21 de octubre de 2019, 23:05:51
Cultura y ocio


Madrid municipaliza la fábrica de Clesa y la convertirá en el “Matadero del norte”

Por Javier López Macías

Siete meses después del anuncio del acuerdo entre Ayuntamiento de Madrid y Metrovacesa para convertir la fábrica de Clesa en equipamiento público, la Junta de Gobierno ha aprobado el primer trámite de un proceso que durará, al menos, nueve meses. Entonces, la Administración municipal transformará el terreno de casi 40.000 metros cuadrados y la construcción protegida por Patrimonio en “el Matadero del norte”, un “contenedor cultural” para los distritos de la zona. En el resto de la parcela, de un tamaño similar, la promotora privada podrá construir oficinas, apartamentos turísticos y una residencia para los estudiantes que realicen el MIR en el Hospital Ramón y Cajal. Además, se ampliará el apeadero de la estación de Cercanías.


“Será el Matadero del norte”. Con este eslogan, el delegado del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha vendido el primer paso para materializar el acuerdo al que llegaron el Consistorio y Metrovacesa en octubre del pasado año por el cual la fábrica de Clesa pasará a ser municipal.

En la Junta de Gobierno de este jueves, el Ayuntamiento ha aprobado la modificación de la ordenación urbanística por la que el edificio protegido por Patrimonio, que ocupa casi 38.000 metros cuadrados, pasa a ser público con el fin de que el Consistorio lo habilite como “un gran contenedor de cultura”.

Ese cambio, cuya tramitación durará al menos nueve meses, también supondrá que la parcela alcance el nivel 3 de catalogación y la transformación de los 40.000 metros restantes en uso terciario, pues Metrovacesa prevé construir ahí apartamentos turísticos, oficinas y una residencia para los futuros estudiantes que realicen el MIR en el Hospital Ramón y Cajal. Además, también se ampliará el apeadero de la estación de Cercanías.

“Anulamos la anterior modificación tramitada por el Gobierno de Ana Botella donde, para intentar salvar la fábrica sin hacerla pública, se recalificaba el suelo industrial en residencial, un error”, ha argumentado Calvo.

En esta línea, el edil ha presumido de su gestión durante estos cuatro años al recordar la reforma del Santiago Bernabéu presentada esta semana y la Operación Mahou-Calderón, “dos operaciones que intentaron aquellos que se autodenominan buenos gestores”: “Madrid ahora sí funciona y los grandes proyectos urbanísticos sí se desbloquean; podemos decir que ahora Madrid fluye”.

Tal y como la define el Ayuntamiento, la fábrica de Clesa es un edificio singular de arquitectura contemporánea que lleva cerrada desde el año 2012. Diseñado por el arquitecto Alejandro de la Sota y el ingeniero Manuel Ramos entre los años 1958 y 1961, se considera una de las construcciones más icónicas del siglo XX.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es