17 de octubre de 2019, 15:09:01
Cultura y ocio

VIII FESTIVAL DE TENDENCIAS URBANAS


Así vibró Ifema al ritmo del rock, el tattoo y el arte de Mulafest

Por MDO

Hablar simplemente de éxito es quedarse corto. La octava edición de Mulafest hizo vibrar los pabellones de la Feria de Madrid, donde se dieron cita miles de personas llegadas de todas partes. Si la actuación de los vallecanos Magos de Oz garantizó la resonancia en la sesión inaugural, el espectacular cierre por The Professionals, la banda del ex batería de los míticos Sex Pistols, casi derribó los muros del pabellón 1 de IFEMA. En resumen, un éxito monumental para un festival de nuevas tendencias urbanas que ya está plenamente consagrado.


La octava edición de Mulafest, el Festival de Tendencias Urbanas organizado por MULA e IFEMA entre el 26 y el 28 de abril, no podía defraudar. Sus organizadores habían echado toda la carne en el asador, conscientes de lo que se jugaban, y el público respondió como correspondía: con una afluencia y participación tan masiva que ha consagrado definitivamente este festival para el futuro. Si las noches del viernes y del sábado -26 y 27 de abril- atrajeron la mayor cantidad de público durante los conciertos de Mägo de Oz, Tarque, Sôber y La Fuga, el final de fiesta fue apoteósico con The Professionals, para finalizar con todos los músicos sobre el escenario.

Los organizadores de Mulafest no dejaron nada al azar: su imaginación libre y extendida combinó lo mejor del rock con el garaje, el tattoo y el arte en general; es decir, una impresionante selección de las tendencias urbanas que tenían que atraer, sin duda, a sus diversos seguidores, en una integración difícil de imaginar sin haberlo experimentado antes. De ahí la perfección de este nuevo Mulafest.

No se trataba sólo de la música en su espectacular vertiente de ‘Garaje Sound’, con grupos como los ya citados Mägo de Oz, Tarque, Sôber, The Professionals o La Fuga, sino su directa interrelación en la feria con la iniciativa de dibujo en realidad virtual en el interior del ‘Creative Communion Cube’, que fue una de las estrellas del festival, uniendo música, trazos y 3D en una instalación sin precedentes.

Mulafest ha constituido en esta edición una especie de comunión plenamente compartida entre el rock y la creación artística en general, incluyendo el grafiti, el tatuaje, el tuneado de vehículos, la danza, el circo o los deportes, que han configurado, en su conjunto, lo más destacado de las tendencias urbanas. Incluso se celebró un II Certamen Internacional de Fotografía Urbana Blipoint, cuyo ganador fue el italiano Edoardo Premoli, que recibió un premio de 700 euros con su obra basada en la temática de las ‘Fronteras’.

Así, podemos afirmar rotundamente que esta octava edición de Mulafest, más allá del éxito obtenido en crítica y público, ha consolidado un espacio destinado tanto a la creación y a la participación como a la búsqueda del talento mediante sus convocatorias abiertas, que han servido como trampolín para sus premiados.

Conciertos a la luz de los focos

Los conciertos del viernes y sábado 26 y 27 de abril por la noche atrajeron la mayor cantidad de público durante las actuaciones de Mägo de Oz y Sôber, respectivamente, quienes partían como cabezas de cartel. El sábado por la noche se vivió un momento irrepetible durante la actuación de Sôber, cuando subieron al escenario Tarque, La Fuga y Kutxi Romero -vocalista de Marea- y algunas de las motos participantes en la exposición, cerrando de manera brillante los conciertos de esa jornada.



El domingo 28, la apoteosis llegó con The Professionals, que cerró unas magníficas actuaciones de Sonotones y The Lizards. La programación musical corrió a cargo de Garage Sound, la cita del motor y el rock más destacada de los últimos años en España.

Y durante los tres días hemos visto a bandas emergentes y llenas de presente y futuro como Niftys, King Sapo o Suevicha.

Del arte urbano al garaje

Pero Mulafest ha sido mucho más que música. Por ejemplo, esta octava edición ha acogido el Certamen Nacional de Ilustración de la DGT, que expuso los 100 trabajos finalistas sobre chalecos amarillos de seguridad vial. El ganador del primer premio, consistente en 1.000 euros, fue para DaniDL, con una obra que plasmaba el claim de este año, ‘Mírame’, que pretendía visibilizar y respetar a personas en situación de vulnerabilidad: peatones, ciclistas y motoristas.



En el apartado de arte, Mulafest ha contado con la iniciativa de dibujo en realidad virtual ‘Creative Communion Cube’, que se convirtió en uno de los puntos más llamativos del festival, uniendo música, trazos y 3D en una instalación sin precedentes.

No era nada estático, desde luego, sino que se trató de una actuación muy original en la que los artistas Belin y José Delgado Periñán crearon sus obras en directo dentro de una enorme estructura cuyo exterior estaba envuelto en 170 kilómetros de hilos. Una estructura que, como se puede uno imaginar, ya le confería por sí misma condición de obra de arte.

Pero aún más allá de esa originalidad monumental, la gran novedad consistió en que los asistentes al festival pudieron ver las obras de esos artistas en tiempo real en la parte externa de ese gran cubo, acompañando sus trazos de música en una experiencia sensorial nunca vivida hasta entonces.


Por su parte, el área de motor apostó por recuperar los orígenes de la customización y la personalización. En ese sentido, Mulafest desarrolló una nueva edición del Special Bike Cult, el mayor concurso de personalización realizado en España, cuyo ganador del Best of Show fue Joaquín Montero Espinosa, de Zombi Garage, con un premio de 5.000 euros en metálico.

Paralelamente, Pablo Pérez González, de Dragon Motorcycles, fue el ganador de la sección StreetStyle; Ricardo Córdoba López, de Voodoo Garage, venció en la sección Custom, y Jaime Martorell Colom se hizo con el premio de FreeStyle. Los ganadores únicos de cada categoría recibieron un premio de 1.000 euros.

El Tattoo Convention y las artes escénicas

En realidad, Mulafest lo ha sido casi todo en esta octava edición. Hay que destacar que el festival acogió una nueva edición de la Madrid Tattoo Convention, con más de 60 tatuadores llegados de diferentes regiones de España y del extranjero, incluyendo una representativa muestra de profesionales ink procedentes de México. En este apartado, Abian Lamotta, del estudio La Mano Zurda de Madrid, recibió el premio del mejor trabajo de toda la convención.

Otra de las grandes novedades de Mulafest fue el voguing, una de house dance originaria de la década de los 80 y popular gracias a la canción y el vídeo de Madonna Vogue, basada en las poses de las revistas de moda, que contó con una masterclass y varias demostraciones de baile. Eso sin contar con las brillantes exhibiciones y talleres de malabares, mástil, straps y aéreos a cargo de La Escuela de Circo Diverso. Unas actuaciones en las que pudo participar el público asistente al festival.



El Bboying (breakdance) contó de nuevo con numeroso público y participantes en una de las competiciones más esperadas del festival. El sábado se celebró la MBReak Battle, cuyo ganador fue el grupo Fusion Rockers, mientras que el premio para el mejor Bboy fue para Bboy Zomas.

Finalmente, el domingo se celebró como colofón el Campeonato de Allstyles, en el que bailarines de diferentes estilos compitieron en auténticas batallas urbanas de baile, resultando ganador el grupo Street Life y como mejor bailarín Bboy Jazzbeat.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es