26 de mayo de 2019, 10:07:10
Cultura y ocio


Tres sombreros de copa en el María Guerrero

Por Antonio Castro

El Centro Dramático Nacional estrena un nuevo montaje de Tres sombreros de copa, la gran comedia del teatro absurdo escrita por Miguel Mihura en 1932 pero que no se estrenó hasta 1952.


Fue Gustavo Pérez Puig el responsable de convencer a Mihura de estrenar finalmente la que había sido su primera comedia. Fue todo un descubrimiento con reparto salido del teatro universitario en el que estaban, entre otros, Juanjo Menéndez, Fernando Guillén, Agustín González, Blanca Sendino y Jose María Prada. El público asistió desconcertado a un teatro alejado de las modas burguesas de la mitad del siglo pasado. El montaje universitario se estrenó en noviembre de 1952 y tres semanas después el actor Luis Prendes lo incorporó al teatro comercial en el desaparecido Infanta Beatriz.

Mihura siguió estrenando obras con mucha mayor aceptación, sobre todo A media luz los tres, Melocotón en almíbar, Ninette y un señor de Murcia o Maribel y la extraña familia.

Tres sombreros de copa se ha representado en otras dos ocasiones en el teatro María Guerrero: en 1969 y en 1983, ambas dirigidas por José Luis Alonso. Esta vez la dirección corre a cargo de Natalia Menéndez, que hace así un homenaje a su padre, el primer Dionisio de la historia.

Dionisio llega a un modesto hotel el día anterior a su boda. Lo recibe el propietario, don Rosario, un anciano servicial hasta límites ridículos. El protagonista se duerme y empieza un largo sueño en el van apareciendo sus dudas, sus temores, ante el matrimonio. En el dormitorio irrumpe Paula huyendo de su novio. Son gentes del espectáculo. Paula representa todo lo que Dionisio no ha tenido. En el colmo del absurdo comienza a llegar una tropa de personajes inverosímiles: coristas, una mujer barbuda, un militar con múltiples condecoraciones y el Odioso señor, el señor más rico de la provincia. En ese ambiente Dionisio trata de pasar por otro artista que se dedica a hacer malabares con sombreros de copa.

Paula y Dionisio están encarnados por Laia Manzanares -que debuta en Madrid- y Pablo Gómez-Pando. Don Rosario es Roger Álvarez y el Odioso Señor es Mariano Llorente. El reparto tiene dieciocho intérpretes para intentar reproducir con los medios que permite un teatro nacional, el fantástico mundo que ideó Mihura mientras estaba convaleciente de una fractura en una pierna.

Tres sombreros de copa se representa en el teatro María Guerrero desde el 17 de mayo hasta el 7 de julio.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es