y de 12.000 euros cuando ésta sea conjunta", aclara el PP de Madrid.

Si tienen más de cinco hijos -es decir, son de categoría especial-, no pagarán nada. Es decir, quedarán exentos de tributación, con el límite de 12.000 euros (declaración individual) y de 24.000 euros (declaración conjunta). "Esta deducción será compatible con la deducción por nacimiento y adopción", apostillan en el texto.

Pese a la opinión de la candidata, que está a favor de que el concebido no nacido cuente como parte de la unidad familiar, en el programa del PP se establece que "cuando nazca o se adopte un hijo se podrá deducir 700 euros durante los tres primeros años". Los niños en régimen de acogimiento serán incluidos en la bonificación del 99 por ciento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones que Ayuso piensa mantener intacta.

Por último, como ayuda a la dependencia Ayuso prevé deducir 500 euros al año a aquellas familias que cuiden a un mayor de 65 años. Asimismo, "se podrá deducir el 25 por ciento de las cotizaciones a la Seguridad Social por cuidadores de hijos de 0 a 3 años, mayores o personas con discapacidad", concluyen.

(Foto: Kike Rincón)

El PSOE y las mujeres empresarias

Los socialistas son el partido del 'medio'. Por un lado, prevén subir impuestos a quienes se pueden permitir ayudar "un poco más", según palabras de su candidato, Ángel Gabilondo. Por otro, el exministro de Educación está dispuesto a bonificar a las empresas que creen empleo estable o, al menos, a abrir ese debate para buscar un acuerdo sobre cómo hacerlo.

No obstante, su programa electoral está más basado en "ideas" que en "medidas" concretas. Todo para que los electores tengan una visión global del proyecto "transformador y de cambio" que quiere el PSOE si consigue, como apuntan las encuestas, recuperar la Comunidad de Madrid tras más de dos décadas en manos del PP.

De hecho, su principal propuesta es la "revisión" de las deducciones y bonificaciones autonómicas del IRPF así como la "valoración" de incorporar un nuevo tramo para rentas superiores a 150.000 euros.

El PSOE bonificará a los propietarios que pongan su vivienda en alquiler por debajo del precio de mercado

Los socialistas rechazan hablar de "subir impuestos a los ricos" -como sí hacen Podemos y Más Madrid- pero sí estudiarán "medidas legislativas adecuadas para grandes fortunas" en lo que al Impuesto de Sucesiones y Donaciones se refiere. Eso sí, esto no afectará a las rentas más bajas: "Se mantendrán los actuales beneficios fiscales para las clases medidas y trabajadoras", reza el programa electoral de Gabilondo, que cuantificó en un "98 por ciento" la población que no se verá afectada por la subida de impuestos. El Impuesto sobre el Patrimonio, por su parte, sufrirá una "cierta amornización" para asemejarse "al resto de comunidades autónomas".

Siendo fiel a su idea de proyecto global, el PSOE habla de implantar "incentivos fiscales para establecer nuevas ayudas en vivienda para jóvenes y familias en función de la renta anual" sin especificar tramo alguno, así como a establecer bonificaciones en el IRPF para "los propietarios de viviendas que las pongan en alquiler por debajo del precio del mercado".

Del mismo modo, promete apoyar "el emprendimiento responsable y sostenible" desde la "capacidad fiscal" del Gobierno regional y aplicar "políticas que incentiven a las mujeres a trabajar por cuenta propia y crear empresas", o ayudar a aquellas empresas que adapten sus puestos de trabajo y fomenten el empleo de las personas con discapacidad, entre otras cuestiones.

Por último, para recuperar la llamada España vaciada, el PSOE promoverá "deslocalizaciones en favor del medio rural". ¿Cómo? "Mediante bonificaciones impositivas que tengan como criterio "a menor núcleo de población, mayor bonificación", estableciendo escalas diferenciadoras entre municipios de menos de 100, 500, 1000 y 2500 habitantes", reza el programa.

(Foto: Chema Barroso)

Ciudadanos, contra el 'sanchismo'

En Ciudadanos, como en el PP, han apostado por desgranar poco a poco su programa electoral y su página web solo contiene -hasta la fecha- un simple decálogo con líneas generales de su proyecto para Madrid.

Aguado: "Por cada euro de impuestos que suba a nivel nacional, lo reduciré proporcionalmente en el tramo autonómico"

Éste no se distingue en absoluto de lo expresado por el presidente del partido, Albert Rivera, que ha prometido bajar los impuestos en la medida en que el Gobierno central que, previsiblemente, quedará en manos de Pedro Sánchez, los suba. Así, Ignacio Aguado promete ser el "salvavidas naranja" contra el PSOE que, en sus palabras, pretende "asfixiar a impuestos" a los madrileños. "Por cada euro de impuestos que suba a nivel nacional, lo reduciré proporcionalmente en el tramo autonómico", asegura el candidato de Cs.

