8 de diciembre de 2019, 4:22:29
Distritos

CARABANCHEL


Desalojado un edificio cuya cornisa ha caído sobre tres viandantes

Por MDO/E.P.

Una cornisa perteneciente a la calle Toboso de unos 10 metros ha caído en la calle General Ricardos, dejando a tres viandantes heridos leves por la caída de cascotes. Al caer algunos de los restos sobre una marquesina, no ha habido heridos de mayor gravedad. Sin embargo, el edificio, que tiene entrada por la calle General Ricardos, ha sido desalojado al detectarse que una viga principal de la primera planta se ha visto afectada.


Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han procedido a desalojar a 14 personas del edificio de cuatro plantas, ubicado en el número 112 de la calle General Ricardos, en el distrito de Carabanchel del que esta mañana se ha desprendido una cornisa dejando a tres viandantes con heridas leves en la cabeza, ha informado una portavoz de Emergencias Madrid, tras declarar a Madridiario que Samur Social ofrecerá alojamientos a los propietarios desalojados que no tengan una alternativa hasta que puedan volver a sus viviendas.

Los bomberos han revisado el estado de la estructura del edificio afectado, en el número 11 de la calle Toboso, y parece ser que está afectada una viga principal de la primer planta, por lo que han decidido desalojar de manera provisional a todos los vecinos hasta que los técnicos de control de edificación determinen las actuaciones a seguir.

Los cascotes han caído a la altura del 112 de General Ricardoy tres viandantes han resultado heridos leves en la cabeza. El incidente ha ocurrido poco antes de las 12.30 horas, cuando, por motivos que aún se desconocen, ha caído una cornisa sobre la acera aunque los principales cascotes se han quedado sobre la marquesina de la primera planta, que viene a proteger los locales comerciales, por lo que se ha podido amortiguar la caída de la misma.

Tanto el SUMMA como el Samur Protección Civil han atendido a tres personas que caminaban por la calle y que han sufrido contusiones craneales menores. Dos de ellas han sido trasladadas al Hospital Clínico San Carlos y al Gómez Ulla. Por otro lado, el Samur ha atendido a ocho personas por crisis de ansiedad, la mayoría de los comercios afectados.

Los Bomberos del Ayuntamiento han ayudado a las personas de estos locales a salir entre los cascotes mientras que ahora se encuentran reconociendo el edificio, eliminando elementos inestables y saneando la fachada. Por su parte, la Policía Municipal de Madrid ha acordonado la zona y está regulando el tráfico porque han acudido diversos vehículos de emergencias y se ha complicado la circulación de la zona.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es