16 de noviembre de 2019, 1:11:38
Medio Ambiente


Solo un 10,5% de infractores cambia la sanción económica por trabajos de limpieza

Por Javier López Macías

El Ayuntamiento de Madrid acaba de renovar el programa por el cual los multados por miccionar en la calle, pintar un grafiti o no recoger los excrementos de su mascota condonan la sanción económica en forma de trabajos de limpieza. Sin embargo, el conocimiento ciudadano de esta posibilidad es aún pequeño. En 2017, primer año completo en el que se realizó el experimento, tan solo 219 multas de 4.667 expedientes (un 4,68 por ciento) se conmutaron. Al año siguiente, se dobló esa cifra aunque apenas superó el 10,5. Sin embargo, desde el Área de Medio Ambiente confían en el crecimiento de esta opción, puesto que solo en el recién finalizado mes de abril se han solicitado 227.


Orinar en la calle, realizar una pintada, no recoger un excremento canino o abandonar a su suerte un electrodoméstico son acciones que pueden acarrear multas de hasta 1.500 euros. Sin embargo, no siempre una sanción económica evita la reincidencia de los infractores.

Basado en esta premisa, el Ayuntamiento de Madrid implantó en junio de 2016 un programa de condonación de las mismas a cambio de realizar medidas alternativas para "fomentar conductas proactivas en materia de limpieza". En ejemplos, trabajos como barrer durante un determindo periodo de tiempo las calles de la capital o vaciar las papeleras.

Así, el Consistorio decidió oficializarlo en 2017 y, la semana pasada, aprobó una prórroga hasta 2021 con un gasto plurianual de 668.000 euros. Sin embargo, el conocimiento ciudadano de la medida todavía es bajo. Según los datos ofrecidos por el Área de Medio Ambiente y Movilidad a Madridiario, durante el primer año completo del programa, tan solo el 4,68 por ciento de los infractores decidieron conmutar la multa. De los 4.677 expedientes, apenas 219 realizaron la Prestación Ambiental Sustitutoria.

Estas cifras mejoraron en 2018, aunque todavía estaban lejos de ser buenas. De los 6.177 expedientes abiertos, 650 se cambiaron por trabajos de limpieza (un 10,52 por ciento). Eso sí, cabe destacar que esto supone doblar el porcentaje del año anterior.

Con todo, el Ayuntamiento espera que a lo largo de este curso esos datos mejoren. Es más, desde el departamento dirigido por Inés Sabanés señalan que en abril ya se han registrado 227 peticiones de conmutación, "lo que demuestra que se trata de una opción cada vez más conocida".

Multas leves y graves de hasta 1.500 euros

Tal y como recuerdan las mismas fuentes, entre las infracciones que pueden cambiarse las hay leves y graves. Estos son actos como ensuciar al lavar o cambiar el aceite a los vehículos en la vía pública, abandonar muebles, enseres y electrodomésticos o no recoger excrementos caninos, multas que pueden alcanzar los 1.500 euros.

Para solicitar la condonación, se ha de pedir en el periodo de 15 días de alegaciones que se le concede al infractor una vez incoado el expediente y éste ha de mostrar su voluntariedad y el reconocimiento expreso de los hechos por los que se le ha multado.

El tiempo de realización de actividades como barrer las calles o vaciar papeleras varía conforme a la cuantía. En caso de tener que pagar 100 euros, se ha de trabajar una jornada de cuatro horas. Superados los 200, se puede elegir si hacer una o varias jornadas de cuatro u ocho horas. Así, hasta alcanzar el montante de la sanción.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es