14 de octubre de 2019, 15:15:23
Distritos


El último San Isidro del parque: el Ayuntamiento lo reformará para "interconectarlo" con Madrid Río

Por Javier López Macías

El Ayuntamiento de Madrid saca a licitación la reforma del parque de San Isidro, cuyas obras comenzarán a finales de año y durarán 18 meses. La idea del Consistorio es rehabilitar los accesos, salvar los desniveles para crear zonas estanciales atractivas y potenciar los diversos usos de la zona mediante la instalación de circuitos para correr, un área canina, huertos urbanos o nuevos juegos infantiles.


Este miércoles es el día más importante del año para el parque de San Isidro. Coincidiendo con la celebración del patrón de Madrid, miles de ciudadanos se concentran allí tal y como manda la tradición. Sin embargo, puede ser la última vez que lo hagan en estas condiciones. Según ha podido saber Madridiario, a finales de año darán comienzo las obras de rehabilitación del mismo, que sufrirá un cambio de imagen total.

El Ayuntamiento de Madrid ha sacado ya a licitación las obras de rehabilitación del parque por un valor de 3,3 millones de euros. Los trabajos, que se prevé que finalicen a lo largo de 2021 y que se realicen por fases para no afectar a la celebración del patrón del año que viene, consistirán en la subsanación de deficiencias del parque y una mejora "sustancial" de su calidad.

"Pretendemos recuperar el carácter de Parque Histórico, hacerlo más cercano", explica en declaraciones a Madridiario la concejala de Carabanchel, Esther Gómez. En este sentido, el plan de obras prevé rehabilitar las tres cornisas que delimitan el parque -recinto ferial, la zona de Tejares y el paseo Quince de Mayo- y que corresponden a fuertes inclinaciones cuya inaccesibilidad se salvará con la instalación de graderíos y rampas. Además, se aprovecharán esos nuevos pasos para crear en los sitios altos zonas estanciales atractivas, como una exposición fotográfica permanente que cuente la historia del parque o un mirador de la ciudad.

Otro de los puntos a salvar por el Consistorio son las entradas actuales, que cuentan con un gran nivel de degradación, como reconoce la propia Administración. "En muchas zonas, la relación entre el parque y la zona urbana se produce a través de solares vacíos, sin ningún tipo de tratamiento", expone el documento al que ha tenido acceso este diario. Por eso, se prevé "hacer atractivas" estos lugares para que el parque "asome a la calle" a través de 'puertas' de cipreses, alfombras con un pavimento de granito de grandes dimensiones o mobiliario histórico.

En este sentido, las obras también "dignificarán" los caminos entre zonas ajardinadas y "recuperarán" perspectivas originales creadas por la vegetación "que a lo largo de los años se han ido desvirtuando".

Con todas estas medidas, el objetivo final de la Corporación local es aumentar el número de usuarios. Para ello, también pretende aprovechar el rebufo del crecimiento potencial de Madrid Río, parque con el que se pretende “interconectar” la pradera. Además, para los visitantes también se impulsarán nuevos usos creando circuitos para correr, instalando nuevos juegos infantiles, un área canina y huertos urbanos florales en altura.

Parque de San Isidro, en datos

- Situado en Carabanchel, tiene algo más de 40 años y se considera una zona verde joven

- Su superficie supera los 355.000 metros cuadrados y su forma es irregular

- Cuenta con 3.778 árboles: el 30 por ciento es pino piñonero y el 17, plátano de sombra

- También tiene 4.878 metros cuadrados de macizos arbustivos y 216 arbustos

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es