9 de diciembre de 2019, 18:55:29
Distritos


Reforma al estilo Gran Vía: el eje Retiro-Tierno Galván perderá cuatro carriles

Por Javier López Macías

El Ayuntamiento creará un "eje cívico” que conectará los parques del Retiro y Tierno Galván a través de vías como Cavanilles o Doctor Esquerdo, que se quedarán con un carril por sentido y contarán con una vía ciclista. Además, el Consistorio también abrirá una consulta para que la ciudadanía elija qué hacer con el paso elevado de Pedro Bosch: demolerlo o reconvertirlo. Los plazos, eso sí, no se han anunciado, aunque sí se espera que sean similares a los de Plaza de España, que realizó una consulta similar en 2016 y que comenzó sus actuaciones el pasado mes de febrero.


El puente de Pedro Bosch, que conecta los distritos de Arganzuela y Retiro, fue ideado y construido en la década de los 70. Entonces, la densidad de población de la zona era mucho menor que en la actualidad y su uso era mayoritariamente industrial. Por eso, se dio total prioridad al vehículo privado, una situación que no se ha revertido hasta ahora.

El Ayuntamiento, con la idea de paliar esta situación, ha lanzado junto al Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid un concurso de proyectos -similar al realizado para la reforma de la Plaza de España- con la premisa de que sea la joya de la corona de un nuevo un eje peatonal y ciclista que logre unir el parque del Retiro y el de Enrique Tierno Galván.

Lo que podrá elegir la ciudadanía será si desmontar una parte del paso elevado o si reconvertirlo sin afectar en su infraestructura. Ambas decisiones, eso sí, estarán acompañadas de la reducción de carriles para coches, pasando de seis en total a uno por sentido.

Esta decisión se verá replicada en otras vías como la de Cavanilles o Doctor Esquerdo, donde el Consistorio prevé establecer este eje cívico que conecte Pacífico, Adelfas y Atocha. En este sentido, los arquitectos que concurran al concurso público también deberán mejorar las conexiones actuales de la zona, establecer un reparto modal más equilibrado o fomentar el transporte público.

“El proyecto viene dando vueltas desde hace tiempo: planteamos sustituir a los vehículos por personas”, ha explicado el delegado del Área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS), José Manuel Calvo, que ha estado escudado por Nacho Murgui, concejal de Retiro, y Rommy Arce, de Arganzuela.

En cuanto plazos, ninguno de ellos se ha querido mojar, puesto que aunque el proceso comienza ahora, su tardanza será similar al de Plaza de España. Esto supone que hasta dentro de varios años, quizás tres o cuatro, ninguna actuación será visible. Todo, en caso de que el Gobierno que salga de las urnas del próximo mes de mayo esté de acuerdo en continuar con el proyecto y lo dote de presupuesto.

Sobre la importancia de la actuación, Murgui ha incidido en la “necesidad” de revitalizar la zona y adaptar su uso a las miles de familias que viven allí ahora y Arce ha añadido que, además, faltan por construirse unas 2.000 viviendas que harán más imperiosa la urgencia de una obra que se anticipa larga.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es