Él, como Ayuso, considera que "el dinero, donde mejor está, es en el bolsillo de las familias", por lo que no sólo se compromete a no subir ningún impuesto, sino también a intentar bajarlos todos. Así, mantendrá las bonificaciones al Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

De momento, el punto uno de su decálogo hace referencia a una "fiscalidad reducida" con la que los naranjas quieren "aliviar las cargas de los contribuyentes, dinamizar el crecimiento económico y favorecer la creación de empleo". En este sentido, Aguado ha adelantado la "creación de una Dirección General de Autonómos para la gestión integral de las políticas públicas relativas a su actividad" o la "bonificación del cien por cien al primer empleado que contrate cada autónomo".

Por otro lado, Cs constatará su "apoyo a las familias" apostando, dice el texto de su web, "por políticas de corresponsabilidad parental y conciliación entre la vida personal y laboral".

Podemos y la eliminación de los privilegios de las grandes fortunas

"El establecimiento de beneficios fiscales favorece mayoritariamente a contribuyentes con una capacidad económica alta". Así lo considera Podemos, que se ha marcado como objetivo "acabar con los privilegios de las grandes fortunas". La formación morada recuerda que la política fiscal de la Comunidad de Madrid "ha sido criticada por otras autonomías como insolidaria y como paraíso fiscal interior" y argumenta que todo ello ha provocado que sea la región "con mayores tasas de desigualdad de toda España".

Podemos prevé crear un tramo autonómico propio de IRPF para rentas superiores a 100.000 euros

Por ello, con la intención de "democratizar la Economía" y "distribuir la carga fiscal de manera más justa", los de Isa Serra proponen recuperar el Impuesto sobre el Patrimonio "eliminando la exención existente para los patrimonios de más de un millón de euros, sin computar en los mismos la vivienda habitual ni el patrimonio afecto a la actividad económica". Del mismo modo, respecto al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, Podemos propone "eliminar las bonificaciones a la cuota a las herencias de más de 1 millón de euros, sin computar en dicha cantidad la vivienda habitual ni los bienes afectos al negocio habitual". "Esta propuesta afectaría tan solo al 0,5 % de las herencias de la Comunidad de Madrid", apostilla la formación en su programa.

Otras de las 647 medidas repartidas en siete libros distribuidos por áreas que conforman el proyecto de los morados hacen referencia al IRPF. En este apartado se incluyen la reducción del tipo autonómico del 9 al 8,75 por ciento en el primer tramo (hasta 12.450 euros) o incrementar el tipo máximo del 21 al 23 por ciento, "creando, además, un tramo autonómico para las personas con bases liquidables superiores a 100.000 euros del 25 por ciento". También suprimirán "la deducción autonómica del IRPF por gastos de enseñanza privada, así como el cheque escolar en las escuelas infantiles privadas".

Respecto a la vivienda, Serra prevé una exención del cien por cien para los arrendadores que destinen sus pisos a alquiler social en cualquier localidad de la comunidad. El alquiler, por otra parte, quedará exento del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y, en el otro lado de la moneda, se creará un impuesto "a las viviendas vacías de los grandes tenedores". Esto es, "las entidades financieras o sus filiales inmobiliarias o las personas físicas que tengan al menos cinco", especifica el texto. También se impulsará la reducción del tipo impositivo del impuesto sobre transmisiones patrimoniales del 6 al 3 por ciento para la adquisición de la vivienda habitual a menores de 35 años. Eso sí, "siempre que sea para uso de vivienda habitual y el valor del inmueble no exceda los 300.000 euros", limitan.

(Foto: Chema Barroso)

En el ámbito empresarial, Podemos aboga por la creación de un impuesto propio que grave los bienes inmuebles de las personas jurídicas -a excepción de la sede habitual o la vivienda de los socios de cooperativas-, así como la eliminación de la bonificación del 95% de la cuota para las Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión (SOCIMI) que son, según el partido, "sociedades de inversión inmobiliaria que explican la subida desbocada de los precios de los alquileres al haber hecho de estos su principal negocio".

Por último, la diputada morada y candidata a la Presidencia de la Comunidad desarollará sus propios gravámenes ecológicos -para gravar la emisión excesiva de CO2 y otros gases de efecto invernadero- y su ya conocida tasa turística. "Proponemos gravar la capacidad económica del consumidor de servicios de alojamiento en establecimientos turísticos", reza el texto de su programa. Y detalla: el impuesto grava la estancia en alojamientos turísticos, "por días o fracciones"; el contribuyente sería "la persona física que haga uso de los establecimientos y equipamientos turísticos" o la "persona jurídica" a la que vaya destinada la factura correspondiente; y la cuota a pagar sería "de entre 2 a 4 euros al día".

