22 de septiembre de 2019, 1:50:02
Política


El Consejo de Gobierno aprueba los decretos de juego, taxi y pisos turísticos

Por Paula Díaz

El presidente de la Comunidad de Madrid dejará su cargo el 11 de abril, pero este martes ha aprovechado para despedirse de Sol zanjando cuentas pendientes. En su último Consejo de Gobierno se han aprobado los decretos que regularán las salas de juego y casas de apuestas, la flexibilización del sector del taxi para hacerlo más competitivo y los pisos turísticos, entre otras cuestiones.


Como los toreros. Así se ha marchado Ángel Garrido de la Puerta del Sol. Arropado por todo su equipo, el presidente de la Comunidad de Madrid termina su misión al frente de la misma saliendo a hombros y por la puerta grande. En el último Consejo de Gobierno que ha presidido antes de su dimisión, el 11 de abril, se han aprobado una infinidad de decretos entre los que se encuentran algunas de sus cuentas pendientes: La regulación de las salas de juego y casas de apuestas, la de los pisos turísticos y el Reglamento del Taxi, entre ellas.

Garrido se despidió agradecido y emocionado y dejó "los mandos de la nave" a Rollán

El presidente se mostró "agradecido" y "emocionado" en su despedida, en la que cedió "los mandos de la nave" a su número dos, Pedro Rollán. Él, agradecido, le devolvió los piropos al señalar que "solo quien tiene el pulso firme es capaz de, en momentos extraordinariamente difíciles y complicados, abordarlos y superarlos con total normalidad". Una gran ovación acompañó las palabras del todavía vicepresidente, que agradeció la labor de su jefe, de quien, dijo, ha aprendido mucho.

Garrido, por su parte, recibió tímidamente el cariño y, pese a reconocer que en este año al frente del Ejecutivo ha habido "momentos malos", también restó importancia al asunto. "Es difícil conciliar vida laboral y familiar, pero como le ocurre a cualquier otro madrileño, sea taxista, fontanero, ingeniero o médico", valoró. Y, frente a los momentos de tensión, el (próximamente) eurodiputado se quedó con el "honor" de haber "representado a todos los madrileños".

Garrido y Rollán, en la última rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno del presidente. Kike Rincón

Ratio máxima de alojados en los pisos turísticos

Como broche final, él mismo fue el encargado de anunciar, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, varias medidas educativas que se desarrollarán en los próximos cursos, así como la regulación de las viviendas de uso turístico que, dijo, se lleva a cabo para poner fin al vacío legal existente a este respecto. "Se trata de ordenar la actividad de acuerdo con las competencias autonómicas que tenemos", adelantó. Tras destacar que la Comisión Europea no puso "ninguna objeción" a su texto, Garrido detalló las "novedades" que incluirá la nueva ley.

Por un lado, los propietarios darán de alta este tipo de viviendas desde el primer día que se pongan las mismas a disposición de los turistas. Además, deberán obtener un certificado de idoneidad (avalado por una inspección técnica especializada) y se impondrá una ratio máxima de número de personas alojadas en función de los metros cuadrados de que disponga el inmueble. Asimismo, los arrendadores deberán obtener un seguro de responsabilidad civil, disponer de hojas de reclamación y comunicar a la Policía o Guardia Civil la identidad de las personas que se encuentren alojadas con el fin de garantizar la seguridad ciudadana.

Campaña pro taxi

Habrá nuevos planes de amortización de liencias para los taxistas

Otra de las medidas pendientes saldadas este martes es la del polémico Reglamento del Taxi. Garrido decidió marcharse rebajando la tensión con el sector, poniendo en valor "un servicio público tan excelente, de tanta calidad y tan querido por los madrileños". De hecho, el presidente anunció que próximamente la Comunidad pondrá en marcaha una campaña publicitaria "que explique las ventajas" de usar taxi.

No obstante, se mantuvo firme en su intención de "no legislar contra nadie" por lo que el nuevo Reglamento, simplemente, está destinado a "flexibilizar" el sector "para que sea más competitivo", pero no impondrá restricciones a los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC). Por ello, todo apunta a que los taxistas volverán a la guerra contra los políticos aunque, después de una huelga de 16 días en la que no consiguieron sus reivindicaciones, es probable que ahora busquen amparo en los tribunales.

Aun así, Garrido se mostró convencido de "la mayoría de los taxistas saben que es bueno para ellos" el nuevo texto y ha remarcado que ha habido "un período largo de alegaciones" en el que se han pactado algunas de las medidas. Entre ellas, según explicó Rollán, se buscará una "mejor competitividad del sector", así como la "lucha contra el intrusismo y la competencia desleal" con una mayor "racionalización de los horarios, flexibilidad de los servicios y mejora de la oferta", resumió el vicepresidente y portavoz.

La Comunidad prevé destinar 1,2 millones de euros al año a la lucha contra la ludopatía

A partir de ahora, además de fijar tarifas máximas con un precio cerrado, los servicios precontratados de taxi se podrán realizar por plaza y pago individual, siendo posible coger un taxi compartido. Los conductores podrán recoger viajeros en municipios distintos donde estén domiciliadas las licencias, siempre que el destino sea éste; y se establecerán planes de amortización de las licencias "que permitan garantizar tanto la prestación del servicio a los usuarios como la rentabilidad de la actividad para los profesionales del taxi", especificó Rollán.

9.000 euros de multa por cada menor que acceda a las salas de juego

Por último, el Consejo de Gobierno a aprobado "remitir a la Comisión Jurídica Asesora" el decreto por el que se establece una distancia mínima de 100 metros entre locales de apuestas y centros de enseñanza no universitaria, además de reforzar los controles y las sanciones a quienes permitan entrar a menores de edad o a los inscritos en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego (RGIAJ) por padecer ludopatía.

La nueva normativa refuerza por tanto los controles de acceso, con multas para quienes se los salten que podrán alcanzar los 9.000 euros por cada niño y acarrear, incluso, la suspensión de la actividad durante cinco años. Y, por otro lado, obligará a cambiar la rotulación exterior a quienes enseñen modos de juego no autorizados en sus salas, se prohibirán las máquinas infantiles que semejan a las de adultos, y se destinará un 0,7% de la recaudación a la lucha contra la ludopatía. Esta cuantía, especificó Rollán, se traducirá en 1,2 millones de euros cada año.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es