(Foto: Chema Barroso)

Vox, contra el cine y los sindicatos

En Vox han tardado en hacerlo público, pero ya tienen su programa electoral que sigue la línea marcada por las 100 medidas que presentó Santiago Abascal para las generales del 28 de abril. Es decir, una fuerte reducción impositiva tanto en el IRPF como en el de Sociedades y hasta en el IVA.

Para empezar, los de Rocío Monasterio proponen eliminar por completo el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, Patrimonio y, también, las Plusvalías municipales. Para seguir, rebajarán al menos un 5 por ciento el tramo autonómico del IRPF para todos los ciudadanos. E impulsarán el empleo con la creación de "centros e apoyo y formación a los emprendedores" que les faciliten los trámites burocráticos.

Vox prevé reducir el IBI en las zonas rurales para combatir la despoblación

En lo que a familia se refiere, Vox quiere una Consejería propia que reparta medidas de "apoyo a la maternidad y a la conciliación de la vida familiar y laboral". ¿Cómo? Apoyando "iniciativas para que las bajas relacionadas con la maternidad supongan coste cero para la empresa" o animando "a los entes locales para que apliquen una reducción mínima del 50 por ciento en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles para familias con hijos y la exención del pago en el caso de familias numerosas". En Educación, prometen implantar el cheque escolar e instaurar "cheques servicio que subvencionen parte de las necesidades familiares como los libros y el transporte público". Ello incluye "establecer bonificaciones proporcionales al número de miembros de las familias en todo tipo de suministros básicos y en el acceso a bienes culturuales", detalla el texto de su programa.

También para luchar contra la despoblación, la formación ultraderechista incentivará el traslado de empleados públicos que residan en la zona rural en la que prestan sus servicios y reducirá las cargas fiscales como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en dichas localidades.

Sin duda, lo más polémico del mismo es su intención de explotar las empresas privadas "a través de concesiones administrativas" en todas aquellas compañías relacionadas con gestión del agua, el Metro o las televisiones autonómicas. Ello supone, como reza el documento, la "reestructuración y privatización de empresas públicas".

También controvertidas son dos de sus propuestas incluidas en el escueto decálogo de Monasterio: "Eliminación de las subvenciones al cine y a los sindicatos, cuya estructura principal debería mantenerse con las cuotas de sus afiliados" y "Ayudas a las mujeres con embarazos imprevistos".

(Foto: Chema Barroso)

Más Madrid y su tasa al juego

Como en Podemos, en Más Madrid también consideran que la Comunidad es "un paraíso fiscal" que beneficia "a los más ricos". Por ello, los de Íñigo Errejón quieren instaurar la literalidad de la Constitución, que establece "un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad".

Por ello, según su programa electoral -de 550 medidas- reducirán progresivamente las actuales bonificaciones del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y el de Patrimonio, mientras que elevarán el impuesto a las Transmisiones Patrimoniales y crearán "tasas finalistas" con el fin de desincentivar conductas perjudiciales con el medioambiente, entre otras cuestiones, como la tasa turística que, como la formación morada, también llevan en su programa.Detalle del programa fiscal de Más Madrid Comunidad.

Así, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones se verá modificado dejando en el 60 por ciento la bonificación para las herencias superiores a un millón de euros; en el 25, para las de 5 a 10 millones de euros; y en el 10, para las que superen los 10 millones de euros. "Solo afectará a las herencias superiores al millón de euros, que son aproximadamente 1.100 contribuyentes al año", especifica Más Madrid Comunidad para combatir los ataques de las derechas a este respecto.

Algo similar ocurre con el de Patrimonio: del cien por cien de bonificación se pasará al al 30 por ciento en patrimonios superiores a los 6 millones y al 20, para los que superen los 10. El número de afectados, en este caso, es de 3.100 personas. "Tanto en Sucesiones y Donaciones como en Patrimonio, las bases imponibles inmobiliarias son sobre valores catastrales", detalla el programa.

El Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales también subirá si es Errejón quien logra ocupar la Puerta del Sol. "A las sociedades inmobiliarias les elevaremos al 6 por ciento el tipo autonómico actual (del 2 por ciento) para transmisiones con cuantías superiores a los 250.000 euros", especifica. "De este modo [...] se acaba con la actual situación de privilegio que permitía a las inmobiliarias pagar la mitad que a los particulares", apostilla.

Por último, Más Madrid creará sus propios gravámenes al turismo y medioambientales, así como un impuesto destinado a la lucha contra la ludopatía. Son sus tres tasas finalistas específicas: la tasa turística, la tasa verde al uso del plástico y la tasa al juego, respectivamente. También relativo a lo social, el equipo de Errejón promete rebajar las tasas universitarias, igualar el tratamiento de las familias monoparentales con el de las familias numerosas, o gravar las bebidas azucaradas con el fin de reinvertir lo obtenido en programas de Salud Pública.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es